Sonic the Hedgehog, el desastroso reboot de 2006 con el que SEGA arrolló el legado de su superestrella
Análisis

Sonic the Hedgehog, el desastroso reboot de 2006 con el que SEGA arrolló el legado de su superestrella

Hay videojuegos tan buenos que hicieron historia, pero también nos topamos con casos que pasaron a la historia por todo lo contrario, incluso teniéndolo todo para triunfar. En VidaExtra hemos repasado muchos de éstos, pero lo de Sonic The Hedgehog, el reboot de 2006, es tan excepcional que hasta resulta doloroso. Sobre todo porque el llamado Sonic ‘06 supondrá el inicio del desplome de uno de los máximos iconos del videojuego.

Lo que debería haber sido la gran celebración de los 15 años del erizo supersónico de SEGA acabó siendo un desastre. Una calamidad en todos y cada uno de sus apartados. Una lección magistral de por qué ni siquiera el mismísimo Sonic debe salir con prisa y antes de tiempo. Aunque, como veremos, los problemas del juego no se limitan a bugs e interminables tiempos de carga: Sonic ‘06  está repleto de errores de diseño e ideas que descolocan constantemente al jugador.

Lo curioso del asunto es que, incluso desde el propio inicio del juego, Sonic ‘06 desea mostrarse como una gran superproducción. No únicamente a través de un despliegue visual y técnico ambicioso, ya que se trataba del primer juego del erizo de SEGA elaborado en alta definición, sino que busca intencionadamente transmitir epicidad y coquetea eventualmente en lo artístico con sagas niponas de gran tonelaje como Final Fantasy. Aspectos que, todo sea dicho, Sonic nunca ha necesitado.

El resultado final es un juego de que llegó a las estanterías con demasiadas cosas por pulir y con muy poco o nada de aquello que nos enamoró en su escueto pero muy celebrado paso por las Mega Drive: la capacidad de convertir lo sencillo en un verdadero espectáculo en pantalla que, para regocijo de jugadores y espectadores, se manifiesta a través de píxeles a velocidades supersónicas.

Y, sin embargo, pese a todo lo anterior, el verdadero estigma de Sonic ‘06 no es aquello en lo que falla como videojuego, sino el hecho de marcar el inicio de la etapa menos celebrada de la superestrella de SEGA. Logrando algo tan insólito como impensable: que los fans de Sonic se preparen para absolutamente cualquier cosa cuando el logotipo del Sonic Team asoma en un tráiler. Y eso que, como veremos, la premisa original no iba mal encaminada.

Sonic llega a la ciudad paradisíaca de Soleanna con las zapatillas desabrochadas

Me0000689678 2

El secreto de las llamas del Desastre es uno de los grandes tesoros de la familia real de Soleanna, la exótica Ciudad del Agua, y que el Dr. Eggman haya descubierto que el propio misterio esté relacionado con las Esmeraldas del Caos vuelve a poner en peligro al mundo entero.

La celebración del tradicional Festival del Sol en Soleanna sirve de contexto para que Eggman irrumpa junto a su propio ejército de robots con el propósito de capturar a la joven princesa Elise. Un plan con una única fisura: la aparición de un fugaz destello azulado está a punto de torcerle los planes.

El alegre Sonic entra en escena, y pese a que no logra rescatar a la princesa, está completamente determinado a liberarla. Eso sí, antes deberá poner al día su repertorio de habilidades y, en el proceso, realizar toda clase de encargos para los habitantes de Soleanna, lo cual incluye rescates caninos y demasiados paseos completamente innecesarios a nivel argumental.

Soleannapanorama

Lo que ni Sonic ni Eggman sospechan es que el propio misterio custodiado por Elise acabarán desatando acontecimientos catastróficos a gran escala. Y no solo eso: un misterioso nuevo erizo plateado con poderes mentales ha aparecido en mitad de este caos con el propósito de destruir a Sonic. La cosa no pinta nada bien.

Reloj en mano, y yendo siempre a tiro fijo, tienen que pasar aproximadamente diez minutos para que el jugador pueda entrar en el primer nivel jugable de Sonic the Hedgehog. Hay cinemáticas que buscan impresionar, desde luego, y también hay que hacer un par de trámites en la ciudad de Soleanna que quieren servir de tutorial y no logran dar bien la bienvenida.

De hecho, es bastante probable que antes de que puedas empezar a recolectar anillos en Wave Ocean ya te hayas topado con tres o cuatro bugs, le hayas visto las costuras a las físicas del juego, y te empieces a mentalizar de los serios problemas de cámara con los que te toparás a lo largo del juego. A todo lo anterior te acostumbras. A sus interminables tiempos de carga no tanto.

Sonic06screen54

Sonic ‘06 es un juego que no está lo suficientemente pulido, y cuando quien firma es SEGA, quienes cuatro años antes estaban lanzando varios de los mejores videojuegos del mundo, eso acaba doliendo el doble.

Especialmente, cuando el propio Sonic the Hedgehog estaba llamado a ser la gran celebración de Sonic en los videojuegos y, a su vez, la siguiente gran etapa de la superestrella de SEGA tras Sonic Adventure. Curiosamente, sí acabó siendo esto último, aunque no en un sentido positivo. Lo cual hace que nos preguntemos, ¿qué salió mal?

¿Y si Sonic the Hedgehog existiera en el mundo real?

El desarrollo de Sonic ‘06 comenzó en 2004 con una SEGA que se estaba reestructurando a sí misma para posicionarse preferentemente como Third Party tras el batacazo de DreamCast. Las millonarias licencias de la casa ahora eran su mayor activo y Sonic pasó a ser su caballo de batalla, y lo cierto es que el erizo azulado había tenido una acogida privilegiada en las consolas de Nintendo, Microsoft y Sony.

La llegada de Xbox 360 y PlayStation 3 suponía un lienzo el blanco para la compañía y una oportunidad para desplegar toda su artillería, así que decidieron barrer para casa y, en el proceso, hacer el juego de Sonic definitivo reteniendo lo que había funcionado en Sonic Adventure y, en el proceso, apostar por un reinicio integral de la marca bajo un lema: ¿Y si Sonic existiera en el mundo real?

Sonic06screen56

A fin de cuentas, las nuevas consolas podían ofrecer apartados visuales fotorrealistas, y eso sumado al frenético ritmo plataformero de Sonic era una apuesta segura. Sonic the Hedgehog, el juego de 2006, debía ser el siguiente juego de vanguardia de la compañía. No obstante, el desarrollo del mismo fue un desastre.

  • De partida, el mítico Yuji Naka, el líder del Sonic Team y productor ejecutivo de Sonic the Hedgehog, se bajaba del barco a mitad del proyecto. Aquello fue un golpe durísimo tanto para el proyecto como para los títulos que llegarán después por parte de una de las divisiones estrella de SEGA.
  • Además de esto, el propio Sonic Team fue dividido en aquella época, de modo que una mitad se dedicó a dar forma al juego de Xbox 360 y PC (que luego será sustituido por la versión de PS3) y la otra mitad a nuevas aventuras de Sonic para Wii.
  • Sin embargo, el verdadero error de la producción de Sonic '06 fue precisamente que SEGA quiso cumplir con los planes de lanzamiento con motivo del aniversario de Sonic, lo cual provocó un juego que incuestionablemente necesitaba un pulido mucho mayor a todos los niveles.

Estas tres razones fueron simplificadas y comentadas por el propio Yojiro Ogawa apenas un año después del lanzamiento en declaraciones a Kikizo.

Probablemente [Sonic The Hedgehog] acabó de esta manera se deba a muchas razones. Una de ellas es que queríamos lanzar el título en Navidad, y teníamos el lanzamiento de PS3 no estaba muy lejos, pero teníamos que desarrollar para Xbox 360 de manera simultánea y el equipo tenía mucha presión. Fue muy difícil para el equipo intentar ver cómo íbamos a salir con ambas versiones junto con un solo equipo. Fue un gran desafío

Decir que Sonic '06 es un desastre no está demasiado alejado de la realidad, pero también es justo decir que SEGA y el Sonic Team quisieron ser muy ambiciosos y acabaron dejando muchas cosas a medio hacer o que podían y merecían haber sido mejores. No por respecto al personaje y su legado, sino por responsabilidad directa para los compradores. Porque, como ya hemos comentado en más de una ocasión, el mayor atributo de Sonic no es su súper velocidad, sino su carisma arrollador.

Sonic06screen47

Lo cual no quita que introdujesen elementos interesantes a la fórmula acuñada en los Sonic de DreamCast y, en el proceso, se buscase aportar una mayor variedad a través de los cuatro capítulos y tres protagonistas principales: el propio Sonic y su creciente abanico de habilidades supersónicas, el agresivo Shadow y su agradecido repertorio de armas y vehículos y las nuevas habilidades mentales de Silver.

Por desgracia, incluso aunque todo hubiese estado todo lo pulido que la situación requería, habían muchos elementos que en cierto modo chirriaban en este nuevo universo creado para la ocasión. Empezando por su manera poco sutil manera de integrar personajes de animados en un mundo fotorrealista, insinuado momentos de sutil romance entre el propio Sonic y la princesa Elise con más o menos descaro.

Curiosamente, la posterior versión de PlayStation 3 no corrigió los grandes problemas de la vista en Xbox 360. Hubo mejoras, también elementos concretos en los que salió perdiendo y también contó con sus propias flaquezas. Y no se  puede decir que no se siguiese trabajando en el juego tras su lanzamiento: Sonic '06 contó con su propia ración de DLCs de pago, entre los que encontramos un modo con extra de dificultad o nuevas experiencias multijugador. Nuevos motivos para decepcionarse por el resultado final.

Sonic the Hedgehog, un (mal) punto de inflexión para el erizo de SEGA en los videojuegos

Screenshot 5740

Hay juegos que, como determinadas películas, son tan malos que hasta les acabas pillando cierto cariño. Y si bien, en cuestión de videojuegos, hay gustos para todo, el caso de Sonic '06 no suele ser uno de ellos. Su desarrollo y evolución se hace realmente cuesta arriba y, pese a que poco a poco va aumentando sus atractivos y posibilidades, en ningún momento logra igualar la esencia atemporal de los clásicos ni la revolucionaria locura de las dos entregas de Sonic Adventure.

De hecho, no es casualidad que haya sido fulminante retirado de las stores digitales de Xbox y PlayStation (aunque actualmente puede jugarse en streaming a través de PS Now en Japón). Su desaparición fue básicamente el estandarte de la iniciativa que la propia SEGA llevó a cabo en 2010 y que consistió -según Jurgen Post, vicepresidente ejecutivo de SEGA- en retirar los juegos de Sonic peor valorados para preservar el valor del legado de su mascota.

Cualquier juego de Sonic con una baja media en Metacritic ha sido retirado. Debemos hacer esto y aumentar el valor de la marca. Esto tendrá una gran importancia cuando lleguen más lanzamientos de Sonic en el futuro.

Porque, si bien, Sonic '06 fue un desencanto total para los fans del erizo de las zapatillas coloradas, los años inmediatamente posteriores no fueron mucho mejores. El valor de la marca Sonic estaba en completo entredicho, y si algún que otro lanzamiento conseguía librarse del estigma originado en poco agradecido el reboot del Sonic Team, a duras penas se lograban igualar las expectativas generadas por el que ha sido y sigue siendo uno de los máximos iconos de los videojuegos.

Y, siendo justos, hay que reconocer que los propios fans de Sonic han sabido acertar y canalizar más y mejor la esencia de los juegos que nos enamoraron que el propio Sonic Team.

  • O a través de verdaderas cartas de amor a los clásicos, como Sonic Mania. Un juego que es un Sonic the Hedgehog 4  más legítimo que el elaborado oficialmente por la propia Dimps.

En la actualidad, y siendo generosos, SEGA y el propio Sonic Team nos dan una de cal y otra de arena. Lo mismo nos fascina con un Sonic Colors o Sonic Lost World especialmente inspirados que nos hace temer lo peor con la subserie de corte infantil Sonic BOOM. Y pese a todo lo malo, el erizo de zapatillas coloradas sigue despertando emociones en todo el mundo. Robando sonrisas a jugadores, espectadores y fans de todas las edades.

Que estemos preparados para cualquier cosa tras ver el teaser de Sonic Rangers, el juego con el que el Sonic Team celebrará los 30 años del abanderado de SEGA, se debe en buena parte al traspiés de Sonic '06. Pero, como dijimos al principio, la velocidad es la segunda mejor habilidad del erizo: su enorme carisma hace que las alegrías, que las hay, siempre sepan mejor.

Eso sí, que Sonic Rangers salga a la venta sólo cuando esté acabado. No antes.

Temas
Inicio