Análisis de Fire Emblem Engage: Nintendo Switch arranca con fuerza el 2023 con un juegazo que se queda a la sombra de Three Houses
Análisis

Análisis de Fire Emblem Engage: Nintendo Switch arranca con fuerza el 2023 con un juegazo que se queda a la sombra de Three Houses

A la hora de hablar sobre el catálogo de Nintendo Switch para este 2023 es inevitable acordarnos de The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom, el que apunta a ser el videojuego más importante que recibirá la consola este año. Hasta entonces, hay otra serie de títulos que tienen pendiente su lanzamiento en la consola de Nintendo, entre ellos algunos muy esperados y de sagas de lo más conocidas.

Sin ir más lejos, esta misma semana llegará a las tiendas Fire Emblem Engage, el nuevo capítulo de una de las franquicias más aclamadas y queridas de la gran N. Hace tan solo unos días os conté qué me pareció tras jugar unos cuantos capítulos y esta vez ha llegado el momento de dejaros con el veredicto final para que os hagáis una idea de lo que os llegaréis a encontrar cuando salga a la venta esta misma semana.

La historia del bien y del mal para salvar el mundo de Elyos

La trama de este Fire Emblem nos sitúa en el mundo de Elyos y comienza por todo lo alto con una cinemática de lo más impresionante que nos muestra una batalla entre el grupo de protagonistas contra un ejército de enemigos. Así nos presenta un argumento en el que hace mil años se libró esta cruenta batalla contra las fuerzas del Dragón Caído Sombron, inclinando la balanza a favor del grupo de héroes, aunque eso mismo implicó que nuestro protagonista cayera en un profundo sueño.

Fire Emblem Engage 02

Un milenio más tarde logra despertar de su largo letargo, pero a cambio no recuerda absolutamente nada de lo que ha sucedido anteriormente en su vida. Sin embargo, no ha sido el único que ha vuelto, porque el Dragón Caído también ha regresado dispuesto a acabar con lo que había empezado. Por lo tanto, a partir de ese momento comienza una aventura en la que habrá que visitar otros reinos para obtener aliados lo suficientemente fuertes que se quieran unir a la causa de devolver la paz al mundo.

Básicamente todo esto nos deja con la típica historia entre el bien y el mal. De hecho, durante los primeros compases está repleta de tópicos y momentos que hemos visto infinidad de veces en otros videojuegos, así como en series y películas. No obstante, a medida que van pasando las horas y se va avanzando en los capítulos la situación mejora considerablemente y la trama va ganando más peso al volverse más interesante, incluyendo algún que otro giro de guion para captar nuestra atención más todavía.

Tampoco os esperéis un argumento digno de enmarcar y está claro que las comparaciones son odiosas, pero a medida que iba jugando no podía evitar acordarme de Fire Emblem: Three Houses en muchos momentos. Más que nada porque este último lo considero una de las mejores obras maestras de Nintendo Switch, en gran parte por su ambientación e historia similar a la de Juego de Tronos que me dio ganas de completar sus cuatro campañas, pero aquí no he tenido esa sensación de que me atrape lo suficiente como para que ese fuese uno de los mayores condicionantes para pasarme horas a los mandos.

Fire Emblem Engage 03

Por desgracia, el grupo de personajes tampoco ayuda demasiado a mejorar la situación. Si bien todos ellos se diferencian unos de otros por sus personalidades y aspectos, no he llegado a empatizar y a coger especialmente cariño a la mayoría de ellos, porque al final casi todos son rostros secundarios que únicamente te acompañan durante el viaje y poco más. Al menos, eso no sucede con Alear, nuestro protagonista (chico o chica), así como con otros que se nota que son clave durante la aventura. Pero aquí me he vuelto a acordar de Three Houses, porque en este empaticé bastante con todos los héroes del grupo académico del que formaba parte.

Tal vez sea porque al final luchaba codo con codo con los mismos personajes durante casi toda las batallas que tocaba librar, aunque aquí da la impresión de que Intelligent Systems ha preferido priorizar la cantidad a la calidad, porque no paras de reclutar a personajes a medida que progresas en la historia y también al realizar misiones secundarias, por lo que a la larga te acabas juntando decenas de soldados entre los que tienes que escoger unos cuantos para librar las batallas, mientras que el resto se quedan en el banquillo esperando.

La parte positiva es que al menos eso le da un toque más de variedad y de estrategia al tener que fijarte bien en cuáles son los enemigos a derrotar para así seleccionar a los mejores personajes para hacerte con la victoria, algo sobre lo que entraré en más detalle más tarde. Además, entre medias de todos ellos están los Emblemas, unos artículos que sirven para invocar a héroes que proceden de otras entregas de la franquicia.

Fire Emblem Engage 04

De este modo, al equipar a nuestros personajes con estos anillos especiales podemos hacer que luchen a nuestro lado caras tan conocidas como Marth, Sigurd, Celica o Roy. Así hasta llegar a un total de 12 Emblemas, que son precisamente los que tratarán de reunir los protagonistas y también los villanos con el fin de aumentar su poder para que triunfe la paz o reine el caos. Sin duda hay que reconocer que todo esto es puro fan-service que encantará a todos los seguidores de Fire Emblem por tener la oportunidad de controlar, desde cierto punto de vista, a rostros fan familiares.

A pesar de ello, me ha dado un poco la sensación de que su presencia se ha implementado con la intención de que Fire Emblem Engage gane más puntos todavía. En cualquier caso, también hay que destacar a su favor que el apartado gráfico es una pasada, sobre todo con sus alucinantes cinemáticas que parecen extraídas de una serie anime y que dan ganas de verlas una y otra vez, mostrando a unos personajes muy expresivos. Con respecto a su doblaje este viene en japonés e inglés, con unos subtítulos en castellano al nivel tan excelente que nos tienen acostumbrados los juegos de Nintendo.

Puro Fire Emblem en unas estratégicas batallas

Tal vez me haya encontrado con luces y sombras a nivel argumental, pero si hay algo que me ha encantado en todo momento son sus batallas, que al fin y al cabo es uno de los elementos clave y más importantes de la saga. En las primeras impresiones ya comenté que era uno de sus puntos fuertes y sin duda la calidad va mejorando con el tiempo, sin decaer en ningún momento, sin importar cuantas acabes librando. Es más, cuando acabas con una te entran ganas de que arranque la siguiente.

Fire Emblem Engage 06

Eso se debe a que el sello Fire Emblem está presente en todo momento, lo que supone que a los personajes hay que desplazarlos por una serie de casillas en las que se divide el escenario en unos enfrentamientos que transcurren por turnos. En medio de todo esto se han introducido algunas mejoras de calidad de vida, como el hecho de poder desplazar al personaje en cuestión por cualquier parte dentro de su rango de movimiento para así poder situarlo mejor en la posición que queremos y al mismo tiempo poder comprobar cuántos enemigos nos tienen a tiro.

A la hora de atacar se ha vuelto a la mecánica habitual de "piedra, papel, tijeras", cambiando esta herramienta por las espadas, imponiéndose estas a las hachas, que ganan a las lanzas, mientras que estas superan a las primeras. Más allá del daño que puedan causar, por lo que es tan importante tener en cuenta las fortalezas y las debilidades es por las rupturas que se pueden causar, porque el utilizar un arma muy eficaz contra un adversario le dejará totalmente desarmado y sin la posibilidad de que pueda contraatacar contra alguno de nuestros impactos.

Naturalmente los rivales cuentan con la misma posibilidad, así que hay que tener muy en cuenta qué tipo de enemigos están situados por los alrededores para no quedarnos muy vendidos. Por lo tanto, esto supone que la estrategia es fundamental desde los primeros instantes del combate al tener que prestar atención a todo el campo de batalla, porque emplear la fuerza bruta sin más puede resultar efectivo en algunas ocasiones, pero no siempre será la solución a tener en cuenta.

Fire Emblem Engage 08

El escenario también destaca por el hecho de que los elementos que estarán colocados por todas partes pueden resultar determinantes para colocar la balanza a nuestro favor. Así podemos situarnos en arbustos para aumentar la esquiva, plataformas que pueden curarnos unos cuantos puntos de salud o balistas para disparar flechas, por poner algunos ejemplos, pero también habrá muros que se pueden tirar abajo a base de golpes para abrir nuevos caminos y mapas en los que estaremos totalmente a oscuras, obligándonos a buscar la forma de iluminar nuestra posición para que no nos pillen desprevenidos.

Desde luego los escenarios son muy variados y todos ellos ofrecen sus propios desafíos, tanto aquellos dedicados a la historia principal como los de las misiones secundarias, pasando por fortalezas, poblados y bosques. Al final todo este conjunto no hace más que sumarse a un cóctel de detalles que logra que las batallas resulten tan entretenidas sin dejar de lado otros elementos muy destacados de la franquicia, como los niveles de dificultad, el modo casual y el clásico en el que pueden morir los personajes, así como la opción de retroceder turnos en el caso de que hayamos llevado a cabo una acción que no nos ha terminado de convencer.

He preferido no tener que recurrir a este último recurso para que el reto fuese mayor, pero la inteligencia artificial ya plantea uno bastante serio, porque sabe cómo colocar perfectamente a todas sus unidades para ponernos contra las cuerdas en numerosas ocasiones. Sobre todo domina el tema de las rupturas y encima ciertos enemigos también son capaces de sacar partido del poder de los Emblemas, lo que deja claro que los combates tampoco es que sean coser y cantar, aunque claro está, depende de la dificultad escogida.

Fire Emblem Engage 07

Por otro lado, la colocación de los personajes es esencial, porque cuando haya dos pegados a un mismo enemigo combinarán sus golpes para causa más daño y al mismo tiempo incrementar su nivel de apoyo, lo que sirve a la larga para que sus impactos se vuelvan más letales cuando luchen juntos. Pero lo que causa auténticos estragos es el uso de los Emblemas, porque gracias a ellos los personajes obtendrán habilidades más demoledoras que podrán utilizar durante unos turnos, teniendo que esperar a que se recargue la energía para volver a unirnos a ellos.

Asimismo, no todo será moverse para atacar, porque en unas cuantas partes de los escenarios habrá puntos que nos servirán para ganar puntos de experiencia adicionales u objetos, que siempre pueden resultar de gran utilidad. Y la guinda del pastel la pondrán los momentos de descanso tras cada batalla, porque será cuando podremos charlar con nuestros aliados, recolectar otros materiales que haya tirados por el suelo y también adoptar animales que queramos que se trasladen a nuestra granja.

Llevando a cabo otras actividades en el Somniel

Del mismo modo que Fire Emblem: Three Houses tenía el monasterio de Garreg Mach, la zona que podíamos visitar tras cada combate para mejorar a nuestros héroes, en Fire Emblem Engage tenemos el Somniel, una isla flotante que hace la función de cuartel general en la que podremos pasar el rato realizando toda clase de actividades que vienen bien para pasar el rato de otras maneras, con algunas que pueden resultar muy relajantes y minijuegos que no están nada mal.

Fire Emblem Engage 11

No todos los lugares estarán desbloqueados desde el principio, ya que la mayoría nos animarán a progresar en la historia si queremos tener acceso a ellos. Eso afecta por ejemplo a la Armería para adquirir nuevas armas o el Bazar para comprar objetos, pero también habrá una tienda para comprar ropa a los personajes por si queremos modificar su apariencia mientras pasean tranquilamente por esta especie de fortaleza situada en el aire.

En los minijuegos tenemos el Entrenamiento, con el que los personajes demostrarán lo bien o mal que se les da realizar sentadillas y otros ejercicios físicos, y también podremos sacar una caña de pescar para intentar pillar alguno de los peces que están ocultos bajo el agua en un pequeño lago. En cambio, a la hora de relajarnos nos podremos decantar por tomar algo en el restaurante, escuchar música, modificar la ficha de nuestro perfil o cuidar de los animales de la granja que hemos adoptado previamente.

Además de todo esto está el Coliseo para librar peleas entre los personajes y ganar algunos puntos de experiencia adicionales y también la Sala de los Emblemas, uno de los lugares más importantes para visitar una y otra vez. Eso se debe a que será en esta habitación donde podremos perfeccionar la relación que mantienen los héroes con los diferentes Emblemas para desbloquear más habilidades adicionales, obtener más anillos o heredar algunas de sus capacidades para no perderlas cuando no estén equipados.

Fire Emblem Engage 09

Lo que no me ha terminado de convencer tanto del Somniel es que es bastante más pequeño en comparación con Garreg Mach. Se nota que Intelligent Systems ha intentado pillar todo lo aprendido de Three Houses para traerlo de vuelta de otra manera, pero se ve que la intención no ha sido suficiente, porque por las dimensiones del Somniel al final tienes la sensación de estar visitando los mismos lugares una y otra vez tras cada combate.

Puede que haya una buena variedad de actividades, pero aquellos que siempre regresen a la base después de cada batalla puede que les acabe resultando un proceso un poco tedioso tener que realizar todas estas actividades de mejoras una detrás de otra. Por supuesto son puramente opcionales y en ningún momento resultan obligatorias para progresar en la trama, pero también corres el riesgo de que los personajes no se vuelvan muy poderosos si acabas dejándolas completamente lado.

Alargando el entretenimiento con la Torre de los Retos

En el Somniel me he topado con aspectos que me han gustado y otros que me han generado dudas, pero entre todas sus zonas hay una en concreto que me ha encantado y ha sido la Torre de los Retos. Aquí es necesario permanecer conectado a la red y disponer de una suscripción a Nintendo Switch Online para sacar partido de todas sus funciones que cuentan con un gran componente multijugador. Sí, no toda la experiencia del juego es en solitario.

Fire Emblem Engage 10

Así tenemos los llamados Retos alóctonos, en los que puedes medirte contra los ejércitos de otros jugadores en unos escenarios que hayan creado ellos mismos o también en otros que haya generado uno por su propia cuenta. Esto nos deja con un completo editor repleto de opciones de todo tipo a la hora de escoger qué elementos estarán repartidos por el escenario y también los héroes que participarán en el encuentro con su respectivo equipamiento.

A esto se suman también los Retos por relevos, los cuales nos presentan un desafío en el que lo importante es la cooperación entre varios jugadores. Básicamente uno empieza a jugar la batalla y controla a las unidades durante un par de turnos, en los que también actúa el bando enemigo. En ese momento se invita a otra persona más a continuar con la acción por donde se ha quedado, así que requiere una buena estrategia y coordinación entre todos para hacerse con la victoria.

Eso sí, en estos casos se requiere utilizar unos boletos que se pueden conseguir a base de avanzar en la historia o entrando al juego una vez al día. A la larga supone una buena forma de animar a los jugadores a regresar a la acción constantemente para participar en estas batallas, que pueden ser aleatorias o escogidas mediante un código, y así comprobar qué tal lo han hecho nuestros compañeros, para descubrir si alguien ha combatido en nuestro mapa y en general son formas estupendas de pasar el rato.

La opinión de VidaExtra

Fire Emblem Engage 12

A medida que iban pasando las horas con Fire Emblem Engage no paraba de pensar en qué valoración final podría darle porque no paraba de pensar en el listón tan alto que dejó en su momento Fire Emblem: Three Houses. Está claro que son entregas diferentes, pero tampoco se puede negar que Intelligent Systems ha recogido todo lo que funcionó en el anterior capítulo para traerlo de vuelta con algunos cambios que en algunos aspectos le ha sentado muy bien y en otros se ha quedado a la sombra.

No quiere decir ni muchísimo menos que el título sea malo, nada más lejos de la realidad, porque es un juegazo que ningún aficionado de Fire Emblem debería de pasar por alto, sobre todo aquellos que hayan jugado a entregas más clásicas y tengan ganas de volver a ver a míticos personajes en plena acción gracias a los Emblemas. Aun así, el argumento flojea en muchos momentos, a la mayoría de héroes les falta carisma y el Somniel peca de volverse un poco repetitivo si lo visitamos demasiadas veces a lo largo de la aventura.

En cambio, las batallas son simplemente brutales y al final eso es lo que importa, porque la mayor parte del tiempo lo pasaremos disputando una tras otra y al menos eso se agradece que el apartado más fundamental sea el que mejor funcione, con novedades y mejoras de calidad de vida que lo vuelven en uno de los Fire Emblem más asombrosos en este sentido, como se puede decir también de sus cinemáticas tan impresionantes y un apartado sonoro impecable, tanto en sus voces como en las melodías.

Fire Emblem Engage

Fire Emblem Engage

Plataformas Nintendo Switch
Multijugador
Desarrollador Intelligent Systems
Compañía Nintendo
Lanzamiento 20 de enero de 2023

Lo mejor

  • Unas desafiantes batallas impecables.
  • Lo espectaculares que resultan las cinemáticas.
  • La forma de alargar el entretenimiento con su multijugador.
  • El volver a ver a héroes clásicos de la serie.

Lo peor

  • Hay demasiados personajes y no todos terminan de convencer.
  • Luces y sombras a nivel argumental.
  • Las actividades del Somniel se pueden volver repetitivas a la larga.

Temas
Inicio