Publicidad

Análisis de HyperDot, el hipnótico juego que te entrena (sin que lo sepas) para ser mejor esquivando balas en los matamarcianos
Análisis

Análisis de HyperDot, el hipnótico juego que te entrena (sin que lo sepas) para ser mejor esquivando balas en los matamarcianos

En los matamarcianos lo más importante no es disparar, irónicamente, sino que la clave radica en saber esquivar. Al fin y al cabo, no soltamos el gatillo al tener munición infinita y tenemos que hacer frente a una cantidad exagerada de balas a cargo de un número importante de enemigos a lo largo de varios niveles.

No solamente la agilidad a la hora de esquivar es esencial, puesto que también son juegos de resistencia, sobre todo contra los jefes finales, con batallas épicas y largas, por lo que es vital gozar de nervios de acero. Y por eso me ha parecido ideal HyperDot ya que sirve precisamente para entrenarnos en esa faceta.

El minimalismo por bandera con toque arcade

HyperDot

Antaño vimos juegos que se centraban en mejorar nuestra agilidad a los mandos, como Shooting Love, el "Dr. Kawashima de los shmups", pero lo de HyperDot no es intencionado y resulta toda una sorpresa para los fans de esa faceta de los juegos de naves que buceen estos días por Xbox Game Pass en Windows 10 o Xbox One.

Estrenado el pasado 31 de enero de 2020, pasó bastante desapercibido tanto en Steam como en Xbox Live, pero no ha sido hasta hace unos días, con su llegada al servicio de suscripción de Microsoft, cuando ha experimentado un pico de jugadores importante. Y como está "gratis" de esa manera, me animé a probarlo, porque desde luego que, debido a su minimalismo y aparente simpleza (esquivar una serie de figuras geométricas), no le hubiese prestado atención de otra forma.

Desarrollado por una sola persona, Charles McGregor, que ejerce también de compositor, en HyperDot el escenario es una única circunferencia de tamaño variable donde tenemos que aguantar varios segundos sin que nos golpeen las diversas figuras geométricas que nos vayan saliendo. Cada fase introduce variables a ese patrón para que siempre nos enfrentemos a un nuevo desafío.

Va de lo más básico, con figuras que siguen una ruta predefinida y sin ningún tipo de modificador perjudicial para la bola protagonista, hasta lo más complejo, con figuras que nos persiguen, que la bola patine o que toda la pantalla esté a oscuras y tengamos una linterna que ilumina lo que nos rodea. Y por citar unos ejemplos.

Por sensaciones, salvando las distancias, me recordó al progreso de los Geometry Wars a la hora de introducir sin cesar nuevos tipos de enemigos en cada oleada. En HyperDot el concepto es más simple y directo, en cualquier caso, al pedirnos, por lo general, que aguantemos entre 20 o 30 segundos sin que nos toquen; pero el espíritu arcade no deja de ser el mismo. Y también cuenta con un modo infinito.

HyperDot, ideal para esos ratos muertos en casa

HyperDot

Al contar con 100 fases, es lógico que su dificultad vaya en aumento, al igual que a nivel de posibilidades. Sabe jugar muy bien la baza de los modificadores, puesto que son capaces de complicar tareas aparentemente sencillas. Y no le falta incluso un guiño al original SUPERHOT, donde el modificador SUPERDOT hace justamente lo mismo que ese indie: si no nos movemos, todo va ultra-despacio.

En ciertas fases, además, se cambiará el objetivo de aguantar ciertos segundos por el de obtener tokens o asegurar el porcentaje de una zona. Esto logra un dinamismo que nos acabará picando por seguir hasta que nos demos de bruces con un desafío que nos pondrá contra las cuerdas, especialmente en los que la bola patina, aumenta su velocidad o estamos a oscuras. Por suerte, no hay vidas.

Es un entrenamiento cojonudo para los juegos de naves, tanto por la coreografía de ciertas figuras como por pensar en milésimas de segundo la ruta más óptima a seguir. Pero sin preocuparnos de disparar, claro está. Y eso que hay unos pocos power-ups en algunas fases, como un escudo o una explosión. Tampoco llegan a marcar tanto la diferencia ni tampoco estamos ante un juego imposible. De hecho, es tremendamente accesible en cuanto al control, donde es compatible con Xbox Adaptative Controller y muchos accesorios más... incluso por rastreo de los ojos.

¿Lo bueno? Que cuenta con modo multijugador para cuatro personas y editor de niveles, por si queremos crear el desafío extremo definitivo añadiendo unos cuantos modificadores y enemigos a cada oleada. ¿Lo malo? Que en Xbox One X he experimentado leves ralentizaciones al inicio de ciertas fases o en casi todas las oscuras... y eso que ¡está optimizado para este modelo! En PC, eso sí, no pasa.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, HyperDot es una grata sorpresa, un juego que por desgracia pasó bastante desapercibido en su lanzamiento y que, a poco que le demos una oportunidad, nos picará lo suyo para intentar superar todas sus pruebas. Además, con Xbox Game Pass no hay excusa y también tiene Xbox Play Anywhere.

HyperDot

HyperDot

Plataformas Steam y Xbox One
Multijugador Sí, local (hasta cuatro jugadores)
Desarrollador Tribe Games
Compañía GLITCH
Lanzamiento 31 de enero de 2020
Precio 16,79 euros (Steam) | 19,99 euros (Xbox - También en Game Pass)

Lo mejor

  • Mecánica sencilla, pero altamente adictiva
  • Su multijugador para cuatro personas
  • El editor y la gran variedad de desafíos

Lo peor

  • Esas ralentizaciones puntuales, pero inexplicables, en Xbox One X
  • Se echan en falta más figuras geométricas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios