Jugamos a Monster Hunter Rise, el espectacular regreso de la cacería épica de Capcom a Nintendo Switch
Análisis

Jugamos a Monster Hunter Rise, el espectacular regreso de la cacería épica de Capcom a Nintendo Switch

Nunca me canso de enfrentarme a bicharracos y bestias de más de media tonelada esgrimiendo el Glaive Insecto. No es el arma más potente de Monster Hunter, pero su estilo acrobático y su versatilidad hacen que mis cacerías sean tan vistosas como emocionantes. Quizás, debido a eso, mis partidas de Monster Hunter Rise están resultando una verdadera gozada. Porque lo nuevo de Capcom para Switch es una sorpresa en lo visual, pero te conquista partida a partida en lo jugable.

La saga Monster Hunter ya no es ni una experiencia de nicho ni una saga desconocida en occidente, y Capcom lo sabe bien. Las 16 millones de copias vendidas de MH World son el mejor aval de la propuesta de cacería épica de los de Osaka, pero también una responsabilidad de cara a sus títulos venideros. Un elevado listón que, desde Nintendo Switch, Monster Hunter Rise está completamente decidido a superar atreviéndose a poner nuevas ideas sobre la mesa.

MHR

Tras una primera incursión en Switch con lo mejor y lo no tan bien envejecido de las entregas clásicas, la potente saga de ARPGs de Capcom despliega toda su grandeza y, a la vez, sorprende con sus novedades. Conservando lo mejor de MH World y la tan adictiva fórmula tradicional que equilibra el crafteo, la exploración y los combates espectaculares. Enfrentándose, en el proceso, a uno de los puntos más delicados a la hora de congregar a cazadores veteranos y nuevos: el sistema de movilidad.

A fin de cuentas, se palpa desde la primera partida que Monster Hunter Rise ha sido diseñado para asentar en Switch todos los hitos y sensaciones de Monster Hunter World y establecer definitivamente la quinta generación de juegos de la saga que arrancó en consolas de sobremesas. Renegando ser una entrega menor para postularse como el siguiente gran capítulo de la saga. Y pese a que todavía queda mucho por ver de cara a su conjunto de contenidos, las sensaciones que transmite son tremendamente positivas.

MHR

Eso sí, pese a que verás armas, bestias y elementos muy reconocibles en Monster Hunter Rise, la sensación de novedad se manifiesta constantemente a través de un doble y muy acertado cambio:

  • De entrada, porque dispondremos de nuevos recursos de desplazamiento que le dan un enorme carácter al juego sin renunciar a las sensaciones clásicas. De ellos hablaremos un poquito más abajo.
  • A lo que hay que sumar que Monster Hunter Rise nos descubrirá una de las zonas más exóticas del universo de la saga: la aldea Kamura un punto de partida magistralmente inspirado en el japón feudal sin que eso acabe restando identidad a la estética de la propia saga.

Como resultado, Monster Hunter Rise no solo se comienza a posicionar preferentemente entre las entregas anteriores, sino que persigue con descaro ser la próxima cita obligada para los veteranos de la saga. Siendo desde ya, y por méritos propios, uno de los lanzamientos más potentes de Nintendo Switch de cara a lo que será el cuarto año desde su salida.

Bienvenidos Kamura, la nueva meca de los fans de Monster Hunter

MHR

Monster Hunter Rise no es aquella deseada -e imposible- adaptación del Nuevo Mundo a Switch, sino una entrega principal creada a medida de la consola de Nintendo. Dicho de otro modo: las mismas estupendas sensaciones de juego que vimos en el resto de consolas y PCs son trasladadas a una nueva región por descubrir y, en el proceso, logra que adentrarnos en cada nuevo ecosistema resulte una experiencia todavía más interesante y entretenida.

En muchos aspectos, MH Rise es el mayor paso evolutivo de la saga desde Monster Hunter World.

MHR

Con eso por delante, Monster Hunter Rise nos invita a descubrir la aldea Kamura y sus alrededores. Una exótica localización cuyo renombre en el universo del juego proviene de su acero de Tatara y que, inevitablemente, se verá expuesta a un gran peligro: el fenómeno conocido como el Frenesí convertirá la aldea en el objetivo de una verdadera jauría de bestias colosales. Y, claro, en Kamura cuentan con nosotros para detenerlas a todas.

Mhrise Aldea Kamura

En lo visual, Monster Hunter Rise también resulta toda una sorpresa. Capcom le tiene pillado el punto al RE Engine y es capaz de ofrecer resultados especialmente logrados en la consola de Nintendo. Es más, todas las capturas que ves han sido tomadas por nosotros.

Y, para muestra, aquí puedes ver cómo luce el juego en modo portátil.

MHR

Y así luce con la consola conectada al Dock. Y pese a la diferencia de resolución -ahí están las texturas y esos dientes de sierra de los objetos- hay que reconocer que en ambos modos el juego luce fenomenal.

MHR

¿Y en lo relativo a los mandos? Capcom ha encontrado un equilibrio perfecto a la hora de presentar toda la información en pantalla sin llegar a generar la sensación de que está saturar y, en el proceso, retiene el sistema de control de MH World con notables excepciones: quizás no podamos saltar, pero podremos balancearnos cual Spider-Man o galopar a toda velocidad.

El regreso de Monster Hunter es una sorpresa en lo visual, pero te conquista partida a partida en lo jugable

Lo primero es lo primero: tal y como ocurre en MH World, el cambio más notable que notaremos de cara al regreso de Monster Hunter a las consolas de Nintendo es que se acabaron los mapas divididos en zonas y, por extensión, los tiempos de cargas al pasar de una a otra. Los escenarios son abiertos, y son enormes.

MHR

Ahora, cada territorio de caza es un gran mapeado lleno de vida y contrastes que podremos recorrer con enorme libertad y sin interrupciones de un extremo a otro. Lo cual no quita que estemos constantemente expuestos al carácter imprevisible y violento de verdaderos titanes y que el propio sigilo sea una poderosa ventaja que no debemos desaprovechar.

Que se hayan añadido nuevas opciones de movilidad para escenarios totalmente abiertos supone un acierto total, sobre todo cuando nuestra presa emprende su huida. Sirviendo como premisa y punto de partida para introducir las dos novedades más notables de MH Rise: los Cordópteros y los Canyne.

MHR
  • Los Cordópteros son, en esencia, unos insectos que producen una especie de hilo superresistente y elástico llamado Cordofibra, el cual podremos usar para engancharnos a superficies y grandes criaturas, balancearnos e incluso como arma en función de el equipo que llevemos.  
MHR
  • Por su parte, los Canyne son unos camaradas, como los Felyne, que nos asistirán en combate. Y, si bien, estos son de naturaleza más ofensiva que sus contrapuntos gatunos, lo verdaderamente interesante es que podremos usarlos como monturas.

A través de estas dos incorporaciones a nuestras acciones habituales, los escenarios de Monster Hunter Rise ganan nuevos matices y las partidas se hacen mucho más entretenidas. De entrada, porque no nos agotaremos al recorrer el mapeado ni llegamos exhaustos al enfrentamiento con otras bestias. Es más, tampoco se nos limitarán nuestras acciones más allá de -lógicamente- no poder usar las armas que llevemos.

MHR

Existe una tercera gran novedad: en Monster Hunter Rise podremos cabalgar sobre grandes bestias para enfrentarlas con otras o estamparlas contra superficies y causarles un daño todavía mayor. El sistema de control no es ni la mitad de fluido e intuitivo que ir a lomos de nuestro Canyne, lógicamente, pero añade todavía más variedad a los combates.

Así, y de manera brillante, Capcom ha integrado técnicas de ninjutsu en su robusta fórmula de ARPG a través de los Cordópteros, los Canyne y el sistema de montura. De modo que no solo se nos alienta todavía más y mejor explorar, sino que hace que trepar un muro a lomos de nuestro camarada cuadrúpedo o ganar un impulso instantáneo -especialmente en combate como y la hora de atravesar una zona vertical en poco tiempo- sea una experiencia tan redonda como completamente satisfactoria.

El regreso por todo lo alto de Monster Hunter

MHR

La experiencia Monster Hunter se puede disfrutar perfectamente en solitario. Cazando por nuestra cuenta en compañía de nuestros camaradas gatunos y caninos. Como comentamos antes, en esta entrega existe un contexto argumental que nos tendrá realmente atareados de manera constante y toda una variedad de encargos menores con los que repetir misiones y cacerías. Sin embargo, donde de verdad se luce es al compartir partida con otros jugadores. Y MH Rise cumple holgadamente con las expectativas.

Si bien lo propio es contar con amigos y un sistema de comunicación en grupo por voz similar al de Xbox, PlayStation o Steam, lo cual sigue siendo un punto en contra en la consola de Nintendo, los veteranos y curtidos que vengan de las entregas de 3DS se encontrarán con una enorme alegría al ver lo sencillo que es desenvolverse con dos sticks a los que Capcom les saca todo el partido.

MHR

Sobre todo, cuando la consola mantiene el ritmo y la intensidad de cada partida sin que haya bajadas drásticas de rendimiento o problemas de conexión. El único caos que verás en pantalla será el provocado por las poderosas bestias a las que nos enfrentaremos, y una vez interiorizadas las nuevas opciones de movilidad y desplazamiento -y con un mínimo de coordinación- la experiencia multijugador resulta alucinante.

Monster Hunter Rise no es una entrega menor: ambiciona ser el siguiente gran capítulo de la saga de Capcom

De hecho, ese extra de movilidad gracias al sistema de cuerdas ninja de los Cordópteros y las monturas hace que podamos retirarnos de manera más eficaz en estos escenarios más verticales, y también reincorporarnos al asalto antes y en mejores condiciones al ser fulminados y llevados al campamento.

MHW

Añadiendo un nuevo ritmo estupendo a las partidas que suma verdaderos puntos enteros al conjunto y, como ya comentamos, precedentes que merecen quedarse en la saga.

Mención especial al diseño y comportamiento de las criaturas. Especialmente de las nuevas. Enormes en tamaño y lo suficientemente feroces como para dejarnos petrificados a cuatro jugadores de un sonoro rugido. Pero también con su propia autonomía y costumbres: si jugamos bien nuestras cartas, podremos hacer que dos enormes bestias se peleen entre sí. Siendo, igualmente, un espectáculo tan épico como caótico.

MHR1

Las sensaciones que nos ha transmitido Monster Hunter Rise son especialmente positivas con vistas a su lanzamiento final, previsto para el próximo 26 de marzo. Tocará ver entonces el tamaño de todas sus zonas y los planes y eventos que Capcom tiene previstos para su post-lanzamiento.

De seguir la línea de Monster Hunter World y las entregas lanzadas en 3DS, Nintendo Switch ya contará con su primer imprescindible de 2021. En cualquier caso, MH Rise ya es, por derecho propio, una cita obligada para los fans de Monster Hunter y está convenientemente encauzado a definir el futuro de la saga.

  • Plataformas: Nintendo Switch
  • Multijugador: Sí (en cooperativo local y hasta 4 jugadores online)
  • Desarrollador: Capcom
  • Compañía: Capcom
  • Precio: 54,90 euros en reserva
  • Lanzamiento: 26 de marzo de 2021
Temas
Comentarios cerrados
Inicio