Compartir
Publicidad
Análisis de SolSeraph, un sucesor espiritual de ActRaiser que no llega a rendir un digno homenaje al clásico juego de los 90
Análisis

Análisis de SolSeraph, un sucesor espiritual de ActRaiser que no llega a rendir un digno homenaje al clásico juego de los 90

Publicidad
Publicidad

Algunos videojuegos tardan meses o años en llegar a las tiendas desde que son anunciados, aunque hay ocasiones en las que nos encontramos con algunos cuyo lanzamiento se produce tan solo unos días después de haber sido presentado, como ha sido el caso de SolSeraph, el nuevo título que ha presentado SEGA a cargo de ACE Team.

Los creadores de juegos como Zeno Clash o Rock of Ages nos sorprendieron a finales de junio con este juego que está considerado como un sucesor espiritual de ActRaiser, uno de los grandes clásicos de Super Nintendo que fue publicado en su momento a principios de los 90 y un poco más tarde acabó recibiendo una continuación.

No obstante, pese a que en un principio SolSeraph no hacía creer que nos iba a parecer un gran juego, no ha conseguido ser tan memorable como sí lograron en su momento las aventuras de hace un par de décadas desarrolladas por Quintet. Así pues, vamos a pasar a contaron en profundidad qué nos ha parecido en el siguiente análisis.

Salvando a la humanidad de los males que han invadido el mundo

SolSeraph

SolSeraph se caracteriza por mezclar dos géneros totalmente distintos, uno más orientado a la acción y otro en el que predomina la estrategia. Pero lo primero es lo primero y hay que ponernos un poco en situación. Dicho esto, el juego nos lleva a una época ambientada cientos de años en el pasado, en un momento en el que el Padre del Cielo y la Madre Tierra fueron capaces de imponerse al Caos y así crear un precioso mundo con árboles, ríos, animales y también humanos.

Sin embargo, los dioses más jóvenes no estaban tan contentos con el resultado y mucho menos con la habilidad de las personas de ser capaces de contar historias gracias a su memoria. Esto causó la aparición de tormentas, incendios, inundaciones y monstruos dispuestos a arrasar con todo. Para evitar la destrucción, el dios Helios decide bajar hasta la Tierra para salvar a los humanos y es a partir de ese momento cuando se da paso a la acción de verdad.

El título no tarda en presentarnos la primera de las numerosas fases de plataformas en 2D que deberemos superar y en las que nos encontraremos con numerosas criaturas y demonios que habrá que tratar de eliminar. Para ello contaremos con una espada y también con un arco mágico con flechas limitadas que habrá que recargar a base de recolectar unas esferas especiales, aunque a base de acabar con determinados jefes finales iremos obteniendo otro tipo de habilidades y poderes.

SolSeraph

Se nota la inspiración en los clásicos de hace más de 20 años por ciertas mecánicas y por el diseño de los niveles. Lo que no nos ha terminado de convencer es la constante aparición de peligros a los que nos veremos expuestos y que no nos darán tiempo a reaccionar. Esto se debe a que las trampas no suelen estar muy a la vista por el escenario y habrá enemigos que nos atacarán a distancia, aunque no estén visibles en la pantalla, provocando que sea inevitable comerse algún impacto.

La misma situación se aplicará con otros tantos enemigos, incluyendo a algunos que aparecerán por el fondo de la fase dando saltos hasta llegar a nuestra posición. En general no es que haya demasiada variedad entre unos y otros, aunque las batallas contra los jefes finales sí que nos han convencido más, pero no en su mayoría, dado que algunas no suponen ningún tipo de desafío. La verdad es que el juego en general no es que sea demasiado difícil y en verdad lo único que puede llegar a frustrarnos en su sistema de control que no está demasiado bien pulido en líneas generales.

Por lo demás, llegaremos a recorrer niveles de todo tipo con distintas temáticas dependiendo de la zona del mapa en la que nos encontremos. Eso sí, no todas consistirán en llegar hasta la meta y derrotar al jefe final en cuestión, ya que habrá veces en las que simplemente tendremos que erradicar el mal a base de acabar con todos los enemigos que vayan apareciendo hasta no dejar ninguno.

SolSeraph

Es probable llegar a morir en más de una ocasión debido a ciertos inconvenientes que hemos mencionado previamente. La cuestión es que los puntos de control brillan por su ausencia y serán extremadamente limitados, de ahí que sea esencial aprenderse bien dónde están todas las trampas y amenazas con tal de avanzar con la mayor cantidad de puntos de vida, porque es relativamente fácil que comience a disminuir muy rápidamente si no somos demasiado cautos.

Un tower defense un tanto insulso

Saltando a la otra gran característica del juego, sobre la que ya señalamos anteriormente que se centraba en la estrategia, la mecánica nos presentará un tower defense puro y duro. Cada zona del mundo contará con sus propias civilizaciones que tratarán de sobrevivir del ataque de los monstruos, aunque nuestra labor será la de ayudarles a los habitantes a que su pueblo crezca y prospere.

SolSeraph

Básicamente el objetivo consistirá en ir construyendo casas para que cada vez haya más ciudadanos, a quienes podremos asignarles tareas dependiendo del resto de casas o terrenos que queramos levantar. Así podremos elegir que se conviertan en soldados, se dediquen a cortar madera de los árboles o a plantar alimentos para conseguir comida. Es más, los recursos serán vitales para que podamos construir cada vez más casas y tener más ciudadanos.

Con lo que podremos llegar a tener más problemas es con la madera, así que será necesario ir expandiendo el terreno cada vez más cerca de árboles para no quedarnos sin poder avanzar. Una vez cumplido este paso, llega el momento de construir las correspondientes defensas que puedan mantener a salvo a los humanos, ya sea construyendo fuertes desde los que saldrán soldados o también torres que sean capaces de defenderse de las unidades enemigas aéreas.

En general todas estas partes acaban siendo un tanto repetitivas y el desafío que proporcionan es muy bajo una vez ya tienes la suficiente cantidad de soldados y torres para plantar cara a todas las criaturas que irán apareciendo. La cuestión es que las oleadas no cesarán y habrá que procurar que no lleguen a una fogata que habrá encendida por el mapa, ya que habrá que mantener la llama activa en todo momento.

SolSeraph

Con Helios deberemos ir construyendo santuarios que sean capaces de expulsar unas nubes negras que serán desde las que aparecerán los enemigos y desde las que accederemos a las fases de acción. Así sucesivamente hasta llegar a completar el juego, pero como decimos, estas partes de estrategia, entre que su ritmo es muy lento y su sencillez, harán que las prestemos la justa y necesaria atención con tal de avanzar.

Además, Helios tendrá poderes especiales con los que también será capaz de atacar a los monstruos. De hecho, sus ataques serán más destructivos que los de los humanos, por si a alguien se le llega a atascar por algún motivo alguna oleada. Al menos de vez en cuando presenciaremos las conversaciones de los habitantes de los pueblos, dejándonos con charlas muy interesantes que nos explican más detalles sobre la historia del mundo y las penurias por las que pasan.

La opinión de VidaExtra

SolSeraph

La versión que hemos analizado ha correspondido a la de Nintendo Switch y el rendimiento, en comparación con el resto de sistemas, no es demasiado bueno. En las fases de plataformas la acción no va demasiado fluida y, al menos en mi caso, llegue a sufrir un bug que me obligó a empezar la aventura desde el principio tras ir bastante avanzado.

Gráficamente tampoco es que sea una maravilla. El diseño de Helios es de lo que más destaca y lo que más nos ha gustado, pero los enemigos no tanto. En lo que respecta a su banda sonora, el legendario Yuzo Koshiro ha sido el responsable de componer el tema principal del juego, aunque el resto de melodías no están nada mal y encajan perfectamente. Todo lo contrario que los sonidos, que dan la sensación de ser un tanto planos o que les falta algo para resultar más impactantes con lo que se ve en pantalla.

En resumidas cuentas, por las mecánicas queda claro que SolSeraph es un sucesor espiritual de ActRaiser, pero no es en absoluto un título indispensable. Puede resultar algo entretenido, aunque a aquellos que recuerden con cariño los títulos de SNES será difícil que les llegue a atrapar del todo.

SolSeraph

SolSeraph

Plataformas PC, PS4, Nintendo Switch (versión analizada) y Xbox One
Multijugador No
Desarrollador ACE Team
Compañía SEGA
Lanzamiento Ya a la venta
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Las habilidades que va obteniendo Helios.
  • Los niveles de acción son las partes más entretenidas.
  • Las historias que nos cuentan los personajes.

Lo peor

  • La jugabilidad no está demasiado bien pulida en las fases de acción.
  • Las partes de tower defense pueden resultar un tanto aburridas a la larga.
  • En general el juego podía haber aspirado a mucho más y no resulta tan atractivo como los clásicos ActRaiser.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio