Publicidad

Análisis de Final Fantasy XIV: Shadowbringers, una extraordinaria expansión que será difícil de superar
Análisis

Análisis de Final Fantasy XIV: Shadowbringers, una extraordinaria expansión que será difícil de superar

Publicidad

Publicidad

Entre los diferentes MMORPG que se mantienen activos a día de hoy hay unos cuantos que cuentan con millones de usuarios en todo el mundo. Quizás World of Warcraft sea uno de los más aclamados, pero a medida que han ido pasando los años hay otros como The Elder Scrolls Online o Final Fantasy XIV que han ido ganando más adeptos sin parar. 

Tras un terrible lanzamiento inicial hace prácticamente una década, nadie hubiera apostado a que el título de Square Enix iba a ser capaz de llegar muy lejos. Sin embargo, la compañía logró revitalizarlo a tiempo y no sólo hacer que continuara adelante, sino que poco a poco se convirtiera en uno de los mayores referentes del género. De hecho, recientemente ha lanzado su tercera expansión (o cuarta si contamos el reinicio de A Realm Reborn): Shadowbringers.

Ya en su momento cuando tuvimos la oportunidad de probar un adelanto nos dejó con unas grandes sensaciones. No obstante, después de unas cuantas decenas de horas de nuevas aventuras, no cabe duda que estamos frente a la mejor expansión que ha recibido Final Fantasy XIV hasta la fecha. 

Una historia equivalente a un RPG completo

Final Fantasy XIV: Shadowbringers

De primeras esta expansión rompe con el resto del juego al llevarnos a otro mundo: el Primero, uno de los fragmentos en los que se dividió la fuente que es donde pasamos el resto de la aventura. Allí deberemos hacer frente a la corrupción de la Luz, que ha devastado casi todo el mundo convirtiéndolo en un erial desprovisto de vida, salvándose sólo el continente de Norvrandt, que es precisamente donde transcurrirá la expansión.

En un principio puede parecer que estos nuevos contenidos no tienen nada que ver con la historia hasta ahora, pero nada más lejos de la realidad, ya que socorrer este mundo nos permitirá salvar el nuestro, como iremos descubriendo poco a poco. Para ello deberemos combatir a los sin eaters, unos seres de Luz que devoran a todos los que se les ponen por delante. Al hacerlo conseguiremos devolver la noche a Norvrandt, cuyo cielo se encuentra en un estado de día perpetuo desde hace cien años.

Aunque es preferible haber vivido toda la historia del juego hasta ahora, los recién llegados podrán disfrutar perfectamente del argumento de Shadowbringers, siempre que compremos una subida de nivel, claro está. De hecho, los productores del juego promocionaron la expansión diciendo que se podría disfrutar como si fuera un RPG independiente y completo. Sin duda por su duración y calidad no exageraban.

Final Fantasy XIV Shadowbringers

Para los que no conozcan Final Fantasy XIV, cabe destacar que el juego da una gran importancia a la historia, con multitud de diálogos y escenas cinemáticas realizadas con el motor del juego. Aun así, los que prefieran más la acción y las actividades a nivel máximo pueden pasar rápido los diálogos y saltarse las cinemáticas. Eso sí, para desbloquear todo el contenido (mazmorras, raids y demás) seguirá siendo necesario hacer todas las misiones que componen la trama principal.

Estas misiones, que serán lineales, aunque con un par de opciones para hacer unas zonas en un orden u otro, pueden ser mecánicamente un poco simples, dado que la mayoría nos harán movernos de un sitio a otro para hablar con distintos personajes, pero también habrá alguna batalla de por medio. La mayor motivación para disfrutar de estas misiones seguirá siendo disfrutar de la historia en sí.

Aquí quisiéramos hacer un inciso para recordar que, al contrario que los demás títulos de la saga, FFXIV no se encuentra traducido al castellano, por lo que tener un nivel medio-avanzado de inglés (o japonés, francés o alemán) será vital tanto para entender la historia como para comunicarnos con otros jugadores. Sobre todo es necesario recalcar lo de nivel medio-avanzado, porque muchos personajes usan un lenguaje arcaico y palabras que no se ven muy a menudo. Sí, hablamos de ti, Urianger.

Afrontando las nuevas mazmorras en compañía o en solitario con su nuevo sistema

Final Fantasy XIV Shadowbringers

Según vayamos avanzando deberemos ir completando las mazmorras de la expansión, que siguen con la mecánica del resto de expansiones, es decir, reunirnos con otras tres personas, ya sean amigos o gente encontrada al azar mediante el buscador, para ir enfrentándonos a pasillos de enemigos y tres jefes. Al menos la ambientación y las mecánicas de estos jefes finales sí que serán de lo más variadas.

Una importante novedad que ofrece la expansión, ideal para los menos sociales o los usuarios de clases de daño que no quieran esperar media hora a encontrar grupo, es el sistema Trust, mediante el cual los PNJs que nos acompañan durante la historia podrán echarnos un cable en las mazmorras. 

Tanto si somos tanques, sanadores o DPS, podremos elegir a un grupo de personajes controlados por la IA que completarán el grupo de cuatro. La inteligencia artificial de estos personajes es bastante buena en todos los roles, sobre todo a la hora de hacer las mecánicas de los jefes, aunque con algunos fallos para que, si somos sanadores, no nos relajemos del todo. Tal vez una pega que tienen es que apenas usan habilidades de área de efecto, por lo que luchar contra grandes grupos de enemigos puede hacerse algo tedioso.

Final Fantasy XIV Shadowbringers

Más allá de las mazmorras, también seguiremos encontrando un par de Trials, combates contra jefes para los que tendremos que encontrar o formar un grupo de ocho jugadores. Aparte de que el sistema Trust no está disponible para estos jefes, la dificultad de estos será más elevada que las de sus congéneres de las mazmorras, con unos puntos de vida superiores y mecánicas más complicadas, por lo que la compenetración con los demás jugadores de nuestro grupo será determinante.

Lo bueno (o lo malo, según se mire), es que hacer estas misiones principales y las mazmorras para seguir la historia de la expansión no será suficiente para subir hasta el nivel adecuado para continuar avanzando. Por ejemplo, puede que llegue un punto que las misiones principales nos pidan tener nivel 76 para aceptarlas y nosotros apenas tengamos el 75. Así pues, tocará realizar otras actividades secundarias hasta alcanzarlo.

También seguiremos teniendo las ruletas de mazmorras, raids y jefes antiguos que nos darán un buen puñado de experiencia, o las misiones secundarias que encontraremos en cada una de las seis zonas de la expansión, pudiendo realizar cualquiera de ellas nivel a partir del 70, algo que será ideal para subir otros trabajos.

Final Fantasy XIV Shadowbringers

Asimismo, otra de las novedades de la expansión es el rediseño de los F.A.T.E.S.. Estos mini eventos, que aparecen aleatoriamente por cada zona, nos harán eliminar cierto número de enemigos, recolectar objetos o incluso enfrentarnos a algún mini jefe para obtener una recompensa de experiencia y gemas que luego podremos cambiar por objetos únicos. El hecho de añadir recompensas extra a estos F.A.T.E.S. incentiva el salir de las ciudades para explorar los distintos lugares de la expansión, lo que hará que sea más frecuente encontrarnos con otros jugadores.

Un sinfín de horas en el contenido de máximo nivel

Una vez terminemos la historia principal y alcancemos el nivel 80 podremos hacer las raids, aunque actualmente la única que se ha añadido es la primera parte de la raid de Edén, con varios guiños a FFVIII. Aquí, para los nuevos jugadores, tenemos que explicar que en todas las expansiones del juego se ha seguido el sistema de dos series de raids: una de ocho jugadores y otra de 24.

En la primera nos enfrentaremos a cuatro jefes por separado en cada parte, mientras que en la de 24 cada una será más parecida a una mazmorra grande en la que, aparte de los jefes, nos enfrentaremos a algún otro enemigo y cada parte se hará del tirón.

Final Fantasy XIV Shadowbringers

¿Y por qué hablamos de partes? Pues porque en cada parche se añade una de una raid diferente. Por ejemplo, en el 5.0 han añadido los cuatro jefes de la primera parte de Edén. En el 5.1 es previsible, por lo tanto, que se ponga la primera parte de la raid de 24 personas, basada en la saga NieR, en el 5.2 se pongan otros cuatro jefes pertenecientes a la segunda parte de Edén y así consecutivamente hasta que termine la expansión.

Siguiendo con el diseño de anteriores expansiones, también podremos hacer la raid de Edén en modo Savage, con una dificultad francamente superior que requerirá de un grupo dedicado y bien comunicado para afrontarla, consiguiendo a cambio del esfuerzo los mejores objetos del juego (hasta el siguiente parche, claro). Los jugadores que quieran un reto más intermedio pueden enfrentarse a los jefes de los Trials en modo Extreme, con mecánicas algo más complicadas, pero también con mayores recompensas.

Como podrán comprobar los jugadores veteranos, no hay grandes novedades en cuanto al sistema de juego, aunque los diferentes trabajos sí que han recibido varios cambios (unos más que otros). También encontraremos un par de ellos nuevos, que empezarán a nivel 60: Dancer, cual se trata de un DPS a distancia que aumentará el daño de sus compañeros tras mantener una combinación de habilidades, y Gunbreaker, un tanque que empleará el sable pistola de FFVIII. Por si no fuera suficiente, podremos crearnos personajes de dos razas nuevas: las Vieras o los Hrothgars.

La opinión de VidaExtra

Final Fantasy XIV Shadowbringers

Como resaltamos al principio del análisis, Final Fantasy XIV no tuvo la recepción deseada cuando comenzó a dar sus primeros pasos. Sin embargo, con el paso de los años, y sobre todo con expansiones como Shadowbringers, se ha demostrado que es un MMORPG imprescindible que se merece que se le dé una oportunidad, seáis aficionados a Final Fantasy o no.

Su formidable historia, que da la impresión de que estamos frente a una nueva entrega de la saga, está acompañada por una gloriosa banda sonora que no nos cansaremos de escuchar en ningún momento y unas magníficas zonas nuevas, además de los nuevos trabajos o razas que tendremos a nuestra disposición para así darle una mayor variedad a nuestra aventura.

No sabemos qué tendrá planeado Square Enix para las futuras expansiones, pero no hay ninguna duda de que Shadowbringers ha dejado el listón a una altura que será difícil de superar. Mientras tanto seguiremos viviendo más aventuras por Norvrandt a la vez que deseamos saber con qué nos sorprenderán las próximas actualizaciones.

Imprescindible

Final Fantasy XIV: Shadowbringers

Final Fantasy XIV: Shadowbringers

Plataformas PC (versión finalizada) y PS4
Multijugador
Desarrollador Square Enix
Compañía Square Enix
Lanzamiento Ya a la venta
Precio 29,95 euros

Lo mejor

  • Una historia repleta de giros y revelaciones muy impactantes.
  • Una gran variedad tanto en las mazmorras como en los jefes finales.
  • Una épica banda sonora a cargo de Masayoshi Soken.

Lo peor

  • Seguimos a la espera de que algún día esté traducido al castellano.
  • Por pedir una mayor cantidad de novedades en su jugabilidad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir