Publicidad

Análisis de Where Cards Fall: un magnífico puzle que intenta girar hacia lo narrativo pese a no necesitarlo lo más mínimo
Análisis

Análisis de Where Cards Fall: un magnífico puzle que intenta girar hacia lo narrativo pese a no necesitarlo lo más mínimo

Publicidad

Publicidad

Habiendo asomado la patita antes del anuncio sobre la exclusiva para Apple Arcade, su llegada a dispositivos iOS sirvió para que volviese a entusiasmarme con la idea. Puzles sesudos y un aspecto soberbio se unían a la idea de explorar nuevas narrativas. Más que suficiente para querer darle una merecida oportunidad a Where Cards Fall

Lamentablemente salgo de él con un tono mucho más apagado del que entré. No por su historia, pese a que su objetivo sea mostrar una realidad bastante dura, sino más bien por cómo falla ahí todo lo que consigue despuntar en el resto de apartados. 

Una historia que interesa mucho menos que sus puzles

No sólo hay kilómetros de distancia entre lo mostrado hace ya tres años y lo que encontramos ahora, un aparente mundo enorme cargado de posibilidades frente a una serie de niveles lineales, también parece cojear un poco en sus intenciones a la hora de desarrollar su trama. 

Where1

Por no alargarme demasiado con ello -me parece más interesante lo bien que ejecuta sus mecánicas a base de puzles- diremos que revives las memorias de un chico -o chica, el decidir eso en tu cabeza parece parte de la gracia- mientras le pasan cosas a lo largo de su vida. 

A través de distintas escenas sin diálogo inteligible, el personaje queda con amigos, sale de fiesta, sufre acoso escolar, consigue un trabajo, etc. Llegué al final de ella sin haber entendido demasiado la gracia del asunto más allá del drama del pobre chaval, que no da pie con bola, pero reconozco haber pasado por su historia de forma bastante impasible

Que las animaciones y el ritmo durante los vídeos sean excesivamente lentos y me frenasen de lo que realmente me interesaba, el juego en sí mismo, probablemente tuvo bastante que ver. Y es que en los puzles que hay entre una parte de la vida y otra, ahí sí, el tiempo pasaba volando. 

Where2

El  aplaudible triunfo de Where Cards Fall

Controlando la posición del chico pulsando sobre la pantalla, dirigiremos si debe subir por una escalera hasta esa plataforma o saltar a esa otra. Un control bastante fino y magníficamente representado con unas líneas preciosas que muestran qué camino va a seguir hasta ahí. 

Lo que al inicio son paseos sin demasiadas complicaciones, pronto nos invitan a moldear el mundo del juego para que nuestro protagonista pueda acceder a la puerta de salida de ese nivel. Ahí entran las cartas, que podemos mover a placer por el escenario siempre que, como el chico, tengan un camino por recorrer. No podemos hacerlas saltar o que se dejen caer de una altura a otra, pero sí arrastrarlas por huecos o aprovechar rampas.

¿Para qué queremos esas cartas? Porque al pellizcar sobre ellas y estirar los dedos conseguiremos que lo que antes era una pila de cartas se convierta en una estructura. Un edificio, una casa con tejado a dos aguas, un rascacielos… Todos con la posibilidad de ocupar un espacio amplio o reducido dependiendo de lo mucho que estiremos los dedos al pellizcar las cartas. 

Where3

Así, colocando unas al lado de las otra, o valiéndonos de sus formas para trasladar otra pila de cartas hasta el punto necesario, deberemos ir montando y desmontando castillos de naipes con la intención de crear el camino ideal. 

A través de los distintos edificios y agentes externos como las nubes, que se ven influenciadas por el peso, o el viento, que puede echar abajo uno de los pisos de la estructura, Where Cards Fall se las apaña para ofrecer una colección de puzles tan larga como entretenida. 

La opinión de VidaExtra

Si tienes problemas, un sistema de pistas te ayudará a que no te quedes atascado, pero sin ser muy complicado ni excesivamente fácil, dar con la clave de cómo resolver la situación acaba siempre en una gran satisfacción. Where Cards Fall es divertido, inteligente y una propuesta perfectamente ejecutada cuando estás tú a los mandos.

Cuando el volante lo lleva la historia, en cambio, la cosa pierde fuelle a base de una trama excesivamente lenta y bastante previsible. Lo que a mí no me ha convencido en absoluto puede que acabe llamando tu atención, claro, pero parece uno de esos juegos que intentan emocionarte a cualquier precio sin demasiado éxito. Depende de con qué filosofía te acerques a él te molestará más o menos que a mí. 

Where Cards Fall

Where Cards Fall

Plataformas iOS
Multijugador No
Desarrollador The Game Band / Snowman
Compañía The Game Band / Snowman
Lanzamiento Ya disponible
Precio Disponible con Apple Arcade (4,99 euros al mes)

Lo mejor

  • Un divertido y precioso juego de puzles
  • La idea de los castillos de naipes me parece brutal
  • Un reto muy inteligente y desafiante

Lo peor

  • Su trama corta el ritmo constantemente
  • El movimiento del personaje también puede llegar a hacerse lento

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios