Jugamos a Arcade Paradise: la fantasía de tener tu propio salón recreativo hecha videojuego
Análisis

Jugamos a Arcade Paradise: la fantasía de tener tu propio salón recreativo hecha videojuego

El mero hecho de entrar en un salón de máquinas recreativas era una experiencia en sí misma. El estímulo constante de las luces y sonidos, la estética de cada mueble y, ¿por qué negarlo? esa curiosa ambientación a medio camino entre el pub y la tiendecita de barrio. Y pese a que bastaba con llevar un puñado de monedas en el bolsillo para entrar por sus puertas con una sonrisa de oreja a oreja, la verdadera fantasía casi imposible de todo parroquiano era tener su propio salón recreativo. O al menos, una habitación llena de maquinitas. Arcade Paradise da forma y fondo a ese sueño y lo transforma en un videojuego que, además, es terriblemente adictivo.

El nuevo juego de Nosebleed Interactive, quienes ya cimentaron nuestro espíritu emprendedor con Vostok Inc., nos pone al frente de una sala recreativa. No del modo en el que lo hace Capcom Arcade Stadium, recopilando juegos clásicos de reconocido éxito, sino a través de la gestión integral de nuestro propio negocio. Con la doble ventaja de que no deberemos lidiar con la parte del papeleo y que tampoco deberemos transportar e instalar la máquinas. Lo cual, lejos de acotar la experiencia, se agradece.

Permitiéndonos cuidar de los pequeños detalles que marcan la diferencia, zambullirnos de lleno en la bendita estética de principios de la década de los 90 y, cómo debe ser, dando pie a que juguemos con todas las máquinas a la vista. Arcades creados para la ocasión, aunque descaradamente inspirados en éxitos de la época. Porque lo bueno de Arcade Paradise es que es un negocio que debe ser cuidado de manera especial, pero a su modo se gestiona solo.

Ingredientes suficientes como para deleitar a cualquier nostálgico de los días de oro de los arcades. O, al menos, para varias generaciones de apasionados por los videojuegos. Los que crecieron arremolinados en torno a esas enormes pantallas de tubo convenientemente arropadas por joysticks en una era muy anterior a la resolución 4K y los 60 FPS. Unos años en los que lo único importante era divertirse y dejar tus iniciales en pantalla. Aunque, como verás, antes de tener tu propio Paraíso Arcade tocará limpiar docenas de camisetas, calcetines y gayumbos.

El barrio necesita algo más divertido que una lavandería

Arcade

¿Quién no ha soñado alguna vez con estar al frente de un negocio que se gestiona más o menos de manera automática? En la actualidad es algo que no resulta especialmente llamativo o novedoso, pero en marzo de 1993 no todo estaba tan automatizado. Ashley, sin embargo, no lo tiene tan claro: a sus 19 años, y en pleno ecuador de su carrera universitaria, siente que le ha tocado hacer de niñera a la fuerza de la lavandería familiar. Lo cual es sinónimo de limpiar ropa ajena, recoger la basura, limpiar inodoros y quitar los chicles pegados a maldad de los asientos.

En Arcade Paradise somos Ashley, y el comienzo no es especialmente prometedor: armada con una PDA y la alarma de su reloj sospechosamente parecido a un Casio deberá emplear sus recientemente adquiridos conocimientos en la carrera de Administración de Empresas para meter camisetas de una lavadora a la secadora y, posteriormente, dejarla en su cesta a disposición del cliente. Puede ser algo rutinario, pero todo barrio necesita una lavandería. Por suerte para nuestra protagonista, en la habitación que conecta la sala de lavadoras con el despacho local hay un pequeño oasis de diversión.

a

Entre estanterías, algunas tuberías a la vista y botellas vacías que deberemos recoger, la sala de espera de nuestra lavandería cuenta con un dispensador de refrescos y tres recreativas. Una de ellas, además, con un volante. De algún modo hay que matar el tiempo hasta que la secadora haga su magia. La sorpresa de Ashley llega cuando se da cuenta al abrir los monederos de éstas máquinas antes de hacer caja que éstos están a rebosar. De hecho, ¡hay una pequeña fortuna en forma de monedas en cada una de ellas!

A partir de aquí se nos abre una disyuntiva. Podemos seguir jugando de manera indefinida en la lavandería o bien podemos tener nuestra propia iniciativa e invertir la calderilla de esas máquinas de la sala de espera en comprar otra recreativa más. Quizás un par. El padre de Ashley tiene claro que su negocio es uno de los pilares esenciales del barrio. Que la comunidad no necesita un arcade y que eso de los marcianitos y los comecocos son, literalmente, ideas tontas.

a

Pero, claro, en nuestras manos está probar que se equivoca. Así que nos conectamos a internet, nos vamos a www.arcademania.com y pedimos una recreativa más. Total, hay espacio de sobra en la sala de espera y literalmente estamos usando la calderilla de las máquinas arcade que estaban ahí.

Lo que ni Ashley ni su padre sospechaban es que aquel nuevo mueble de Strike Gold que nos han dejado en la puerta abrirá la caja de Pandora. Y, si bien, nada más bajar del autobús y abrir el negocio seguiremos teniendo que lavar pantalones y ropa íntima varios días hasta cumplir con nuestro horario y responsabilidades, poco a poco el verdadero juego sobre juegos irá tomando forma: crear el salón recreativo que nosotros siempre habíamos soñado tener.

Arcade Paradise: donde hasta lo más rutinario se vive como un videojuego

Arcade

A todos nos ha pasado alguna vez: tras instalar un juego lo inicias solo para ver si funciona como debería, para probarlo un ratito, y cuando le echas un ojo al reloj han pasado ocho horas desde que empezaste la partida. Eso es, en esencia, lo que me pasó con Arcade Paradise. Literalmente. Y eso que, como se puede ver en todas nuestras capturas, la versión que se nos ofreció no deja de ser un Trabajo en Desarrollo.

Arcade Paradise es mucho más que un compendio de juegos de corte descaradamente arcade, sino que busca ofrecer la experiencia de emprender nuestro propio negocio. Partiendo de la seguridad de una lavandería familiar y expandiéndolo poco a poco hacia un verdadero salón recreativo. Lo cual implica tener acceso a todos sus juegos, pero también quitar cajas de pizza y periódicos del suelo y depositarlos en el contenedor de basura.

Arcade

Si bien, en esta toma de contacto todavía no llegamos a poner a prueba las 35 experiencias de recreativas prometidas por Nosebleed Interactive, lo cierto es que hay que reconocer la versatilidad e imaginación de sus creadores a la hora de ofrecer juegos sencillos y disfrutables capaces de abordar todos los gustos. Y pese a que no verás los auténticos clásicos de la época, algunos de ellos son réplicas, homenajes descarados o directamente clones de éxitos muy conocidos.

Lógicamente, para hacernos con nuevas máquinas necesitaremos dinero y espacio en el que ponerlas. El primero lo obtendremos a base de trabajar en la lavandería haciendo la colada, pero también todas las actividades rutinarias propias de un encargado de mantenimiento. Siendo a su vez, micro-juegos dentro del propio juego. Si retiras un chicle a la primera o encestas al tirar la basura tendrás una bonificación económica, además de lo que ganes de los monederos de las máquinas, la máquina de cambios o al lavar la ropa.

a

No menos interesante es la gestión del espacio y de cómo poco a poco vas convirtiendo la lavandería en un verdadero paraíso de las recreativas. Tu pequeño imperio del videojuego empieza con una salita que poco a poco se va llenando de muebles. ¿El siguiente paso? Demostrar al padre de Ashley que los videojuegos también son un negocio y expandir la zona de juegos. Por suerte, Lesley, la hermana de Ashley, nos ayudará con todos los posibles trámites.

De hecho, en lo que llevamos jugado en Arcade Paradise no nos hemos cruzado con ningún cliente, de modo que las monedas de las recreativas y las cestas de la ropa aparecen de la nada esperando a ser atendidos. Y lo mismo se puede decir de la basura y los desperdicios que nos obligarán a tener un ojo puesto en nuestras obsesiones jugables y otro en el suelo que pisamos.

Próxima apertura: primavera de 2022

Fl9wa8ixoaestgd

Hasta ahora hemos hablado de la propuesta de juego Arcade Paradise, pero hay un aspecto que redondea la experiencia: Nosebleed Interactive acierta de pleno en darle un tono muy nostálgico al conjunto. Emplazando el inicio de nuestra aventura emprendedora en una fecha muy concreta: finales de marzo de 1993. Un año en el que convergen en un mismo sitio los primeros éxitos de los recreativos, los bombazos contemporáneos con un pixel-art más depurado y esos puzles tan adictivos y llenos de color que bien merecen una moneda.

Arcade Paradise se niega en rotundo a ser la enésima colección de juegos retro que sale a rebufo de la nostalgia: es un sencillo y muy entretenido simulador de gerente de recreativas que sabe desplazar los aspectos más burocráticos del oficio, hace entretenidas las tareas rutinarias y, como debe ser, nos pone por delante más de una treintena de juegos diseñados específicamente para distraernos. No solo como videojuegos, sino de nuestras propias responsabilidades en la lavandería.

Fl9wn70xoaursq7

Dicho lo cual, no esperes de estos juegos la profundidad o la complejidad de los míticos OutRun, Cadillacs and Dinosaurs o Ghosts 'n Goblins . Hay descarados homenajes a Bomberman o Puzzle Bobble, desde luego, y Arcade Paradise promueve que juegues todo lo que quieras a éstos. Pero la gran experiencia que sostiene el juego va más allá del hecho de disfrutar de cada juego por separado, sino del gustazo de disponer de tu propio salón de recreativas.

En cualquier caso, esta primera visita al Arcade Paradise, el videojuego que quiere retomar la verdadera esencia de los recreativos, nos ha dejado unas estupendas sensaciones. Con mucha nostalgia y extra de diversión. Y lo mejor es que no tardaremos demasiado en volver a cruzar la puerta: Wired Productions publicará el juego en PS5, PS4, Xbox Series X / S, Xbox One, Nintendo Switch y PC esta misma primavera y, ojito, que Meridiem Games le dará la alternativa al formato digital con una edición en física con sus propios extras.

¿Qué mejor manera de regresar a marzo de 1993 que estrenar Arcade Paradise en su propia caja?

  • Plataformas: PS5, PS4, Xbox Series X / S, Xbox One, Nintendo Switch y PC
  • Multijugador:
  • Desarrollador: Nosebleed Interactive
  • Compañía: Wired Productions
  • Lanzamiento: primavera de 2022
Temas
Inicio