Compartir
Publicidad
Hemos jugado a Control, el nuevo metroidvania de Remedy con unos poderes sobrenaturales de lo más destructivos
Análisis

Hemos jugado a Control, el nuevo metroidvania de Remedy con unos poderes sobrenaturales de lo más destructivos

Publicidad
Publicidad

Alan Wake o Quantum Break son algunos de los últimos trabajos que ha desarrollado Remedy Entertainment. Dos títulos que pueden presumir de tener una estupenda calidad, algo que la compañía pretende repetir con Control, su nuevo videojuego que fue anunciado en la última edición del E3 y que tiene previsto llegar a las tiendas dentro de unos meses.

A lo largo de este tiempo hemos podido ver varios tráilers y gameplays para echar un ojo a la propuesta de este aventura de acción que pinta bastante bien. Por suerte hemos tenido la ocasión de probar un pequeño adelanto esta misma semana gracias a un evento que ha realizado 505 Games, la encargada de su distribución.

La demo no fue especialmente larga al durar 20 minutos, pero al menos nos sirvió para hacernos una idea de lo que nos va a deparar lo nuevo de Remedy y que vamos a pasar a contaros a continuación.

Un edificio en el que no paran de producirse sucesos paranormales

Control

Explicar el argumento de Control resulta un tanto complicado, ya que hasta el momento Remedy no ha querido entrar en demasiados detalles. Lo que sí sabemos es que todos los acontecimientos transcurrirán en la agencia secreta Federal Bureau of Control de Nueva York. Por algún motivo el director ha fallecido y todos los empleados de este lugar han perdido el control de su mente y de sus cuerpos.

Así nos llegaremos a encontrar con numerosas personas flotando por el aire, pero la única a la que parece que no le ha afectado todo esto ha sido a Jesse Faden, nuestra protagonista y la nueva directora, quien tendrá el objetivo de averiguar qué está sucediendo exactamente y a su vez devolver a Control a la normalidad.

Por el camino nos toparemos con algunos soldados del edificio que pasarán a convertirse en nuestros mayores enemigos, además de otras entidades paranormales llamadas The Hiss. Y ya no solo es que comiencen a aparecer toda clase de seres contra los que deberemos de combatir. Es que el propio edificio se convertirá en un lugar de lo más insólito con portales que nos trasladarán a dimensiones paralelas.

Control

Por ejemplo, una de las salas más raras que nos encontramos era una cuyos pasillos se abrían y cerraban a nuestro paso y nos conducían por otros en forma de laberinto. Esto no es más que un pequeño ejemplo, porque el resto de zonas que visitamos eran completamente diferentes entre ellas, con su propia ambientación, colores que las caracterizaban y otros aspectos visuales.

No obstante, la agencia no la podremos recorrer a nuestro antojo desde el principio, ya que el juego es una especie de metroidvania en el sentido de que deberemos de ir obteniendo nuevas habilidades para abrirnos paso por las distintas salas que nos vayamos encontrando. Por lo tanto, Remedy no nos dejará esta vez con una aventura lineal y en su lugar apostará más por la exploración por los entornos.

No sabemos el peso que llegará a tener la historia en todo este asunto, dado que la demo se centró más en la jugabilidad que en otra cosa, lo que nos hace creer que igual Remedy prefiere reservarse todos los detalles de cara a su lanzamiento para no desvelar grandes sorpresas. Lo que no cabe duda es que se va a tratar de un juego de lo más extraño y misterioso.

Los poderes sobrenaturales de Jesse

Control

Todo lo que ocurrirá en el edificio está fuera de lo normal, al igual que ocurrirá con las habilidades de Jesse. Por algún motivo nuestra heroína habrá adoptado una serie de poderes sobrenaturales que le otorgarán capacidades extraordinarias y con las que poco a poco se convertirá en una máquina de matar, porque os aseguremos que será extremadamente demoledora.

En la demo teníamos desbloqueadas una gran parte de estas habilidades. Sin embargo, Remedy ya nos avisó que la mayoría de ellas las iremos obteniendo y perfeccionando a medida que vayamos avanzando, como buen metroidvania. Así seremos capaces de volar por el aire a nuestro antojo durante unos segundos o interactuar con los elementos que tengamos a nuestro alrededor.

Esto último nos permitirá agarrar cualquier objeto que tengamos a la vista y lanzarlo contra nuestros enemigos. Asimismo, seremos capaces de levantar fragmentos del suelo y crear un escudo con ellos para protegernos de los impactos y las balas, además de poder arrojar estas piedras. Por si no fuera suficiente, también podremos parar misiles y devolverlos o incluso controlar la mente de nuestros oponentes para que nos ayuden.

Control

El uso de las habilidades no será ilimitado y habrá que estar pendientes de una barra de resistencia que se agotará si las empleamos demasiado. Eso no significa que en ese caso nos quedemos desprotegidos, porque Jesse dispone de una devastadora pistola con distintos tipos de disparos cuyas balas podremos alternar en cualquier momento desde el menú. Todas ellas serán infinitas, de modo que cada uno podrá elegir las que quiera que se adapten mejor a su estilo de juego.

En ese sentido hay que reconocer que Control nos ofrece un alto nivel de personalización a la hora de escoger cómo queremos que sea nuestra arma o las mejoras que queremos equiparle a Jesse según los objetos especiales que vayamos recolectando sobre la marcha.

Toda la acción transcurrirá en tercera persona y la verdad es que los momentos de acción están muy bien logrados por lo entretenido que resulta dar rienda suelta a las habilidades de nuestra protagonista, sobre todo cuando el escenario se empieza a hacer añicos con tanto efecto, explosiones, los objetos que arrojemos, etc. Quizás la inteligencia artificial se podría mejorar más porque no supuso ningún reto en ningún momento, algo que esperamos que se corrija en la versión final.

Control

En resumen, la jugabilidad de Control nos ha encantado y cómo deberemos ir empleando unos poderes u otros según nos apetezca o para resolver los puzles de algunas habitaciones. Lo que está claro es que Jesse será una bestia y nos lo pasaremos en grande haciendo barbaridades con ella disparando a todo lo que se mueva, lanzando cascotes o también cayendo en picado y a toda velocidad contra los enemigos. 

Sobre la historia habrá que ver con qué nos sorprende Remedy, pero con sus últimos videojuegos no nos ha defraudado y no parece que esta vaya a ser la excepción que confirma la regla. El 27 de agosto lo descubriremos cuando Control se ponga a la venta en PS4, Xbox One y PC con su edición estándar y sus diferentes ediciones especiales y de coleccionista.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio