Publicidad

Art of Rally es el juego de coches que nadie esperaba y el que los fans de los saltos y los derrapes nos merecemos
Análisis

Art of Rally es el juego de coches que nadie esperaba y el que los fans de los saltos y los derrapes nos merecemos

Art of Rally tarda muy poco, poquísimo, en dejar claro qué clase de juego quiere ser. La estética low poly, sus coloridos escenarios y la música machacona gritan arcade. El tortazo en la primera curva al estamparte contra un árbol te borra por completo esa idea de la cabeza.

De la mano del creador del también exquisito Absolute Drift, Art of Rally nos traslada hasta la época dorada del mundo del rally para enseñarnos lo duro que es tomar una curva derrapando con estilo para la foto.

El arte del rally

Aunque sus vídeos de presentación pueden hacer difícil hacernos una idea de cómo va a ser el juego a los mandos, aquí la idea es trasladar la cámara Micromachines a un escenario y estilo completamente distinto. Una visión cenital que se aleja de forma cómoda al tomar velocidad.

La gran diferencia con los arcades de esa categoría está en la conducción. Ya sea con automatismos y ayudas a la conducción o sin nada de eso, domar los caballos de estos potentes vehículos no es tarea fácil, y toda curva o salto tomado con exceso, aunque este sea mínimo, supondrá comer piedras, árboles o acabar dando vueltas de campana.

Por contra, el momento en el que acabas pillándole el truco y tomas esa curva levantando polvo y con el coche centrado, es treméndamente satisfactorio. Tanto que estás deseando que la prueba llegue a su fin para poder echar un ojo a la repetición. Es allí donde puedes juguetear con la cámara y la herramienta que da paso a vídeos tan espectaculares como el del trailer.

Una demo ya disponible

Con la intención de llegar en algún momento de este año a Steam, Art of Rally promete más de 60 vehículos icónicos, 60 pistas distintas que toman como escenario lugares como Alemania, Cerdeña, Finlandia, Noruega y Japón, un buen selector de opciones para poder disfrutarlo incluso en una cafetera, y la promesa de retos diarios y semanales en los que medirnos contra otros jugadores.

Por ahora, en cambio, toca conformarse con la demo que Funselektor Labs ha publicado en itch.io. Una selección de dos vehículos con los que correr en una pista finlandesa. Un pequeño bocado que, sin embargo, es más que suficiente para entusiasmarse con su lanzamiento.

Art of Rally es el ejemplo perfecto de uno de esos juegos que ni teníamos en el radar ni esperábamos encontrar algún día. Una idea lo suficientemente buena para llamarnos la atención y también lo bastante divertida como para ganarnos con una escueta demo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios