Análisis de Jurassic World Evolution 2: el Parque Jurásico definitivo ahora es más grande, más rico y todavía más salvaje
Análisis

Análisis de Jurassic World Evolution 2: el Parque Jurásico definitivo ahora es más grande, más rico y todavía más salvaje

La cosa ya se ha ido de madre, y por cosa me refiero a un poderoso superdepredador de seis toneladas. Sin embargo, tengo que admitir que la mayor amenaza de Jurassic World Evolution 2 no es uno de estos grandes bichos capaces de engullir a un cabritillo de un solo bocado: es mi propia manera de gestionar el parque y oponerme a la voluntad de la naturaleza. Con tantos millones de dólares que gastar a la hora de crear el mayor espectáculo del mundo es inevitable venirse muy arriba.

Cierto es que, desde el momento en el que decidí acoger a ese Alosaurio salvaje, ya sabía que me iba a dar complicaciones. Uno de los aspectos clave de esta entrega es que los dinosaurios de nuestro parque no solo proceden de nuestros laboratorios, sino que pueden ser capturados en plena naturaleza. Paradójicamente, que este titán ande suelto y esté furioso por mis instalaciones es un serio problema tanto para mis huéspedes como para el resto de dinosaurios. Especialmente, los huéspedes dinosaurios que éste considere más jugosos

Dicho así podría sonar a catástrofe total, pero para mí es un día cualquiera en Jurassic World Evolution 2. Y lejos de lo que pueda parecer, este disparatado caos es la especia que le da un sabor especial al mejor juego de Frontier hasta la fecha. Porque lo que distingue la fórmula de Jurassic World Evolution de otros gestores de parques temáticos no es el delicado equilibrio entre inversión y gestión de complicaciones, sino el factor riesgo. Y, en el proceso, se ha sabido regar el conjunto con la auténtica esencia de la saga cinematográfica de Universal Pictures.

Pauso el curso del juego. Por suerte, se puede hacer. Compruebo que mis trabajadores y visitantes ponen rumbo a su refugio más cercano. Corren por su vida. Si algo he aprendido de mis fracasos anteriores a la hora de levantar parques de dinosaurios es que repartir refugios de manera eficaz es esencial. A fin de cuentas, pese a la fuerte inversión inicial del proyecto, el éxito y la prosperidad del parque depende del público, su predisposición a comprar algún souvenir y, lógicamente, su seguridad.

Lo que hizo que mi Alosaurio perdiese los nervios fue la inclemente ventisca que azota -de manera relativamente frecuente- la frontera entre Washington y Canadá. Ya no estamos en las paradisíacas islas de Las Cinco Muertes y eso se refleja en el juego. El nuevo factor climático y la mayor variedad de entornos y biomas de  Jurassic World Evolution 2 dan nuevas y generosas capas de profundidad a la experiencia original. La escala del juego es mucho mayor en todos sus aspectos.

Jp1

Lejos de sentirme frustrado, que estoy pagando las consecuencias de una mala previsión, lo veo como algo a tener en cuenta para la siguiente vez que ocurra. Porque sé que volverá a pasar y no me cuesta imaginar escenarios incluso peores. De hecho, tengo un par de T-Rex incubando.

¿Todo son problemas y responsabilidades en Jurassic World Evolution 2? Para nada. Ver una manada de Triceratops salvajes caminando en libertad sobre la nieve o presenciar la imponente presencia de un Braquiosaurio a la altura de un Jeep es cautivador. Y lo que es mejor: para cualquier apasionado por los dinosaurios es una experiencia en sí misma.

El Parque Jurásico de nuestros sueños ahora es más grande, más rico y todavía más salvaje

Eyjidwnrzxqioijmcm9udgllci1jbxmilcjrzxkioiiymdixlta4l2p3ztjfchjllw9yzgvyx21hcmtldgluz19zy3jlzw5zag90c190cmv4xze5mjb4mta4mf93bs5qcgc

Jurassic World Evolution 2 se niega a ser considerado un simple videojuego de parques temáticos o una secuela que sabe a expansión: lo que se manifiesta en pantalla es una extensión totalmente legítima de la experiencia cinematográfica. La premisa de su campaña ya es una declaración de intenciones en sí: tras los acontecimientos del filme Jurassic World: El reino caído, los dinosaurios han vuelto a poblar la Tierra y campan a sus anchas.

¿Y qué pintamos nosotros ahí? Como responsables del Departamento de Pesca y Vida Silvestre (DFW), nuestra labor es bastante parecida a las actividades que han tenido lugar en el archipiélago de Las Cinco Muertes: debemos establecer unas instalaciones capaces de conservar e investigar a los dinosaurios salvajes y nuevas especies, controlar a las más revoltosas y, ya puestos, sacar un cuantioso extra por exhibir estas maravillas del pasado.

En este aspecto, la experiencia de Jurassic World Evolution 2 se sostiene sobre tres ejes concretos sobre los que el jugador se puede apoyar de manera indistinta.

Jp10
  • Por un lado, tenemos la clásica gestión de parques temáticos en la que debemos realizar expansiones, mejoras de infraestructura y establecer objetivos económicos y científicos a corto, medio y largo plazo. Un terreno que Frontier domina con holgura gracias a lo aprendido en Planet Coaster y Planet Zoo. Una gestión que, por cierto, se acomoda de maravilla a los mandos tradicionales y que, al menos en la versión de Xbox, se puede compaginar con el uso de ratón.
Jp11
  • Por otro lado, Jurassic World Evolution 2 se ha diseñado para ser una obsesión total para los apasionados por los dinosaurios. No solo a nivel enciclopédico, permitiéndonos cuidar y crear entornos a medida de hasta 75 especies diferentes, sino aportando una riqueza y una inmersión a la experiencia total que va desde la alimentación y la preservación de especies a la investigación de fósiles y, llegado el momento, tener que ponernos a los volantes de un Jeep o helicóptero y tomar cartas en el asunto.
Ss A1c552ad18f512831545095af30babb40c39472b 1920x1080
  • Finalmente, aunque no menos importante, el reclamo de la marca Jurassic Park, la cual es abrazada con absoluta maestría: más allá de usar los logotipos y su tan reconocible Banda Sonora, el juego está generosamente regado de las mismas temáticas sobre las que gira cada película, la cual queda reforzada por la aparición de varios de los protagonistas de las entregas más recientes.

A partir de aquí, Frontier hace evolucionar los conceptos ya vistos de Jurassic World Evolution posicionando al jugador en un contexto nuevo: ¿qué ocurriría si los dinosaurios volviesen a poblar todo el planeta? Esa premisa se traduce en más de una decena de entornos diferentes que condicionarán el desarrollo de las partidas y un punto de partida original: los dinosaurios nacidos en nuestros laboratorios deberán convivir con los que han sido criados de manera salvaje.

Jp12

Y ojo, que la variedad de especies es mucho más interesante que en el juego original: más allá de los favoritos de los apasionados por los dinosaurios, veremos reptiles marinos y voladores que, lógicamente, también necesitarán un hábitat acomodado a su naturaleza.

Sin embargo, lo que de verdad marca la diferencia es el modo en el que todo lo anterior queda atado a una misma experiencia: la verdadera evolución del juego reposa en el modo en el que se ha logrado que todos los dinosaurios reaccionen de manera natural a los nuevos entornos, colaboren e interactúen entre ellos en manada o a la hora de disputar un territorio y, por supuesto, reaccionen a nuestro proyecto en expansión.

Si bien, los asuntos que requerirán más atención vienen detonados por las propias leyes de la naturaleza creadas para la ocasión, lo cierto es que ahí entra en juego nuestra capacidad de previsión y de lograr avances científicos o de infraestructura y seguridad. Lo cual no quita que incluso podamos crear modificaciones en el laboratorio para hacer especies más vistosas o con rasgos diferentes. Algo que, definitivamente, supondrá un reclamo añadido para los turistas y el gran público.

Jp13

Jurassic World Evolution 2 ha sabido sabe crecer en escala y ambición, desde luego, aunque su modo Campaña acaba sabiendo a tutorial: la manera en la que se limita el acceso a contenidos y acciones mientras nos familiarizamos con los controles, los posibles comportamientos de los dinosaurios y las gestiones rutinarias y de urgencia es un trámite necesario, que acaba sentando el tono de esta nueva historia.

Sin embargo, el gran valor de Jurassic World Evolution 2, la auténtica caja de Pandora que nos abre Frontier, lo encontramos en sus otros modos. Experiencias en clave de sandbox que, lejos de ser alternativas a la campaña, suponen el verdadero plato fuerte.

Dinosaurios y el caos imperan y le dan emoción al gestor de parques definitivo

Eyjidwnrzxqioijmcm9udgllci1jbxmilcjrzxkioiiymdixltexl2p3ztjfbgf1bmnox3njcmvlbnnob3rzxze5mjb4mta4mf93bv8xni5qcgcilcjlzgl0cyi6eyjyzxn

El Dr. Ian Malcom (que en el juego tiene la voz original de Jeff Goldblum o la de su actor de voz habitual Juan Carlos Gustems) diría que la naturaleza siempre encuentra la manera de abrirse paso, y los eventos de las cinco películas de Jurassic Park le dan la razón.

Los modos adicionales de Jurassic World Evolution 2 no contradicen a Malcom, desde luego, pero en su defecto buscan darle al jugador la posibilidad de tomar las riendas en ese fascinante pulso contra el caos que supone la crianza y conservación de dinosaurios a través de tres vías alternativas a la Campaña del juego.

Porque, si bien, la trama de Jurassic World Evolution 2 sirve de contexto y para que jugadores nuevos y veteranos interioricen los cambios y novedades de esta secuela, donde de verdad se manifiesta la grandeza de esta fórmula al jugar a los Desafíos, el adictivo modo Creativo y el nuevo modo Teoría del Caos.

Jp15
  • De partida, el Modo Desafío es una sucesión de misiones predefinidas cuya dificultad pondrá a prueba nuestra capacidad de adaptarnos a todo tipo de circunstancias. Si te crees curtido en la gestión de parques de dinosaurios, esta alternativa quiere ser ese café para los más cafeteros.
Jp122
  • El modo Creativo es el que más y mejor aborda la experiencia sandbox del juego: elegimos prácticamente todos los parámetros antes de lanzarnos a la construcción de un parque de dinosaurios (desde el presupuesto inicial y coste de los científicos a la docilidad de las especies) y a partir de ahí se despliega un lienzo en blanco que podremos gestionar con libertad total.
Jp16
  • Sin embargo, la experiencia de esta secuela es el modo Teoría del Caos. La premisa, en cierto modo, reúne las bases de los otros tres modos, ya que se nos ofrecerán cinco escenarios basados en momentos cruciales de las cinco películas de la saga Jurassic World y un único objetivo: que el sueño de John Hammond no acabe siendo una catástrofe.

Si bien, la duración de la Campaña está muy definida, los tres modos adicionales extienden la duración y posibilidades de Jurassic World Evolution 2 hasta el infinito. Tanto si queremos enfrentarnos a  circunstancias especialmente complicadas con dinosaurios como disfrutar de una experiencia de gestión tradicional. Y sí, también podemos orquestar una gran debacle si nos lo pide el cuerpo.

Eyjidwnrzxqioijmcm9udgllci1jbxmilcjrzxkioiiymdixltexl2p3ztjfbgf1bmnox3njcmvlbnnob3rzxze5mjb4mta4mf93bv8xmy5qcgcilcjlzgl0cyi6eyjyzxn

Es una lástima que entre las novedades de esta nueva entrega, muy bien ensambladas para reforzar los cimientos del juego original, Frontier no  haya aprovechado para incluir algún tipo de experiencia multijugador que añada matices competitivos a la propuesta de juego. De hecho, dada la cantidad de actividades que se ofrecen, la entrada de un sistema de gestión cooperativa le hubiese sentado de maravilla a Jurassic World Evolution 2.

En cualquier caso, Frontier se vuelve a coronar al dar al jugador la posibilidad de crear el parque de dinosaurios definitivo y, en un mismo movimiento, aprovecha al máximo todas las posibilidades que ofrece la marca Jurassic Park en un juego que engancha y fascina por igual a apasionados por la estrategia y los dinosaurios.

La opinión de VidaExtra

Sin rodeos: Jurassic World Evolution 2 es la nueva gran obsesión de los apasionados por los dinosaurios. Una experiencia que reúne lo mejor de mundos tan diferentes como la paleontología, la crianza y la gestión de parques temáticos y los ata a una experiencia que complacerá gratamente a los fans de Jurassic Park y, a través de sus modos adicionales, colmará a todo el que venga de la primera entrega.

Frontier ha logrado el doble hito de añadir más capas de profundidad, riqueza y variedad a un título que ya era excepcional y, en el proceso, promueve constantemente nuestra creatividad y desempeño a la hora de enfrentarnos a las leyes del caos y la naturaleza. Y, claro, sobreponernos a nuestras decisiones más nefastas.

Pero lo más interesante, el verdadero triunfo de Jurassic World Evolution 2 es que la gran recompensa no es el éxito de nuestra gestión, sino el satisfacción de ver cómo los dinosaurios vuelven a erigirse como esas fascinantes criaturas de todos los tamaños y naturalezas que han maravillado a generaciones enteras.

Jp18

Desde el principio, Jurassic World Evolution 2 se reivindica como una secuela legítima y se desmarca de la sensación de ser una nueva expansión del juego de 2018, pero eso no quita que todo lo aprendido y sus aciertos, que no son pocos, sigan brillando con la misma intensidad.

Y pese a tratarse del aperitivo perfecto previo al estreno de Jurassic World: Dominion, su excelencia como juego lo convierte en mucho más que un derivado de la franquicia de Universal: es una extensión legítima de la marca Jurassic Park y también el gestor de parques de dinosaurios definitivo.

Jurassic World Evolution 2 - Playstation 4

Jurassic World Evolution 2 - Playstation 4

Jurassic World Evolution 2

Jurassic World Evolution 2

Plataformas Xbox Series X (versión analizada) Xbox Series S, Xbox One, PS5, PS4 y PC
Multijugador No
Desarrollador Frontier Developments
Compañía Frontier Developments
Lanzamiento 9 de noviembre de 2021

Lo mejor

  • Toda una obsesión para los apasionados por los dinosaurios
  • Su Modo "sandbox" y Teoría del caos y el modo en el que premian la creatividad y el desafío
  • En lo visual y lo jugable es absolutamente intachable

Lo peor

  • Su campaña sabe a tutorial, aunque es un trámite obligado a nuevos jugadores
  • Una lástima que no se haya abordado algun multijugador o cooperativo en esta secuela

Temas
Inicio