Análisis de Overwatch 2: una secuela más centrada en corregir problemas que en volver a enamorar a los jugadores
Análisis

Análisis de Overwatch 2: una secuela más centrada en corregir problemas que en volver a enamorar a los jugadores

'¿Alguien más ha tenido un Déjà vu?' La frase de Tracer le queda que ni pintada (con graffiti) a Overwatch 2, porque no es una nueva entrega. Y da igual lo que ponga en su logotipo. Ahora bien, tampoco se trata de una actualización cualquiera: es un reinicio del mismo juego que nos obsesionó en 2016. Un reseteo en el que buena parte de la esencia del original ha quedado diluida, pese a que ningún contenido anterior se pierde por el camino. Bueno, sí, algo se pierde: ya no hay cajas de botín porque ahora hay un pase de batalla.

Overwatch 2 sigue siendo ese shooter por equipos en el que hay un estilo de juego para todo el mundo, con partidas dinámicas y personajes que desprenden un carisma especial. Sin embargo, entra en una etapa nueva y muy diferente. Ha evolucionado como juego como servicio y eso, básicamente, es lo que verdaderamente distancia la secuela del juego original. Lo cual no quita que haya cambios en la experiencia de juego, nuevo contenido y novedades que suman y, a todos los efectos, deben tenerse en cuenta.

Partamos de lo esencial: Overwatch ha sido reemplazado por Overwatch 2 de un día para otro -literalmente- y éste último ahora apuesta por un modelo gratuito. Tan sencillo como suena, aunque con matices. Lo primero es que se heredan en el proceso nada menos que seis años de contenidos y lecciones aprendidas. Además, todo lo que ya tenías en el juego original está en su sitio nada más empezar la partida. Los aspectos, los gestos, las estadísticas... Todo. Y no solo eso: todas las versiones del juego en los diferentes sistemas se han fusionado. Eso está muy bien pero volvemos a lo de antes, ¿hay novedades en esta nueva entrega?

Si nos limitamos a cuantificar lo que aporta Overwatch 2 a los jugadores de salida nos topamos con seis mapas creados para la ocasión, un modo de juego nuevo, una experiencia multijugador con ajustes esenciales y un replanteamiento del competitivo y tres nuevas heroínas: Sojourn, Junker Queen y Kiriko. Lógicamente, se espera que vaya llegando contenido de manera progresiva. Pero aquí viene el giro inesperado: los nuevos personajes ya no aparecen sin más trámite que actualizar el juego al panel de seleccionables, sino que pasan a ser desbloqueables.

Y pese a que a nadie le hacía una gracia especial el sistema de cajas de botín de Overwatch, pese a que no estaba mal implementado frente a otras propuestas, pero el nuevo sistema de progresos y compras directas de contenido en esta nueva etapa empaña lo que debería haber sido esa ansiada revolución que Overwatch llevaba años pidiendo. Porque Overwatch 2 es una secuela más centrada en corregir los problemas de Blizzard que en recuperar el cariño de los fans o ganarse el aprecio de los nuevos jugadores.

Un buen shooter que apenas se esfuerza en demostrar que es una nueva entrega

Eef316b0 Fbdb 4dc5 9722 0f3b2681a704

Vaya por delante que Overwatch 2 no es un mal juego. En absoluto. Básicamente, porque Overwatch era un shooter especialmente bueno. Amable con los jugadores casuales y profundo para quienes desean una experiencia competitiva. Seis años después, su fórmula sigue sin ser perfecta, pero está muy pulida. Otra cosa es que incluso en los compases iniciales del Overwatch 2 nos hayamos topado con que Blizzard haya tenido que retirar temporalmente un par de héroes para equilibrar las partidas. Eso no debería pasar de cara a un lanzamiento de este calibre.

Como shooter por equipos, Overwatch 2 es un poquito más de emocionante que antes de la actualización que lo convirtió -sobre el papel- en una secuela. Con más ritmo y más intenso gracias la reducción de los equipos. Pero a todos los efectos los cimientos son los mismos: eliges entre juegos rápidos o modos directamente competitivos, seleccionas con quién te apetece jugar entre una amplia variedad de personajes, a ser posible ajustándote a lo que necesita tu equipo, y tomas parte en batallas caóticas en las que el único elemento en común es que la unión hace la fuerza.

Porque en Overwatch y en Overwatch 2 la organización siempre se impone a la destreza individual y el mero poder destructivo. Precísamente por ello, que las partidas de los modos principales hayan pasado a ser de equipos de seis a batallas de cinco contra cinco (5vs5) de una entrega a otra. Lo cual acaba siendo un cambio mayor de cara a la experiencia de juego en su conjunto. En el proceso se gana ritmo y dinamismo en cada batalla, se replantea el papel de cada uno de cara al objetivo principal y, en última instancia, se logra que nuestra implicación en el desarrollo de la partida sea mucho mayor. Eso, definitivamente, es muy bueno.

Overwatch 2

Sin embargo, hay algo que ha cambiado en el juego en su  conjunto: cuando Overwatch salió en mayo 2016 lo tenía todo ganado. Sus betas y sus fases de testeo apuntaban maneras y su coronación como juego del año en los Game Awards y el inicio del fenómeno en torno a sus personajes y su universo estaban bien fundamentados. Entonces, ¿por qué el actual Overwatch 2, que recoge ese estupendo testigo, lo tiene hoy todo por ganar?

De partida porque, como comentamos al principio, se trata de un reinicio total. Y, siendo justos, los últimos años de Overwatch han sido muy irregulares. Mucho. Al menos, en lo que respecta de cara al jugador. Tanto en lo que se refiere a novedades significativas que han llegado con cuentagotas, los mismos modos de temporada en bucle y pequeñas motivaciones para asomar de vez en cuando que, en esencia, se reducen a ajustes y nuevos aspectos. Algunos, muy chulos, todo sea dicho.

Overwatch 2

Overwatch 2 replantea totalmente la manera en la que los contenidos llegan a los jugador. De hecho, el calendario ofrecido por Blizzard se compromete a que cada nueve semanas, lo que duran las temporadas actuales, estará disponible en el juego al menos un nuevo héroe y un mapa. En el caso de los héroes, estos llegarán una temporada sí y otra no, a excepción de las temporadas 1 y 2.

Sin embargo, en esta ocasión los personajes no aparecen por arte de magia: toca desbloquearlos, lo cual deriva en un sonado volantazo en su modelo de monetización y su sistema de Pase de Temporada. Un sistema que ha funcionado de maravilla en otros shooters en primera persona, pero que no termina de encajar demasiado bien con el nuevo modelo de Overwatch.

Overwatch 2, una secuela gratuita en la que casi todo tiene una etiqueta con el precio

Ovr Pk Betaannounce 5v5gameplay 001

Durante años, Blizzard ha sabido imponer modelos juego como servicio. A la medida de cada juego, atractivos y muy bien fundamentados de cara al jugador. World of Warcraft, HearthStone o el propio Overwatch son ejemplos que han sentado cátedra en sus respectivos géneros. Si hay alguien que históricamente ha sabido sabe plantear que paguemos un poquito más de lo planeado por un juego o incluso nos atrevamos a comprar contenidos sueltos o aleatorios, esos son Blizzard. Precísamente por ello, el cambio de modelo de Overwatch 2 resulta tan chocante.

Como comentamos, el juego pasa a ser free-to-play en todas las plataformas y no solo vuelve a ofrecer juego cruzado, sino que ahora se han fusionado todas las diferentes versiones del juego para PC y consolas.

Ovr Sojourn 1pdisruptor Withui

Es decir, todo lo que ya habías desbloqueado en cualquiera de las plataformas anteriores se aúna en una única versión de Overwatch 2 común y compartida tras la fusión de cuentas. Y eso es algo no opcional ni hay marcha atrás: o nos llevamos nuestros progresos o partimos de cero absoluto y sin acceso a los héroes originales. Y tal y como se ha planteado el sistema de progresos y el sistema de compras directa, es algo que no conviene:

  • Si ya teníamos el Overwatch original en cualquier otro sistema recibiremos todos los héroes originales, más las nuevas heroínas. 35 héroes con la incorporación Sojourn, Junker Queen y Kiriko. Así de simple. Pero los próximos personajes habrá que desbloquearlos.
  • Sin embargo, la naturaleza gratuita de Overwatch 2 implica la llegada de Los nuevos jugadores, los cuales comienzan con un programa de bienvenida creado a medida, acceso limitado a varios modos de juego y héroes, de modo que para desbloquear todos los héroes del primer Overwatch son necesarias (según la propia Blizzard) unas 100 partidas.

¿Y qué ocurre con los nuevos personajes? Ahí es donde entra en juego el Pase de Batalla de Overwatch 2: Todo el mundo podrá desbloquearlo llegando al nivel 55 de la sección gratis del Pase de Batalla, aunque aquellos que apuesten por el pase de batalla Premium (el de pago) lo obtendrán al instante. A modo ilustrativo este pase está valorado en 1.000 monedas de juego, que actualmente se pueden comprar por 9,99 euros. ¿Un precio muy razonable? La otra realidad es que escalar por el pase de batalla es más un trámite que una experiencia que juegue a favor del juego.

Overwatch 2 Tienda 1

Overwatch 2 apuesta por un sistema de gratificación mucho más lento y no tan acertado como el de Fortnite o los recientes Multiversus y Marvel Snap. Al igual que los ejemplos anteriores, se dan facilidades con extra de recompensas y un empujón a los progresos a quienes apuestan por el pase de batalla y regresan cada día, pero lo cierto es que en los tres ejemplos anteriores fomentan más y mejor que improvisemos partidas o echemos una o dos más. En Overwatch 2 la obtención de contenidos es un trámite y no está bien planteado.

Como gran novedad Blizzard se ha cargado las cajas de botín y ha abierto una tienda de juego con contenidos de temporada y hasta una sección de sugerencias basadas en nuestro uso y desempeño en las partidas. Se acabó eso de que los premios sean aleatorios y ahora se habilita la compra directa con un sistema de rotación de cara a los artículos más golosos.

Screenshot 800

Pero, claro, en el proceso se pierde algo que era parte de la gracia de Overwatch: alternar alegremente modos para obtener nuevas cajas de botín, superar un mínimo de partidas al día para obtener aspectos o contenidos concretos y, sobre todo, un sistema de progresión en el que con cada nivel superado nos espera una sorpresa aleatoria. Todo eso se ha perdido en Overwatch 2 y comprar directamente los aspectos especiales no los hace menos especiales, pero el precio a pagar es que éstos se llevan con bastante menos entusiasmo.

Otro asunto aparte es el precio de los artículos. Siempre podremos comprarlos directamente desde la tienda de juego en lotes o desde el menú de héroes, pero hay que reconocer que Blizzard podía haber planteado una tasa más sugerente y golosa de cara a hacernos con los contenidos de nuestros héroes favoritos. Logrando el efecto contrario de cara a las recompensas del pase de batalla: obtener una frase o un amuleto al ascender de nivel sabe a muy poco y, a diferencia de lo fácil que era obtener las cajas de botín y el factor sorpresa, la secuela de Overwatch tira por tierra el muy bien planteado sistema de gratificación original.

Las novedades y los cambios y mejoras de Overwatch 2. Al menos, hasta la fecha

Overwatch 2

La naturaleza de Overwatch y, por extensión, su nueva etapa hace que sea un videojuego en constante evolución, de modo que lo que hoy tenemos por delante cambiará y tenderá a mejorar en pocos meses. Lo que hoy nos lleva de cara a lo que se presenta como una secuela añade una interesante cantidad de contenido al heredado del juego de original y sus seis años en activo.

Y aunque aunque estamos hablando de una cantidad de cambios alucinante si lo comparamos con el Overwatch de 2016, no son tantos de cara al que se pudo jugar en las versiones de septiembre de 2022. Al menos, en lo que se refiere a la primera temporada.

Además del rediseño de la interfaz, tanto de los menús como del juego en movimiento, lo primero que necesita tratarse son las tres nuevas heroínas de Overwatch 2: una brutal luchadora tipo Tanque, una hábil tiradora de Daño y una kunoichi médica especializada en Apoyo.

Ovr Sojourn 001
  • Sojourn (Daño) es el equivalente y al Soldado 76 del Overwatch original: una tiradora diseñada para dar la bienvenida a los jugadores nuevos y a los que desean retomar las partidas en esta nueva etapa con trucos esenciales y muy interesantes que sacan un partido especial a su soberbio sistema de deslizamiento. Permitiéndole entrar y salir rápidamente de las zonas de conflicto.
Ow2 2022 Junker Queen Cinematic Stills 5
  • Junker Queen (Tanque) es lo directamente dispuesto a la sutileza. Esta enorme Amazona está diseñada para ir por libre, arrasar y hasta acuchillar y dejar desangrándose a sus adversarios, aunque dispone de mecánicas que funcionan de maravilla en equipo, como su grito de guerra o la habilidad de despejar tramos enteros con su potente asalto al activar habilidad definitiva.
Ovr Pk H35 003
  • Kiriko (apoyo) es una sanadora con técnicas de ninjutsu, y eso la hace muy especial: su movilidad es impresionante e incluso puede teletransportarse y escalar paredes, lo cual hace que su habilidad pasiva de sanación y su capacidad de lanzar amuletos de invulnerabilidad temporal marquen los ritmos de las partidas.

Las novedades de lanzamiento de Overwatch 2 van mucho más allá de tres nuevas heroínas: por delante nos esperan nada menos que seis nuevos escenarios: Circuit Royal, Colosseo, Esperança, Midtown, New Queen Street, y Paraíso. En total pasamos a 22 mapas en todo el juego, algunos con variantes de noche y día, que aportan más variedad y la tan necesaria sensación de novedad y descubrimiento que en circunstancias normales requeriría una nueva entrega. A lo que hay que sumar, claro, la nueva dinámica más dinámica que nace de que las partidas tradicionales ahora sean de cinco contra cinco.

De hecho, que se haya reducido la cantidad de jugadores por equipo y en pantalla beneficia las partidas de Overwatch 2. No solo por el ritmo que les da a las rondas y encuentros en el competitivo y las partidas rápidas e improvisadas, sino porque en el proceso se han replanteado los roles de muchos de los personajes clásicos, se han añadido habilidades pasivas de función para los tanques y personajes de apoyo y, en consecuencia, se ha logrado una sensación diferente en esta nueva etapa que no le sienta nada mal al conjunto.

Overwatch Modos

¿Y qué pasa con los modos de juego? Bueno, tocará abordar en propiedad este aspecto de aquí a un año. Blizzard ha incluido un nuevo tipo de experiencia principal, el Modo de asalto que, en esencia, se basa en escoltar a un robot gigante mientras este empuja una carga. Una especie de juego de la cuerda muy al estilo Overwatch, que no está mal, pero tampoco se convertirá en tu  nueva experiencia favorita. Además de esto, regresan todas las variantes competitivas, las rotaciones del arcade, los modos de temporada y las partidas personalizadas.

Sin embargo, lo verdaderamente jugoso de Overwatch 2 llegará en 2023. Además de aplazar los modos experimentales, la creación y edición del Taller, y el centro dedicado a la Overwatch League, el anunciado modo historia en el que podremos progresar con nuestros héroes, hacerlos subir de nivel y mejorar o recibir habilidades únicas nos deja un sonado vacío en lo referente a las novedades de lanzamiento de esta secuela. No es que sean pocas novedades, que conste, sino que el verdadero plato fuerte de esta nueva etapa ni siquiera ha asomado. Y no sabemos cuándo lo hará.

Overwatch 2 001

Ahora bien, sería injusto decir que Overwatch 2 es una simple actualización de modelo de monetización, con cambios, ajustes y una hornada de nuevos personajes y modos. Pese a que buena parte de los más interesante está por llegar, toca referirse a una mejora en el rendimiento en PC, unos modelados mucho más detallados en escenarios y personajes y una cantidad brutal de nuevas líneas de diálogo que suceden en combate y de manera dinámica.

Porque el rediseño de los héroes originales es realmente sutil, las cosas como son, pero hay que reconocer que Blizzard le ha dado un repaso y pulido a cada uno de los aspectos del juego original. No al punto de considerarlo un remake o un remaster, pero sí una puesta al día integral.

¿Y qué ocurre con Overwatch en los sistemas de vanguardia? De partida, el sonido espacial de sistemas de nueva generación y PC se nota en las partidas y le da nuevos matices a nuestros tiroteos. Eso es así. Si, además, contamos con HDR lo disfrutaremos en PC, Xbox Series X y PS5. Y ojo, que si somos de los que hemos invertido en una buena tarjeta gráfica podremos jugar con hasta 600 FPS en escritorios. Lo cual nos hará plantearnos seriamente quitar el juego cruzado en consolas salvo, claro, que juguemos con amigos.

a

Con todo, en nuestras partidas en Xbox Series X hemos experimentado en momentos puntuales la teletransportación de determinados héroes enemigos y aliados, así como frases sueltas en perfecto inglés. Lo primero quizás se deba a cosas del juego cruzado, o no. A estas alturas de la partida contamos con que tarde o temprano nos tocará compartir partidas con tramposos y listillos que usan ayudas externas desde PC. La buena noticia es que denunciar jugadores y prácticas poco competitivas nunca había sido tan sencillo.

Porque en Overwatch 2 todavía hay montones de cosas por hacer de cara a poder desmarcarse definitivamente del primero y hay elementos que merecen ser replanteados, pero la experiencia competitiva, incluso cuando ésta se hace cuesta muy arriba, debe seguir siendo la prioridad en esta nueva etapa. Tanto para los jugadores de toda la vida como para aquellos que ya no tienen excusas para empezar a jugar.

La opinión de VidaExtra

Overwatch 2

El menor de los problemas de Overwatch 2 es lo rápido que tardamos en descubrir que no es lo que esperamos de una nueva entrega. Al menos, si hemos seguido jugando con relativa asiduidad al original. Su replanteado sistema de monetización y su manera de abrazar los pases de batalla acaba de un plumazo con las polémicas cajas de botín y abre la puerta al gran público a uno de los shooters más influyentes de los últimos tiempos a través de un modelo gratuito. Un juegazo muy especial y querido que, por otro lado, necesitaba una revolución a todos los niveles.

Antes de que se hiciese el relevo de cara a la secuela, encontrar partida o jugadores en Overwatch a través de las versiones de Xbox y Switch era un proceso tedioso, incluso con el juego cruzado habilitado. Cuando encontrabas un equipo te aferrabas a él, incluso siendo regulares, por seguir avanzando. Por completar el evento de turno o por estar muy cerca de desbloquear una nueva caja de botín. Pero, sobre todo, por pura y llana diversión.

Overwatch 2 es igual de divertido o más que el original. Pero el contexto es muy diferente. Hay muchos más personajes y escenarios y, por extensión, es más caótico. Blizzard ha logrado que el conjunto no sea tan abrumador para los nuevos jugadores eliminado los niveles de jugador e introduciendo un sistema que denomina "Primera vez de usuario" con el que se le pone a punto para la gran experiencia competitiva de manera gradual. Algo muy agradecido y necesario, todo sea dicho.

a

En ese aspecto, Overwatch 2 está muy acertado tanto de cara a los nuevos como a los veteranos: que conservemos todo lo obtenido, incluyendo cada aspecto y estadísticas es algo que le da un valor adicional. Logra que sintamos que todo el tiempo invertido cuenta y sigue sumando. Algo que ya quisiéramos en otras grandes sagas anuales o no. Y si nunca tuvimos la suerte de obtener aquel aspecto que tanto nos obsesionó durante seis años, muy probablemente lo tendremos a la vista en la tienda del juego.

Sin embargo, y pese a que Overwatch 2 no se siente en la actualidad como una nueva entrega con todo lo que ello conlleva, su sistema de temporadas que, tal y como está planteado, no juega en favor del nuevo juego si lo comparamos con el del Overwatch original. Al menos, no hasta el punto de lograr que improvisemos partidas con la ilusión de desbloquear una sorpresa. Siendo justos, nada que no pueda arreglarse con un replanteamiento de cara a las temporadas venideras.

Screenshot 801

Blizzard hace reformas y construye sobre unos cimientos buenos que llevaban tiempo pidiendo grandes cambios. No porque se tambalearán, sino por mantener su atractivo y continuar perdurando. Comedido en novedades pero sólido en lo esencial. Todo lo que te gustó al jugar con Tracer, D.Va y compañía sigue presente Overwatch 2. La espectacular sensación de jugar en equipo y luchar hasta el final. La inexplicable gloria de ganar en el último momento, en el tiempo de descuento, y ver con orgullo a tu personaje en las jugadas destacados. Todo está ahí.

¿Es Overwatch 2 el nuevo impulso que necesitaba el juego original? Definitivamente sí. Como shooter ha vuelto a generar un interés entre los jugadores más dedicados, aquellos que se quedaron por el camino y quienes jamás lo habían tocado mientras fue un juego "de pago". Incuestionablemente, sus partidas son mejores y más dinámicas y se agradece que, por primera vez, haya una especie de calendario establecido. Ahora le toca a Blizzard aprovechar ese impulso generado y convertir nuevamente en un fenómeno lo que hoy pasa a ser un shooter por equipos free to play. A fin de cuentas, el mundo siempre necesita nuevos héroes.

Overwatch 2

Overwatch 2

Plataformas PC, Xbox Series X / S, Xbox One, PS5, PS4 y Nintendo Switch
Multijugador
Desarrollador Blizzard Entertainment
Compañía Activision Blizzard
Lanzamiento 4 de octubre de 2022

Lo mejor

  • Montones de héroes rebosantes de carisma
  • Las partidas son más rápidas y dinámicas que en el original, y hay un estilo de juego perfecto para todo el mundo
  • Una nueva etapa multiplataforma en la que se conservan todos nuestros hitos, logros y recompensas del juego original

Lo peor

  • Una secuela más centrada en corregir los problemas de Blizzard que en recuperar el cariño de los fans
  • El sistema de progresos y desbloqueos de lanzamiento merece un severo replanteamiento de cara a temporadas venideras
  • Los atractivos de peso que darán identidad propia a la secuela llegarán a partir de 2023

Temas
Inicio