Publicidad

Retroanálisis de Joe & Mac Returns, la rara secuela de Caveman Ninja a lo Tumblepop
Análisis

Retroanálisis de Joe & Mac Returns, la rara secuela de Caveman Ninja a lo Tumblepop

Parasol Stars, Tumblepop o Snow Bros. son los primeros juegos que se nos vienen a la mente a la hora de pensar en herederos (con leves variaciones) de la icónica fórmula iniciada por aquel Bubble Bobble de Taito Corporation en 1986.

Sin embargo, no muchos recuerdan que el mítico Joe & Mac: Caveman Ninja de Data East gozó de una entrega posterior exclusiva de recreativas, bajo el nombre de Joe & Mac Returns, que ahondó en ese estilo basándose en el antes citado Tumblepop de Data East estrenado en 1991. Fue un cambio que chocó y que no tuvo continuidad, por eso nos apetece recordar este clásico con un retroanálisis.

Un regreso que cambió por completo de estilo

Joe & Mac Returns

No deja de ser curioso, precisamente, que en aquel Tumblepop hubiese invitados de Joe & Mac: Caveman Ninja, como los cavernícolas enemigos o las plantas carnívoras, por lo que Data East tenía muy a mano la estética y mecánicas para adaptar aquel clásico de recreativas bajo un toque a lo Snow Bros. Y así fue.

Cualquiera que haya jugado a esa clase de juegos sabe perfectamente lo que se iba a encontrar aquí, siendo una alternativa bastante digna y ágil respecto a los de su clase. Tan solo se echaban de menos ciertas técnicas del original, como el no poder cargar el ataque para que fuese más devastador o que los power-ups en Joe & Mac Returns fuesen de duración extremadamente limitada en comparación.

Sobre esto había un aspecto bastante chocante, puesto que siempre que derrotábamos a un jefe se nos daba un power-up... que desaparecía al pasar a la siguiente fase. Aunque tampoco es que en las fases normales se aprovechasen adecuadamente esa clase de potenciadores, casi siempre por lo mucho que tardaban en salir o porque dependíamos de las damiselas en apuros.

Había que tener mucho cuidado con ellas, puesto que si les propinábamos un porrazo, nos aturdían y lanzaban varios metros de distancia, para ver cómo desaparecían después. El toque picante, pero de modo inocente y paródico, venía al completar cada región, viendo cómo Joe y Mac sacaban a relucir sus intintos más bajos a lo Chicho Terremoto. Unas escenas cortas para aliviar tensiones.

Aunque Joe & Mac Returns arriesgó lo mínimo

Joe & Mac Returns

¿Y por qué mecánica de ataque optó Data East con esta secuela que parecía más bien un spin-off del Joe & Mac: Caveman Ninja de 1991? Pues aturdiendo a los enemigos con un porrazo que creaba un destello de fuego a pocos metros, mientras que si pasábamos por encima de ellos en ese estado, los metíamos un saco. Y si pulsábamos el ataque de nuevo, soltábamos ese saco con fuerza.

La gracia, por lo tanto, era dejar aturdidos a varios de golpe e irlos recogiendo, para que el saco y el poder de ataque fuese mayor y que, a su vez, la bola pudiese dar más golpes por toda la pantalla antes de destruirse. No era difícil pillarle el truco, en parte porque se controlaba bastante bien el personaje y podíamos saltar o descender por las plataformas a placer. El problema eran algunas trampas.

En cuanto a los power-ups de duración limitada, se rescató, por ejemplo, la rueda de piedra como ataque especial, habiendo varios guiños más al original de 1991. Y, por supuesto, podíamos acceder a una fase de bonus, aunque sin tener que recoger letras. ¿El premio? Un montón de chicas a rescatar, con la consiguiente comida para sumar puntos y power-ups que desaparecían después, lógicamente.

Joe & Mac Returns no aportó nada de novedad al género, pero se mostró efectivo en todo lo que hizo. Contó con una buena variedad de fases la mar de pintorescas rematando con sus correspondientes jefes, que en algunos casos ocupaban casi un tercio de la pantalla. Donde tiró de cliché para la época fue en su última fase, con una segunda mitad a modo de Boss Rush que acababa agotando a cualquiera.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

Sí, pero sin alardes. Al haber sido uno de los últimos representantes de la fórmula Bubble Bobble y debido a su tardanza en salir (año 1994), Joe & Mac Returns llegó en un momento en el que habíamos visto casi de todo, por lo que no fue precisamente un producto fresco. Pero eso importó poco sabiendo que era el regreso de esa pareja de cavernícolas más salidos que el pico de una plancha.

Joe & Mac Returns

Joe & Mac Returns

Plataformas Arcade (versión analizada) y Nintendo Switch (eShop)
Multijugador Sí, local (dos jugadores)
Desarrollador Data East
Compañía Data East
Lanzamiento 1994
Precio 7,99 euros (eShop)

Lo mejor

  • ¡Un Joe & Mac a lo Tumblepop!
  • La variedad y colorido de sus fases
  • Su estética tan reconocible y simpática

Lo peor

  • No aportaba nada de frescura al género
  • La parte Boss Rush de la última fase
  • Que sigamos sin un regreso de Joe & Mac

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios