Análisis de Monster Hunter Rise para PC: la evolución definitiva de la saga de culto
Análisis

Análisis de Monster Hunter Rise para PC: la evolución definitiva de la saga de culto

Desenfundo mi Espada Larga y tomo posiciones frente al brutal Magnamalo. La colosal bestia con aires de gran felino todavía no me ha visto, pero la salvaje fuerza del wyvern insignia de Monster Hunter Rise se puede notar en el ambiente. Sé perfectamente que atacar cualquier parte de su cuerpo que emane fuego infernal lo debilitará y que de poco servirá intentar hundir mi enorme espada en su lomo con esa afilada coraza, pero sus movimientos son mucho más intimidantes que en Nintendo Switch. Da igual que se trate de un videojuego: respiro profundo y me armo de valor.

Sirviéndome del impulso del cordoesprint y la precisión del ratón, me abalanzo cual Spider-Man a gran velocidad y ejecuto con un clic un tajo espectacular directo a su cabeza. Comienza el espectáculo. El wyvern malicioso no tarda en reaccionar y somete instantáneamente a todas las criaturas de las proximidades con un potente estruendo. Ante estas, con la rueda del ratón dejo las pociones a mano en el inventario.

De su cuerpo comienzan a salir chispas y llamas con una energía insólita. Contaba con ello. Nada más recomponerme reinicio el asalto -esta vez de manera improvisada- golpeando su cola antes de que la use contra mí. Un solo latigazo y volaré por los aires. Dos y tendré que usar pociones. Tres y volveré al campamento tumbado y en camilla.

Todo lo que desmarca Monster Hunter Rise del ya intachable Monster Hunter World se manifiesta en pantalla a flamante resolución 4K mientras esta intensa batalla evoluciona en pantalla. Los nuevos movimientos acrobáticos marcan la diferencia en unos combates todavía más apoteósicos gracias al framerate desbloqueado. Galopar a lomos de mi Canyne, el nuevo tipo de camarada que sirve de montura, agiliza las persecuciones y huidas. Los ataques de cordoamarre y los esquives por la mínima hacen que la cosa esté más o menos igualada ante una bestia que, entre zarpazos y placajes, deja muy poquito margen para reaccionar. Que  llena el escenario de cargas eléctricas a la mínima de verse acorralado.

Cazador y presa consumen su energía y revalidan su voluntad de vencer, pero ¿quién es quién?

Llegado el momento, la aparición de un invitado inesperado me da una oportunidad de igualar las tablas: la entrada en el campo de batalla de un Gran Izuchi hace que ambas bestias se enzarcen en su propia batalla. Si me distrajera o flaquease estoy seguro de que el Magnamalo podría vencernos a los dos por separado, pero uniendo nuestras fuerzas las posibilidades de reducirlo aumenta, así que usando el cordoamarre convierto al malherido  Gran Izuchi en mi nueva montura y comienzo a arremeter contra el wyvern como si tratase de domar un toro desbocado.

Fbl3hhmwqayqjrh

Eso sí, mientras golpeo con la cola de mi montura y planeo mi siguiente movimiento recorro con la mirada un punto elevado al que trepar: mi espada necesita ser afilada y tenerla a punto ha pasado a ser mi siguiente prioridad. Por mucho que el Magnamalo haya comenzado a cojear y ya haya partes de su cuerpo desprendidas por el escenario, su determinación y velocidad no se han visto reducidas, sino todo lo contrario. La energía que se transmite durante el curso de la batalla estalla de nuevo ante este giro de los acontecimientos y, pese a que ninguno de los dos está dispuesto a ceder, esta gloriosa cacería no concluirá hasta que uno de los dos acabe desplomado en el suelo.

Bestias colosales, Armas XXL y técnicas de ninjutsu

Fh5sganwuaotisc

Monster Hunter Rise es la evolución total de la saga de culto, y eso se nota desde los compases iniciales. Desde lo que respecta a su ambición y su manera de buscar la epicidad en los combates a su jugabilidad. A todos los efectos, esto supone un salto en la experiencia de juego equiparable a la que dio Monster Hunter World frente a las entregas anteriores a través de nuevas mecánicas que no entorpecen la experiencia clásica y sirven para llevar la sublime experiencia de ARPG de Capcom a un público todavía mayor.

¿Y qué pasa con aquellos que le han dedicado cientos de horas a Monster Hunter World en PC? Pese a que nos encontraremos con armas y monstruos muy conocidos, la sensación de novedad es constante más allá de la jugabilidad: la compañía de Osaka combinó la fantasía épica del nuevo mundo (es decir, el escenario de la Quinta Generación de Monster Hunter) con una versión acomodada del Japón feudal que le sienta de maravilla al conjunto. Y, en el proceso, introduce un nuevo tipo de experiencia: el fenómeno conocido como el Frenesí.

Porque, como cazadores de la aldea Kamura, en Monster Hunter Rise nuestra agenda estará colmada de misiones y aventuras más allá de las incursiones que queramos hacer por nuestra cuenta. Pero ahora, la historia del propio juego además incluye un nuevo tipo de misión de Frenesí en las que deberemos proteger la entrada de la aldea de incesantes asaltos de monstruos a toda cosa. Lo cual incluye desplegar torretas y trampas y medirnos contra varios grandes monstruos a la vez. Una magnífica locura que, por cierto, sabe exprimir al máximo la nueva jugabilidad creada para la ocasión.

a

Como comentamos, nuestro personaje hereda los movimientos esenciales de Monster Hunter World, las colosales armas gigantes que dan personalidad a las batallas y el grueso de las habilidades de los cazadores con excepciones contadas, pero en el proceso se suman varias novedades muy acertadas:

  • De partida, ganaremos habilidades acrobáticas que incluyen la escalada o la habilidad de correr y deslizarse por las paredes. Un conjunto de habilidades ninja que dan nuevos matices a las batallas y, como es de esperar, sacan mejor partido a unos escenarios intencionadamente más verticales.
  • Además de esto, se ha introducido un nuevo tipo de recurso: los cordópteros. Una especie de insecto que dispara un fino hilo brillante que nos permitirá balancearnos en el aire, trepar o propulsarnos hacia superficies elevadas, abalanzarnos sobre bestias o simplemente quedarnos colgando del cielo. Un recurso que, por cierto, gana puntos enteros con el ratón.
  • Y por si lo anterior fuera poco, además de los ayudantes Felyne contamos con la ayuda de los Canyne, un nuevo tipo de ayudante que ataca de manera independiente y, además, podemos usar de montura. Reduciendo al mínimo las tediosas persecuciones y los desplazamientos de punta a punta de loes escenarios, pero también abriendo la puerta a escapadas para afilar armas o usar pociones.

Si bien, las novedades no acaban aquí, lo verdaderamente interesante es la manera en la que estas nuevas mecánicas se integran en escenarios más ricos en posibilidades y hacen que jugadores no tan convencidos y los veteranos de la saga queden fascinados por el nuevo ritmo y emoción de las partidas. Logrando que el otro gran pilar de Monster Hunter, las cacerías de grandes monstruos, brille con nueva luz y emoción. Y sí, en cuestión de bestias, Monster Hunter Rise sigue siendo desafiante y glorioso en proporciones desmedidas.

Un conjunto de elementos que convirtieron a Monster Hunter Rise en la más ambiciosa y brutal entrega de la aclamada saga en Nintendo Switch. Lo cual nos lleva a la pregunta de rigor: ¿Qué tratamiento ha recibido este ARPG imprescindible al dar el salto de los Joy Cons al ratón y teclado?

Monster Hunter Rise, todavía mejor en PC

Monster Hunter Rise es uno de los embajadores definitivos del motor ReEngine de Capcom (el mismo de Resident Evil Village) y de cómo este se puede adaptar a Switch. Sin embargo, incluso ofreciendo un aspecto y resultados alucinantes en la consola de Nintendo, estaba muy claro que había limitaciones de hardware que condicionaban la gloria latente de las bestias y batallas del juego. Por suerte para los cazadores de PC, la versión de escritorios colmará sus expectativas.

Sobre el papel, se trata de una adaptación con exactamente los mismos contenidos de Switch. De hecho, la versión de lanzamiento equivale a la versión 3.6.1 del juego de Nintendo, con todo el contenido y misiones extra como la que nos permite vestirnos de Akuma de Street Fighter. En la práctica, en lo visual y lo técnico se siente genuinamente como un remaster. Como uno hecho con un mimo especial, todo sea dicho.

De partida, más allá del impresionante salto de resolución a 4K que se manifiesta en pantalla, todas las texturas del juego han sido mejoradas. Lo cual, sumado, se nota en los detalles del vestuario y los acabados del pueblo y los escenarios, y hace que los monstruos luzcan completamente alucinantes en pantalla. Eso sí, los modelos y entornos son los mismos. Y, para muestra, aquí tienes una comparación directa del poderoso Magnamalo en ambos sistemas.

Ff Wyz8akaqb0ke
Monster Hunter Rise en PC
A
Monster Hunter Rise en Switch

Pero más allá de esto, la versión de PC cuenta con otras mejoras que logran  que incluso aquellos que le hemos dedicado ingentes cantidades de horas a Monster Hunter Rise en Switch nos quedemos embobados. De partida, si tienes un monitor ultra-panorámico se acomoda perfectamente a tu pantalla. Y eso es un deleite. Pero, sin duda, lo mejor de todo es poder jugar sin limite de fotogramas. Puedes acomodar la acción a 60 FPS, 120 FPS y, si tu equipo lo aguanta, eliminar el bloqueo de FPS.

De hecho, pese a que los modelos y escenarios son los mismos que en Switch (lo cual hace que estén un escalón por debajo de Monster Hunter World en cuestión de acabados) Capcom no se ha limitado a hacer un port directo del juego y en su lugar se ha volcado en ofrecer una barbaridad de opciones visuales y a medida, ha introducido nuevos filtros de juego (incluyendo efectos cinematográficos de Cine de Samuráis) y una generosísima variedad de ajustes para que la experience se acomode en los equipos más modestos o sepa llenar el ojo de los jugadores más exigentes.

Incluso, como puedes ver justo abajo, podremos activar o desactivar opciones extra concretas para gestionar de la manera más eficiente el uso de memoria de nuestra gráfica o acomodar la presentación con efectos y detalles al vuelo y de manera muy caprichosa.

a

Llegados a este punto toca hablar de la jugabilidad, y hay que reconocer que Capcom ha sabido hacer muy bien sus tareas: está claro que si vienes de jugar a Monster Hunter Rise en Switch vas a tener que aprender a desenvolverte con ratón y teclado, pero lo que ganas combinando el uso del ratón con la cámara y los cordoalámbres da un nuevo nivel de control. Eso sí, pondrás a prueba la resistencia de la rueda de tu ratón: la estarás usando constantemente.

Definitivamente, hacerse de nuevo con los controles es un trámite si ya has desarrollado cierta memoria muscular. Desde desplazarte montado en los Canyne a ejecutar los combos de tus armas favoritas. Por suerte, el área de entrenamiento de la aldea de Kamura se presta de maravilla a que nos familiaricemos con el nuevo sistema en caso de que queramos apostar fuerte por el ratón y teclado e incluso personalizar los botones para ser más letales y eficientes. A las peores, siempre podemos conectar un mando tradicional y dejarnos llevar: Monster Hunter Rise se disfruta de maravilla con sticks y gatillos.

a

Sin embargo, lo que de verdad hará que nos planteemos si continuar nuestras partidas en Switch o dar el salto al PC no es ni el brutal salto de calidad visual y técnico ni el uso del ratón y el teclado, sino el renovado sistema de comunicación: la versión de escritorios de Monster Hunter Rise integra ese sistema de chat de voz que le faltó a Switch, además de que hace más accesible y efectivo el de teclado. Un triple acierto que, definitivamente, hace que el multijugador sea drásticamente mejor y, por extensión, posicione la versión de PC de Monster Hunter Rise por delante de la de Switch.

La opinión de VidaExtra

Fhvmr39wyauxfac

Monster Hunter Rise es epicidad en estado puro. Lo es en Nintendo Switch y queda todavía más patente en PC. Su absorbente experiencia de juego, sus gloriosos combates y su rejugabilidad prácticamente infinita lo posicionan como un imprescindible para los apasionados por la saga y un título de paso obligado para cualquier apasionado por los RPGs de Acción. Y, pese a que visualmente no está precisamente a la vanguardia de lo que ya hemos visto en PC, la manera en la que se manifiestan su gloriosas partidas en pantalla es un espectáculo tan satisfactorio como desafiante.

Es una lástima que no se puedan importar las partidas de Switch, desde luego, con lo que deberemos empezar nuestra partida desde cero incluso si llevamos cientos de horas jugadas y nuestro personaje porta equipos y armas espectaculares. Pero, ya metidos en faena, el trámite se compensa con un despliegue que consigue emocionar como si fuese nuestra primera partida. Haciendo que la gloriosa sensación de enfrentarse a bestias colosales con armas absurdamente grandes de Monster Hunter cobre más fuerza y nueva emoción.

a

Monster Hunter Rise despliega por completo su genuina fuerza y su adictiva fórmula en PC y, en el proceso, se convierte en la manera definitiva de experimentar el juego junto a otros compañeros de partida. Porque, si bien, salir a cazar en grupo en Switch suponía el gran reclamo de la cacería épica de Capcom, aquí esa misma experiencia cobra nuevos y mejores matices. Sobre todo, cuando el mero hecho de recurrir a Discord para comunicarnos pasa a ser opcional. Logrando por méritos propios coronarse como lo que es: la mejor y más emocionante entrega de Monster Hunter hasta la fecha.

La versión de PC de Monster Hunter Rise redondea y da nueva fuerza a una cita imprescindible para los cazadores de la saga y se posiciona como la nueva obsesión para los fans de los ARPGs de escritorios. Uno de esos juegos que te tendrán acumulando cientos de horas en solitario por diversión o para hacerte con las mejores armas y armaduras, pero cuya verdadera excelencia se manifiesta al salir a cazar en cuadrilla. Ofreciendo, en ambos casos, momentos de genuina gloria.

Imprescindible

Monster Hunter Rise

Monster Hunter Rise

Plataformas PC. También disponible en Nintendo Switch
Multijugador Sí (hasta 4 jugadores online)
Desarrollador Capcom
Compañía Capcom
Lanzamiento 12 de enero de 2022

Lo mejor

  • Partidas absolutamente gloriosas colmadas de epicidad y desafíos
  • El rendimiento desbloqueado le sienta de maravilla a la renovada jugabilidad, los combates y las reacciones y brutalidad de los monstruos
  • El chat de voz y el uso de teclado hacen que la experiencia multijugador sea todavía mejor
  • Toneladas de horas de juego: ver los títulos de crédito solo es el comienzo del verdadero juego

Lo peor

  • Una lástima que no se puedan importar las partidas de Switch o que haya juego cruzado

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio