Compartir
Publicidad

'I Am Alive' para Xbox 360: análisis

'I Am Alive' para Xbox 360: análisis
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si a día de hoy lanzases un videojuego sobre filosofía, no tendrías aseguradas las ventas, pero bueno o malo nadie podría tacharte de original. Lamentablemente es un valor que muchas ocasiones se olvida, sobretodo cuando a la moda de las recopilaciones de minijuegos le sigue la de los shootes en tercera persona, y a esa la del FPS, y a esa la de los títulos apocalípticos. Perteneciendo a ese último grupo ‘I Am Alive’ consigue ser original, pero los problemas derivados por un desarrollo comparable a una montaña rusa le sitúan a la altura del mencionado juego filosófico.

El complicado desarrollo de ‘I Am Alive’

Las ventas no van mal, ahí el juego parece estar arrasando, por encima de títulos como ‘Alan Wake’s American Nightmare’o ‘Trials HD’. Pero sí en darnos la razón al afirmar que por muy original que seas y muy buenas ideas que tengas, eso no se traduce en un gran juego. Si le corresponde más el apelativo de malo o bueno es una pregunta que responderéis cuando lo tengáis corriendo en vuestra consola. A mí no me ha convencido todo lo que esperaba.

Puede que las expectativas fuesen altas, y es que en 2008 la aventura de un hombre que tenía que luchar por su supervivencia entre las ruinas de una ciudad nos llamó bastante la atención. Pero mucho ha llovido desde entonces, y el juego ha pasado de triple A a cadáver demasiadas ocasiones. Sobra decir que visto el problema el interés fue decayendo, y aunque los primeros compases del juego consiguen borrar esa negatividad de nuestra cabeza, con el paso del tiempo las buenas ideas empiezan a repetirse demasiado y llegas al final sin haber empatizado con la historia o el personaje.

El eje principal del juego se mantiene al llegar al equipo de Ubisoft Shangai, pero desconocemos qué cambios hubieron en ese transcurso. Controlamos a Adam, que vuelve a su ciudad para contactar con su familia. Lamentablemente el incidente que ha transformado al mundo parece haberse cebado bastante con la región, toda envuelta en una nube de polvo que, buscando esconder el acabado gráfico de un juego de Ubisoft (recordemos que no estamos ante una firma independiente y con pocos recursos), consigue desesperarnos en más de una ocasión.

ANALISIS I AM ALIVE

Sobrevivir siempre es complicado

Tocará pasearnos con Adam por la ciudad, por nuestra propia cuenta o guiado por los secundarios que vayamos encontrando y hayamos decidido ayudar, pero lejos de la aventura que podíamos intuir por los primeros tráilers del juego, aquí tocará pensar. De hecho es como un puzle a gran escala.

Los primeros retos los encontraremos en la escalada, en la que deberemos lidiar con una barra de stamina que al estilo ‘Shadow of the Colossus’ irá mermando nuestra energía conforme nos movamos o hagamos saltos demasiado bruscos. Tocará estudiar la zona y ver cómo vamos a enfocar el viaje, realizando las paradas oportunas o aprovechando los enganches que podemos utilizar para descansar y replantear la estrategia.

Una vez llegado arriba lo más probable es que haya problemas esperando, enemigos que parecen haber tenido la misma brillante idea que tú al encaramarte a ese edificio. En un mundo en el que las balas escasean tener un arma descargada puede salvarte el culo, así que toca pensar. Si los enemigos están desarmados deshazte de ellos lo más rápido posible, ya sea lanzándolos por un barranco o clavándoles un cuchillo en el estómago.

Las confrontaciones suelen ser peligrosas, pero sólo las primeras resultan imprevisibles. Buscando al enemigo más amenazante y acabando con él, sus amigos preferirán colocarse sobre sus rodillas y rendirse a su destino. Las variantes a esa situación no son suficientes para evitar cierto grado de repetición.

ANALISIS I AM ALIVE

Conclusión

Lo que más me alegró de ‘The Last of Us’ fueron las palabras de sus creadores al afirmar que la historia sería de gran importancia. ‘I Am Alive’ tenía todo lo necesario para abordar ese mismo reto, pero acaba recurriendo a lo fácil provocando cierto desapego por tu personaje y todo lo que le rodea. ¿Acabará muerto ese pobre anciano al que no has ayudado? Pues mira, ni lo sé ni me importa.

‘I Am Alive’ no es un edificio bonito con un interior espantoso, sino un edificio en decadencia con una habitación en su ático en la que un arquitecto plasma grandes ideas sobre el papel. Con más tiempo, inversión y cariño, podría haber sido un muy buen juego, pero peca de condescendiente olvidando su potencial. Nadie dice hasta aquí cuando el bolsillo y el poder permiten continuar mirando al horizonte, y puede que esa sea una lección que Ubisoft haya aprendido con este título.

I Am Alive | Xbox 360

I Am Alive
  • Plataformas: PS3, Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: Ubisoft
  • Distribuidor: Ubisoft
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 1.200 MS Points

I Am Alive nos traslada a un mundo devastado en el que nos tocará luchar por nuestra supervivencia. Un juego con grandes ideas que no acaban de plasmarse con la calidad esperada. Uno de esos títulos que consigue generar legiones de defensores y detractores.

Vídeo | YouTube
En VidaExtra | ‘I Am Alive’ ya cuenta con fecha para Playstation Network, ‘I Am Alive’. Aprendiendo a sobrevivir (nuevamente) en vídeo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio