La primera hora de Metroid Dread me ha servido para darme cuenta de lo muchísimo que echaba de menos un nuevo Metroid en 2D
Análisis

La primera hora de Metroid Dread me ha servido para darme cuenta de lo muchísimo que echaba de menos un nuevo Metroid en 2D

El 8 de octubre será uno de los días más importantes de este año para Nintendo Switch. El viernes de la semana que viene es la fecha escogida por la gran N para poner a la venta la Nintendo Switch OLED, cuyo lanzamiento vendrá acompañado por el de Metroid Dread, la nueva aventura de Samus Aran.

Sin duda será una forma excelente de estrenar el nuevo modelo de la consola híbrida de Nintendo en la que destaca especialmente su nueva pantalla para que los juegos se vean mejor todavía. Eso mismo es algo que nosotros hemos tenido la oportunidad de comprobar recientemente tras haber podido jugar al nuevo Metroid en esta nueva Nintendo Switch.

Así hemos podido disfrutar de la primera hora del juego, sobre la que os podemos asegurar que se nos pasó en un suspiro de lo mucho que nos atrapó el juego desde el primer segundo, de ahí que os vayamos a contar qué nos pareció y por qué deberíais de seguir la pista muy de cerca a esta nueva entrega de la saga.

Consiguiendo nuevos poderes en un planeta extraño y de lo más hostil

Metroid Dread 06

Si hay algo en lo que coinciden todos los videojuegos de la serie Metroid es en el hecho de que, como buenos metroidvanias, poco a poco tendremos que ir obteniendo diversas habilidades y mejoras para así volvernos más poderosos todavía, lo que a su vez nos permitirá acceder a más lugares de las diferentes zonas del mapa.

Por motivos que no os vamos a desvelar para no haceros ningún spoiler, nada más empezar Samus perderá todas sus capacidades y tipos de disparos. Lo que sí os podemos contar es que nuestra heroína recibe una llamada de auxilio que le advierte que en el planeta ZDR se ha descubierto una muestra del parásito X, un organismo que es capaz de copiar a cualquier ser vivo, sigue con vida, a pesar de que aparentemente fuese erradicado en Metroid Fusion.

Para acabar con él, la Federación Galáctica envía a un grupo de robots Exploradores Móviles Multiformes Interplanetarios, conocidos también como E.M.M.I. Sin embargo, al poco de aterrizar en este planeta alienígena se pierde todo contacto con ellos, de ahí que se le encargue a Samus la misión de viajar a este lugar para averiguar qué ha sucedido y exterminar de una vez por todas al parásito X en el caso de que siga suponiendo una amenaza.

Con este argumento comenzará una impresionante aventura de acción y plataformas en 2D en la que únicamente comenzaremos con el disparo normal de Samus y la posibilidad de lanzar misiles, nada más. A base de explorar las salas y regiones de ZDR iremos recuperando las habilidades principales que tanto caracterizan a nuestra cazarrecompensas, entre las que habrá alguna completamente nueva.

No faltarán habitaciones en las que nos encontraremos con puertas o lugares a los que no podemos acceder de ninguna forma hasta que vayamos consiguiendo las mejoras correspondientes. En este sentido, algo que nos ha gustado mucho es que no las iremos adquiriendo por el orden habitual, porque cualquiera que sea fan de Metroid sabrá que la Morfosfera suele ser siempre de las primeras capacidades que nos agenciamos, pero en nuestra primera hora no nos hemos encontrado con ella.

Lo que sí nos hemos encontrado es el Aracnoimán y el Camuflaje Espectral. Gracias al primero logramos engancharnos a unas paredes y plataformas especiales para así acceder a más lugares a los que no podíamos llegar de ninguna otra forma, mientras que el segundo le otorga a Samus la habilidad de volverse invisible a cambio de utilizar energía Aeion, sobre la que hay que reconocer que se gasta a gran velocidad, por lo que es aconsejable emplearla en los momentos adecuados.

Metroid Dread 05

Aun así, hasta llegar a estas habilidades nuevas podremos desenvolvernos perfectamente contra los enemigos contra los que nos iremos enfrentando, dado que Samus se podrá deslizar por el suelo, rebotar en las paredes, apuntar en todas direcciones al lugar al que queremos disparar y también estará el contragolpe. Este último es de lo que más nos ha gustado porque nos permite dejar inmóviles a los enemigos siempre y cuando lo utilicemos en el momento exacto, ya sea estando quietos, saltando o corriendo.

No tenemos claro cuántas regiones diferentes habrá en el juego, pero en nuestra primera hora recorrimos gran parte de la primera y una pequeña porción de la segunda y nos quedaron infinidad de salas por visitar y seguramente también habría decenas de mejoras ocultas. Así que tiene pinta de que aquellos que quieran hacerse con el 100% se tirarán su buena cantidad de horas hasta dar con todo.

Precisamente todo esto es una de las cosas que más nos ha fascinado de Metroid Dread, el hecho de poder disfrutar de un nuevo Metroid en 2D completamente nuevo y del que no sabemos nada desde el principio. Vale que tampoco ha pasado mucho tiempo desde el lanzamiento de Metroid: Samus Returns, pero al fin y al cabo se trataba de un remake de Metroid II: Return of Samus. En cambio, aquí partimos de cero y eso es de lo mejor al no tener claro qué te vas a encontrar y pensar bien a qué lugares volver para sacar partido de las mejoras y habilidades que vayan apareciendo sobre la marcha.

El combate contra los E.M.M.I., un claro homenaje a Metroid Fusion

Metroid Dread 03

Para muchos aficionados de la franquicia, Metroid Fusion es la mejor entrega de todas. Cada uno la recordará con gran cariño por diversos motivos, pero si hay algo que nadie olvidará nunca es la tensión que nos hizo vivir cada vez que nos perseguía la versión malvada de Samus generada por el parásito X, capaz de acabar con nosotros en un santiamén si nos pillaba, por lo que no quedaba más remedio que poner pies en polvorosa si nos topábamos con ella.

Ese es uno de los aspectos principales en los que se nota que Metroid Dread es una secuela directa, porque aquí volveremos a sufrir el mismo tipo de situación, aunque en este caso serán los E.M.M.I. los encargados de darnos guerra. Si bien se suponía que estos robots eran nuestros aliados y los encargados de acabar con el parásito X, por algún motivo se han pasado al bando contrario y su objetivo principal será el de poner fin a la vida de Samus si logran cazarla.

Por suerte sabremos bien cuándo nos tocará lidiar con ellos, porque las habitaciones en las que se encuentran cuentan con un diseño muy específico y no pueden salir de ellas, lo que en parte le resta un poco de tensión al saber cuándo nos encontraremos con ellos, pero eso no quita que nos pongan nerviosos mientras nos persiguen a toda velocidad. Más que nada porque si atrapan a Samus es una muerte prácticamente garantizada.

Metroid Dread 04

La única forma de librarse de su ataque es con un contragolpe a tiempo, pero las veces que lo hemos intentado nos ha resultado imposible, de ahí que solo hemos recurrido a escapar directamente de ellos. Y no os penséis que será sencillo darles esquiva, porque los E.M.M.I. se desplazan bastante rápido y sabrán leer nuestros movimientos perfectamente para rodearnos y perseguirnos sin cesar gracias a sus radares, de ahí que el Camuflaje Espectral sea tan importante.

Por otro lado, el hacer especial hincapié en ellos se debe a que uno de los objetivos principales del juego es el de acabar con todos ellos. En principio parecerán invencibles y cualquier disparo de Samus no les causará ningún rasguño, algo que se solventa con un tipo de disparo más demoledor que tan solo cuenta con una única carga, suficiente para volarlos en mil pedazos, por lo que es indispensable localizar este tipo de ataque antes de enfrentarnos a cualquiera de ellos.

Eso sí, no todos serán iguales. Al igual que Samus se volverá más fuerte poco a poco, con los E.M.M.I. sucederá lo mismo y también ganarán nuevas capacidades que nos obligarán a darle al coco para zafarnos de ellos si queremos seguir adelante con nuestra misión. En líneas generales, todos los encuentros que hemos librado contra ellos nos han parecido de lo más desafiantes y cada vez que alguno nos pillaba nos servía también para comprender en qué hemos fallado para así pensar en una estrategia nueva.

Metroid Dread 02

Pero esto no quiere decir que sean los únicos jefes finales contra los que combatiremos. En el planeta ZDR también se encuentran otras infernales criaturas con sus propias mecánicas con las que también nos tocará utilizar todas las habilidades que hemos ido consiguiendo hasta ese momento, algo que también nos ha alegrado para que las capacidades de Samus no se limiten a ciertas habitaciones sin más y tengamos que emplearlas todas para hacernos con la victoria.

Personalmente, la primera hora de Metroid Dread no ha podido ser más satisfactoria y las sensaciones que me ha producido han sido fantásticas. Estoy deseando averiguar qué más retos me esperan y sobre todo descubrir si realmente el parásito X está detrás de todo esto o hay alguien más que esté moviendo los hilos, pero lo que tengo claro es que hacía falta un Metroid completamente nuevo en 2D y por el momento da la impresión de que MercurySteam ha hecho muy bien los deberes.

Temas
Inicio