Publicidad

He probado Facebook Gaming, la app para hacer streamings de juegos desde el móvil, y esta ha sido mi experiencia
Análisis

He probado Facebook Gaming, la app para hacer streamings de juegos desde el móvil, y esta ha sido mi experiencia

Cuando pienso en Facebook, pienso en mis padres. Una red social que tuvo su gracia en algún punto de mi vida, pero de la que me fui apartando en cuanto me di cuenta de que se había convertido en un paraje estéril asolado por noticias falsas y cientos de notificaciones que no significaban nada. Ha quedado para eso, para que mi familia permanezca en contacto chateando y subiendo fotos entre sí, a su rollo. Quizás por eso me cuesta imaginarme Facebook como la nueva Twitch.

Será cosa mía, porque según dicen la compañía de Mark Zuckerberg es la tercera potencia en esto del streaming de videojuegos, solo por detrás de YouTube y, de nuevo, Twitch. Todo esto se gestiona a través de Facebook Gaming, que es como una página dentro de la propia red social dedicada a eso, a la retransmisión en directo de videojuegos. Hoy han lanzado su app para móviles (se puede descargar aquí, de momento solo para Android) y yo la he estado probando.

Interfaz en la que todo tiene cabida

Generalmente, una aplicación de este estilo no es más que una extensión de la experiencia de escritorio, para cuando estás fuera de casa o tumbado en el sofá. No hay mucho más realmente, pero en Facebook han querido poner toda la carne en el asador creando una mezcolanza extraña entre Facebook (la red social), Facebook Gaming (la plataforma de streaming) y Facebook Games (los juegos dentro de la propia red, ¿recordáis Farmville?).

La nueva app para móviles es todo eso junto. Al entrar te saluda con una lista de los títulos que estás siguiendo, y más abajo tienes un dashboard con publicaciones típicas de Facebook: sus comentarios, sus Me Gusta, y todo lo demás. Por lo que he podido comprobar, solo recoge contenido de videojuegos. Además, si entras con tu cuenta de la red social, verás que se mantienen algunas de las páginas de juegos que ya seguías de antes (como podéis ver en esta imagen, a mí me sale una publicación de Square Enix sobre Trials of Mana).

Square Hay botones repetidos para "transmitir" y "siguiendo", lo que lo hace aún más confuso

La aplicación no parará de sugerirnos streamers y juegos que ver hasta que más o menos hayamos habituado nuestras preferencias (después seguirá, pero de forma menos intrusiva). Personalmente, lo he encontrado todo un poco más confuso de lo que me gustaría. De hecho, al buscar streamers concretos en el buscador principal, algunos no los ha encontrado. He tenido que meterme desde la web y seguir sus canales ahí para que entonces me aparecieran en el móvil. De todo menos práctico, aunque todo tiene margen de mejora mediante parches y demás.

Las otras pestañas son para agregar a tus amigos de Facebook (si es que eso tiene algún sentido) y chatear con ellos, y para acceder a la colección de juegos internos de la red social. Lo dicho, son títulos casuales, muy pequeños y concisos en su mayoría, derivados de la época en la que Farmville estaba en auge. Sí, Facebook sigue ofreciendo estas cosas, y mediante su app nos permite jugar inmediatamente e invitar a cualquier amigo a echar una partida.

Un elemento distintivo que puede tener su aquel, ya que ni Twitch ni YouTube cuentan con juegos integrados, pero que personalmente no me tira mucho. Quizás es simplemente porque mi tiempo de juego lo empleo en otros títulos que me interesan más, pero de cara a jugar una partida rápida e inmediata con alguien no parece estar mal.

Puestos a hablar de competencia, no puedo evitar comparar Facebook Gaming con Twitch en cuanto a experiencia de usuario. En líneas generales ambas apps ofrecen más o menos lo mismo: ver streamers a los que sigues, recomendarte a los que no sigues en base a tus preferencias, y dejarte buscar un poco a ver qué encuentras. Hay una diferencia crucial, sin embargo, y es que mientras Facebook se siente demasiado abotargada con montones de elementos confusos que mezclan streamings con publicaciones normales, Twitch va al grano.

Para Buscar Esto debería ser la pestaña principal, pero es la tercera

En una pestaña te muestra a quien sigues (o más bien, a quien has visto recientemente), en otra te deja "descubrir" recomendaciones, y en otra puedes "explorar" lo que hay para ver, que es un poco lo mismo que la de antes pero con muchos más filtros y configuraciones. Además, navegar por los perfiles de cada streamer es mucho más cómodo y te permite ver las retransmisiones pasadas con total facilidad, cosa que en Facebook no he logrado hacer del todo. Y si buscas algo en el buscador, en Twitch lo encuentras.

En este sentido, Facebook es menos agradable de navegar, ya que intenta ser un poco de todo y, como a la propia red social, acaba lleno de cosas que intentan llamar tu atención desde varios frentes distintos, obstaculizándose entre ellas. Mi reacción cuando eso ocurre es anularlo todo, no puedo encontrar nada. Facebook ya tiene muchas aplicaciones individuales para cada cosa (tiene una incluso para el chat), no hace falta un todo-en-uno aquí, pero entiendo que quieran conectar con la red principal de alguna manera.

Directo desde el móvil, tan fácil como eso

Ahora bien, es el momento de hablar de la baza principal de esta app de cara a competir con Amazon y Google: la posibilidad de hacer streaming desde el móvil. Facebook Gaming cuenta con un siempre presente botoncito de retransmitir, claro y visible para todo el mundo. Al tocarlo, nos preguntará qué juego queremos streamear, lo seleccionamos, aceptamos los permisos, y este se arrancará con una pestañita azul en la que pone "live" arriba del todo.

Pulsando en esa pestaña se nos abrirá la configuración del streaming: si queremos usar la cámara frontal para que se nos vea la cara, o el micrófono para que se nos oiga, etcétera. Una vez esté todo listo, le damos a "transmitir" y ya está. La pestañita de "live" pasará a ser de color rojo y estaremos en el aire. Cualquiera que se pase por nuestro perfil de Facebook (la red social, no necesariamente Facebook Gaming) podrá vernos jugar en directo. Cuando acabemos, la retransmisión se quedará ahí en el muro para verla en diferido. Es así de fácil.

Downwell Jugando a Downwell, el mejor juego de móviles del mundo (lo dice la ciencia)

Si tenemos una página profesional podemos incluso seleccionarla para streamear desde ahí, todo a través de la misma aplicación. En el comunicado de hoy, los directivos de Facebook explicaban que con esto quieren lograr que haya más streamers amateur. Que cualquier persona pueda retransmitir un juego de móvil sin problemas. En ese sentido, es un mérito muy a tener en cuenta, sobre todo con la enorme cantidad de gente que juega en móviles.

Esto Twitch no lo tiene. Con la app para móviles de la plataforma de Amazon puedes iniciar un directo, pero solo retransmitiras lo que tu cámara puede grabar; es decir, nada de juegos. Para eso tienes que instalar otras aplicaciones de terceros que te permitan grabar la pantalla del teléfono mientras juegas. Con Facebook, en cambio, es tan simple como pulsar dos o tres botones.

Ahora bien, he de comentar que algún traspiés he tenido con esto. Por algún motivo, al principio no conseguía arrancar el streaming desde un Xiaomi Mi 9T, pero sí en un Huawei P20 Lite. Toda la aplicación funcionaba perfectamente en el primer terminal, pero para este punto en concreto era incapaz de capturar los juegos; solo se veía la pantalla.

Llegados a este punto toca hacerse la pregunta clave. ¿Es realmente decisivo que Facebook permita hacer streamings de juegos directamente desde el móvil? Es un avance sí, y una ventaja notable para la comunidad streamer de títulos como Call of Duty: Mobile o Clash Royale. Pero no me termina de quedar claro hasta qué punta será capaz de sacar a la gente de la competencia para venirse aquí.

Los streamers que ya juegan a estos títulos en otras plataformas se han acostumbrado a las apps de terceros, y no creo que vayan a sacrificar la audiencia que han construido en Twitch o en YouTube por esa ventaja de comodidad. Una audiencia que, además, tendrá que vérselas con una experiencia de usuario atiborrada de distracciones agobiantes y confusas.

Al final todo se decidirá en base a los fichajes: que la red social firme contratos de exclusividad con ciertos canales para obligar a sus espectadores a mudarse de plataforma. Ya ha ocurrido con personajes como Lolito Fernández, por ejemplo. Por no mencionar que las apps de la competencia todavía pueden actualizarse con la posibilidad de streamear juegos desde el móvil. De ocurrir esto, dejarían a Facebook y su gran ventaja en pañales.

Juegos Internos Los juegos internos de la propia Facebook, que todavía siguen ahí

Dónde sitúa esto a Facebook

Lo que sí que saco en claro es que Facebook Gaming está diseñada para la gente que ya utiliza Facebook de forma asidua. Personas que están acostumbradas a ver un dashboard ruidoso y llenísimo de publicaciones, a charlar con sus conocidos por Messenger y a jugar a los títulos casuales internos. La nueva app quiere aglomerarlo todo para ellos, para que se sientan como en casa, con muchas más comodidades que antes. Además, de cara a empezar en el mundillo del streaming, el tener una red social como base ya te garantiza cierta difusión al principio, al menos entre tus conocidos.

Sin embargo, cuando intentas plantarle cara a la competencia para atraer a su público hacia tu plataforma, quizás este no sea el enfoque correcto. La gente se va a encontrar con una aplicación marciana, un entorno contraintuitivo donde la cantidad prioriza sobre la calidad. De nuevo, al entrar en Facebook Gaming no he podido evitar pensar en mis padres.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios