Publicidad

Apple Arcade y Google Play Pass no me convencen, pero estoy deseando que funcionen por el bien del videojuego en móviles
iOS

Apple Arcade y Google Play Pass no me convencen, pero estoy deseando que funcionen por el bien del videojuego en móviles

Publicidad

Publicidad

Que todo planea girar hacia los servicios es algo que llevamos viendo  desde hace ya una buena temporada. Que todo tenga cabida y vaya a tener  el éxito de Netflix es, evidentemente, otro cantar. Esta semana Apple oficializaba aún más su propuesta de Apple Arcade, servicio de suscripción que por 5 euros al mes nos da acceso a más de 100 juegos en sus plataformas.

Pocas horas antes, Google calentaba el ambiente recordando que su Google Play Pass  también está en camino, incluyendo también en su suscripción distintas  aplicaciones en vez de limitarse a los juegos. Sin embargo no puedo  dejar de tener la sensación de que ni es para mí ni sé muy bien a quién  va dirigido.  

El público potencial de Apple Arcade

Con gran parte del sector hardcore renegando del juego en móviles y  el casual exprimiendo los free to play mientras también impulsan su  éxito, no acabo de entender qué sector es el que puede acabar  sintiéndose atraído por otra suscripción más. Los  primeros probablemente ya están comprometidos con otros servicios y, de  entre los segundos, la verdad es que no conozco ningún caso que vea en  la compra de aplicaciones y juegos una posibilidad factible. 

En un primer momento acudí a la idea de los críos como un clavo ardiendo al que agarrarme. Leía que los padres,  preocupados por las facturas de micropagos, optarían por una  alternativa de pago sin complicaciones o riesgos limitándose a esa  suscripción de 5 euros. No parece descabellado llegar a esa conclusión,  pero sólo si no tienes críos.

Si los tienes sabrás que son criaturas caprichosas a las que no les  vale cualquier cosa que les eches. Pueden pasar por esa época, sí, pero  al final todo se reduce a lo que escuchan en el colegio, juegan con  amigos o, si se da el caso, han visto por YouTube. 

Ahí, como ya estarás imaginando, entran Fortnite, Brawl Stars, Clash Royale y experiencias muy concretas que, por lo general, suelen ser free to play por el gran tirón que tienen entre ese público que no está dispuesto a pagar. 

No veo pues una fiebre inesperada que les invite a jugar a Jenny LeClue o ChuChu Rocket! Universe por mucho que para nosotros sea lo ideal. Si la moda sigue siendo Fortnite,  puedes contar con que acabarán volviendo a ello y, a la larga, alguien  se replanteará si lo de pagar por algo a lo que no se le está sacando  partido es una buena opción. 

El primer paso hacia un mercado con más visibilidad

Lo más curioso de todo esto es que, pese a la ceja arqueada y la  realidad de mi entorno poniéndome los pies en el suelo, nada me gustaría  más que ver cómo Apple Arcade y Google Play Pass  se convierten en un éxito rotundo y sin precedentes. Incluso viendo la  siesa presentación del servicio hace unos días -mira que había juegos  interesantes para mostrar- lo único que me venía a la cabeza era un  “ojalá”.

Me resulta increíblemente necesario demostrar, desde un canal con más  tirón como puede ser Apple Arcade, el formidable catálogo que tiene el  sector de juegos para móviles. Un pozo de joyas realmente impresionantes que a menudo, por no decir siempre, queda ensombrecido por el éxito del match 3 free to play de turno.

Si estás entre los que aún piensan que el juego en móviles no merece  la pena es probablemente porque no te has acercado a las experiencias  adecuadas. Y no te culpo, las stores y la falta de información  en ese ámbito, que sólo celebra los indies destinados a triunfar, están  muy lejos de la arqueología y exploración que sí gozan otras  plataformas como el catálogo independiente de PC o Switch. 

Esos juegazos que parecen haber quedado sepultados bajo una maraña de tragaperras y micropagos  realmente están ahí. Sólo necesitan el empujón adecuado para acabar  demostrando al gran público que otro mundo de juegos en móviles es  posible. Si Apple Arcade y Google Play Pass sirven al menos para devolverles el trono que merecen, bienvenido sea.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir