Compartir
Publicidad
Jugamos a Quantum Break, la convergencia (casi) perfecta entre serie y videojuego
Análisis

Jugamos a Quantum Break, la convergencia (casi) perfecta entre serie y videojuego

Publicidad
Publicidad

'Quantum Break' es, sin lugar a dudas, la producción más ambiciosa de Remedy Entertainment hasta la fecha. Es algo que se palpa desde el primer segundo debido a esa convergencia entre serie y videojuego como nunca antes se había visto (o al menos, mejor que el fallido 'Defiance').

Por desgracia esto en España no se reflejará del mismo modo, como supimos el pasado mes de enero con esa noticia de la ausencia del doblaje al castellano y la pésima excusa por parte de Microsoft (porque sí vendrá doblado al español mexicano, por ejemplo). Es algo que no he podido evitar al ponerme a los mandos, por fin, de 'Quantum Break', una de las aventuras que espero con más ganas de 2016 junto con 'Uncharted 4: el desenlace del ladrón'.

Sam Lake aseguró que 'Quantum Break' tendría lo mejor de Alan Wake (su historia) junto con la acción de 'Max Payne'.

Soy, además, de los que tiene 'Alan Wake' en un pedestal por su historia absorbente y el haber cuidado detalles para mí esenciales, como la banda sonora, y el haber sabido sacarle mucho partido en ese sentido, propiciando momentos inolvidables de la pasada generación.

Por eso cuando Sam Lake, rostro más visible del estudio finés, aseguró que 'Quantum Break' tendría lo mejor de Alan Wake (su historia) junto con la acción de 'Max Payne', me froté las manos ante lo que nos esperaba con esta producción millonaria. Y el día ha llegado.

Alan Wake meets Fringe meets Life is Strange

220316 Quantumbreak 01

Los primeros minutos con este trabajo de Remedy Entertainment para Xbox One y Windows 10 me tuvieron en una nube. Siempre me ha atraído todo lo relacionado con la manipulación del espacio-tiempo, y en este sentido, la historia arranca muy fuerte con ese encuentro entre Jack Joyce, el protagonista, y su antiguo amigo Paul Serene, dentro de la Universidad de Riverport.

Antes de dicho encuentro podemos observar el ambiente enrarecido, con carteles de protesta hacia Monarch, la empresa de Paul, dando a entrever que el amigo de Jack no es plato de buen gusto. Pero pese a todo, confía en nosotros y por la parte que nos trae, no podemos declinar su oferta. Lógicamente, algo no sale según lo planeado y ese experimento que había iniciado años antes el hermano de Jack, William Joyce, produce la rotura del espacio-tiempo.

Remedy Entertainment ya nos había hablado de todo esto cuando presentó 'Quantum Break' hace unos años, pero visto en primera persona y siendo conscientes del peso de cada decisión, se ve desde otra perspectiva, nunca mejor dicho. Jack Joyce no tardará en aprender los primeros poderes gracias a este experimento a la vez que se muestra su mecánica de shooter.

El primer acto, dividido en varias partes, no deja de ser un aprendizaje a marchas forzadas por culpa de Monarch y ese deseo de matarnos. Jack, por suerte, ya tenía un poco de experiencia con las armas (cómo no), por lo que el proceso no será tan doloroso como lo fue para Lara Croft en su reboot. Ambos comparten, eso sí, la carnicería que provocarán después. Porque aquí vamos a matar a muchos agentes de Monarch con armas de fuego y la ayuda de las habilidades temporales.

Algunas no las controlaremos, sino que serán producto de la historia, como esas roturas que congelarán el tiempo y en donde Jack podrá, por ejemplo, reactivar a Will para seguirle, mientras se va quedando con las armas de todos los soldados de Monarch. Resulta muy llamativo.

Las habilidades de Jack Joy con el espacio-tiempo

220316 Quantumbreak 02

Al final del primer acto, Jack habrá desbloqueado las habilidades temporales esenciales, siendo la "Visión temporal" la que más nos recordará a lo visto con Lara Croft en 'Tomb Raider' al resaltar los objetos de interés y también a los enemigos. Pero servirá para más cosas, como reproducir "recuerdos" o también de cara a la resolución de puzles, con el tiempo siempre presente.

Las otras tres habilidades con el espacio-tiempo están más enfocadas al combate:

  • "Detener el tiempo" sirve para crear una pequeña burbuja de congelación temporal sobre el enemigo (u objetos de cara a los rompecabezas) y de ese modo que reciba más balas y por lo tanto más daño
  • "Regate temporal", mi favorita, nos convierte brevísimamente en Flash, corriendo a la velocidad del rayo y con la posibilidad de contar con unas milésimas de segundo para sorprender al rival
  • "Escudo temporal", en donde aplicaremos sobre nosotros la burbuja temporal como protección frente a las balas y de esa forma tener un lugar más seguro para recargar la vida (aquí no hay botiquines)

Todas estas habilidades las podremos mejorar, por supuesto, tal y como prometió Remedy Entertainment, ampliando todos sus efectos. Pero ya llegaremos a eso con su análisis.

Pese a estas cualidades de Jack por culpa de ese experimento con su amigo Paul Serene, no seremos invencibles. Más que nada porque estas habilidades tienen un tiempo de recarga o una limitación de usos de golpe. Si a esto le unimos que los soldados de Monarch serán duros y que incluso necesitaremos contra algunos de ellos varios disparos a la cabeza, nos pondrán en serios aprietos y será indispensable controlar bien las coberturas (aquí automáticas si nos acercamos) y el moverse de un lado para otro gracias al Regate Temporal.

Hablemos del doblaje y la serie de Quantum Break

220316 Quantumbreak 03

Decíamos al principio lo de "Alan Wake meets Fringe meets Life is Strange" y toca explicarlo. Por un lado, está ese guiño a 'Alan Wake' que se muestra a los pocos minutos, con un vídeo que podemos ver en una televisión de la Universidad y que es un detallazo (no el único) para los fans del escritor.

Después está la presencia de Lance Reddick (Phillip Broyles en Fringe, aparte de otras series de renombre, como la altamente reconocida The Wire) como Martin Hatch, entre un gran reparto de actores y actrices, empezando por Shawn Ashmore (Jack Joyce), Aidan Gillen (Paul Serene) y Dominic Monaghan (William Joyce). Todos ellos, salvo Dominic, cuyo rostro me sigue chocando un poco, están perfectamente recreados dentro del videojuego, resultando bastante fluida la transición entre juego y serie en momentos puntuales de la historia, como al final del primer acto.

Finalmente, la comparación con 'Life is Strange' está en esas líneas del tiempo que podremos desbloquear según nuestros actos. Hay, de hecho, un momento importante tras las tres partes que conforman el primer acto y en donde decidiremos el rumbo de Jack de cara al acto 2.

La duración de cada episodio de la serie gira en torno a los 20 minutos.

Cuando Remedy Entertainment prometió una convergencia entre juego y serie, iba en serio. No vamos a tener cinco minutos de metraje por acto, sino muchos más, con una duración aproximada para lo que vendría a ser la típica comedia americana (por capítulo). Estos episodios no vienen en el disco, sino que se reproducirán en streaming y con posibilidad de aplicar subtítulos en castellano.

Ahora bien, la serie por ahora cuenta con dos defectos muy molestos: se muestran los subtítulos con varios segundos de antelación y además sin la posibilidad de desactivar las acotaciones. Nos parece perfecto que se piense en las personas sordas o hipoacústicas, pero a los demás nos sigue chocando tener que leer "[Puerta abriéndose] [Resoplido]" y cualquier descripción de un sonido.

Pero es peor, de todas formas, el fallo de sincronización entre voces y subtítulos en la serie, algo que no sucede con el videojuego. Además la serie cuenta con fallos garrafales de traducción, con palabras que se juntan, otras que reciben una denominación latina (celular, por ejemplo), etc. Al menos Microsoft España ha asegurado que cuando el juego se ponga a la venta tendremos una actualización puliendo todos estos detalles (esperamos que entre ellos se incluyan subtítulos para los mensajes de radio o televisión dentro del juego, que por ahora no tienen).

Estoy jugando con voces en inglés y subtítulos en castellano, pero también he probado durante unos minutos el doblaje al español de México y no ha sido de mi agrado. Como apaño para los que no entiendan nada del idioma de Shakespeare, puede venir bien. Pero la interpretación de las voces deja mucho que desear y no le ponen el mismo énfasis que Shawn Ashmore y compañía.

¿Qué nos espera en Quantum Break el 5 de abril?

La respuesta a esa pregunta la obtendremos cuando llegue su análisis la próxima semana. Por ahora nos ha dejado buenas sensaciones si nos ceñimos a su historia y las habilidades con el tiempo, pero es muy pronto para saber si cumplirá todas las expectativas que los usuarios de Xbox One y Windows 10 han depositado sobre esta gran producción de Remedy Entertainment. Tan solo hemos rascado su superficie y nos gustaría experimentar también esas otras líneas temporales.

Porque 'Quantum Break' es, ante todo, altamente rejugable debido a su concepción. Y no nos pone traba alguna para revivir cualquier acto sin que afecte a nuestro progreso en la historia. Sin olvidar que cada decisión importante se traducirá después en otro capítulo distinto de la serie.

Sobre esto último me ha gustado especialmente que no se haya quedado en la superficie de las producciones de Telltale Games y compañía, al saber de primera mano qué amigos han optado por nuestra misma decisión. A modo de curiosidad, para la primera importante he sido el único de mis contactos. Porque si hay que reescribir la historia, que sea con las peores consecuencias.

Plataformas: Windows 10 y Xbox One (versión analizada)
Multijugador: no
Desarrollador: Remedy Entertainment
Compañía: Microsoft Studios
Lanzamiento: 5 abril de 2016
Precio: 55,95 euros (Xbox One)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio