Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego: un Beat'em Up realmente breve, pero totalmente fiel al estilo Looney Tunes
Análisis

Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego: un Beat'em Up realmente breve, pero totalmente fiel al estilo Looney Tunes

Quizás, solo quizás, Space Jam no sea la mejor película de la historia. Eso sí, reconozco que cada vez que la veo la disfruto como un niño. Su manera de reivindicar el humor y el estilo animado de Looney Tunes y, gradualmente,  llevar al espectador a un alucinante partido de basket con Michael Jordan como MVP me sigue pareciendo una absurda genialidad.

No te negaré que mis expectativas con la secuela no están tan altas como deberían. Puede que sea cosa de la edad. Sin embargo, espero su llegada con cierta ilusión. Y si en su día acudí al preestreno de Space Jam teniendo clases al día siguiente, me acabo de adelantar un poquito a la llegada de Space Jam: Nuevas Leyendas a las carteleras gracias a su videojuego oficial. ¿Cómo resistirme?

Nacido de un concurso de ideas promovido por la propia Microsoft en diciembre del año pasado, Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego, se posiciona como un Beat'em Up de descarado corte clásico en el que controlaremos a Bugs Bunny, Lola Bunny y, por supuesto, LeBron James, la nueva superestrella de la NBA que compartirá protagonismo con los locos personajes de la Warner.

Y, pese a que su carácter promocional es bastante descarado, sabe canalizar -a su modo- la auténtica esencia de los arcades en los que se inspira de manera muy palpable. Sobre todo, a dos jugadores o más.

Vaya por delante que Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego no está a la altura de Cadillacs & Dinosaurs, Streets of Rage o Double Dragon. Eso sí, sus guiños, sus animaciones, su sistema de combate e incluso su manera de abrazar el multijugador local lo convierten en un videojuego que robará una sonrisa a todo el que se dejó los duros en las recreativas. Y, en el proceso, cumple al servir como aperitivo y embajador al regreso de los Looney Tunes a la gran pantalla.

Un Beat'em Up realmente breve, pero fiel al estilo Looney Tunes

Screenshot 5105

A diferencia del juego oficial de la primera película, publicado en la PlayStation original, en Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego se deja más o menos en segundo plano la temática del baloncesto para zambullirse de lleno -y sin complejos- en la clásica fórmula de los yo contra el barrio popularizados en los salones recreativos. Y eso, se mire como se mire, es un acierto.

Como comentamos, Warner estaba abierta a sugerencias y propuso a los propios fans elegir la temática del juego oficial. La idea ganadora: un Beat'em Up de toda la vida, con un estilo artístico y jugable que evoca muy intencionadamente a los clásicos de Capcom, Konami y DataEast, pero -y esto es clave- cuyas animaciones son 100% Looney Tunes.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Durante un tiempo limitado, consigue tus primeros 3 meses de Ultimate por 1 euro.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Durante un tiempo limitado, consigue tus primeros 3 meses de Ultimate por 1 euro.

Si bien, en cierto modo, nos hemos acostumbrado al esquema de Final Fight en el que un personaje destaca en velocidad, otro en fuerza bruta y el tercero es más o menos equilibrado, lo cierto es que en Space Jam: Nuevas Leyendas lo que realmente distingue a Bugs Bunny, Lola Bunny y LeBron James, sus tres protagonistas seleccionables, son las animaciones de los ataques. Así:

Pese a que Bugs es capaz de hacer lariats como Zangief (o Haggar) se defiende en todas las distancias y reparte que da gusto con sus guantes de boxeo.

Screenshot 5115

Lola hace uso de toda clase de cachivaches, utensilios e inventos marca ACME (cómo no), y pese a que es la más pequeña de los tres, por poco, golpea igual de fuerte que sus compañeros.

Screenshot 5109

Y, como es de esperar, LeBron James tiene un repertorio de golpes a caballo entre los beat'em ups clásicos y los juegos de baloncesto. Quizás sea el menos divertido de ver en movimiento, pero es el contraste que necesitaba el juego.

Screenshot 5106

Por delante, prácticamente una decena de niveles descaradamente inspirados en los clichés de las recreativas: desde los paseos marítimos y los laboratorios secretos a las minas no tan abandonadas o la tan necesaria fase del ascensor. Eso sí, en todos los escenarios veremos varios guiños al universo Warner: ¡si nos fiamos en el museo veremos los trajes de Pedro y Vilma Picapiedra!

En lo referente al resto de personajes de los Looney Tunes, estos aparecen como cartas desbloqueables, de modo que si usamos la del Correcaminos ganaremos temporalmente velocidad, la de Piolín nos dará un extra de fuerza o la de la Abuelita llenará el suelo de pasteles y chucherías con los que recargar nuestras barras de salud. Sobra decir que éste último es el más interesante, especialmente si jugamos solos.

Screenshot 5104

Como es de esperar, cada cierto número de niveles nos esperarán los jefazos finales. Cuatro para ser exactos, si no tenemos en cuenta una puerta blindada que deberemos derribar antes de ser espachurrados por una trampa. Un par de integrantes de los Goon Stars y, como broche del juego, un robotazo pilotado por Al G. Rhythm, el villano de la película. Una cantidad muy moderada de grandes enemigos que, en cierto modo, ilustra la duración del propio juego.

Un divertido aperitivo para el gran partido que se disfruta más a dos mandos

Screenshot 5111

Sin esforzarnos demasiado, es posible completar Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego en poco más de media hora. Planteado así podría parecer muy poco, pero no está de más tener en cuenta que la duración de otros grandes referentes del Beat'em Up clásico como Cadillacs & Dinosaurios o el mítico Final Fight rara vez llegaba a la hora. A menos que tuviéramos uno de los botones del mueble estropeado, claro.

Y pese a que sería injusto decir que el videojuego oficial de Space Jam: Nuevas Leyendas se acaba en un suspiro, tampoco logra llenar como los títulos en los que se inspira. En parte, quizás, porque contamos con continuaciones ilimitadas, pero también porque casi todos los niveles son lineales y relativamente parecidos a nivel de color y diseño. Por suerte, la jugabilidad arcade sabe aportarle al conjunto una cierta rejugabilidad, especialmente a dos jugadores o más.

Screenshot 5108

Como en el reciente Battletoads de Microsoft, Space Jam: Nuevas Leyendas, el videojuego ofrece la posibilidad de jugar en la misma consola y a tres mandos. Y no solo eso, únicamente al compartir partida aparecen los elementos relacionados con el baloncesto integrándose en el estilo de lucha compartido de Bugs, Lola y LeBron.

  • De entrada, porque siempre hay una pelota de basket en pantalla que podremos usar como arma arrojadiza o como ataque especial en salto. Un ataque que, por cierto, podrá continuar el siguiente jugador en hacerse con el balón.
  • Y no solo eso, usando un botón podremos pasar la pelota al resto de jugadores durante los combates y ataques o sobre la marcha, de modo que sólo al compartir partida el juego de Space Jam: Nuevas Leyendas logra realmente cumplir el propósito de integrar con éxito el baloncesto como elemento único del propio juego.

Como en otros Beat'em Ups clásicos, la verdadera locura en pantalla se manifiesta al compartir partida. Y es una lástima que no haya un sistema de multijugador online. Sin embargo, se nos dan un par de buenas excusas para retomar la partida una vez completado: además del tradicional modo Boss Rush, tendremos que jugar un poquito más para obtener todas las cartas de Looney Tunes.

Dicho lo cual, Space Jam: Nuevas Leyendas el videojuego no es una superproducción, pero tampoco es una experiencia ligera o el típico minijuego promocional. De hecho, Warner preparó un pinball gratuito de la película al que se puede acceder desde la web oficial. El videojuego oficial de la película es un Beat'em Up corto, sí, pero también un videojuego completo. Lo cual no quita que, de manera descarada, se trate de un aperitivo de la película.

Space Jam: Nuevas Leyendas el videojuego se podrá jugar de manera totalmente gratuita a partir del 15 de julio, en vísperas de la llegada de la película a las salas de cine. En él no encontrarás ninguna sorpresa o spoiler del festival animado y deportivo que tendrá lugar en la gran pantalla, pero sí un reencuentro con una fórmula de lucha callejera pixelada que triunfaba en los salones recreativos y que, siendo sinceros, le sienta fenomenal a los Looney Tunes.

Temas
Inicio