Compartir
Publicidad

Super Smash Bros. for Wii U: análisis

Super Smash Bros. for Wii U: análisis
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Wii U ha contado con tres paradas absolutamente obligatorias durante este año 2014: la primera fue 'Mario Kart 8' el pasado mes de mayo, después le siguió 'Bayonetta 2' cuando terminábamos el mes octubre y ahora por fin es el turno de 'Super Smash Bros. for Wii'. Con él se completa una trilogía que es por sí sola excusa suficiente para hacerse con esta consola, pues por si había alguna duda en la sala, nos volvemos a encontrar con un título absolutamente imprescindible y a la altura de todo lo que representa esta excelente y singular saga de juegos de lucha liderados por los héroes de la Gran N.

Porque sí, estamos ante la mejor entrega de una saga en la que cada capítulo ya había logrado un nivel sobresaliente como poco, potenciando todos los niveles posibles de juego para entregar la experiencia Smash Bros. definitiva. Quienes ya hayan tenido la oportunidad de hincar el diente a 'Super Smash Bros. for Nintendo 3DS' se podrán hacer a la idea de lo que podemos esperar de esta edición definitiva, pero no penséis por ello que se trata de un simple lavado de cara para quedar bonito en pantalla grande; aún queda mucho por descubrir aquí y tanto los seguidores de toda la vida como los curiosos que aún se mantienen distantes están llamados a unirse en la arena de batalla.

Estamos ante la mejor entrega de una saga en la que cada capítulo ya había logrado un nivel sobresaliente como poco

Puede que el gran reto para la nueva entrega de una saga más que consolidada a estas alturas de la vida sea precisamente el que plantea ese segundo grupo, el de quienes por un motivo u otro nunca se han puesto a los mandos de un Smash Bros., o lo han hecho solo de forma casual y sin prestarle la debida atención. Quizás la principal barrera para muchos esté en los prejuicios que puede llegar a despertar una propuesta tan exótica, marcadamente endogámica y totalmente carente de complejos, pero para ellos más que nunca este es el momento perfecto para lanzarse a la piscina; para todos los demás, la vida sigue igual (de bien).

Ensayo sobre la excelencia

Smash Bros Wii U

La entrega de Nintendo 64, lanzada en 1999, sirvió al mismo tiempo para revolucionar el género del combate y para sentar las bases que se han mantenido como santo y seña de la saga desde entonces; dos años después, Melee dio un impresionante salto de calidad en GameCube y ya en 2008 Brawl se encargó de asentar definitivamente todo el conjunto. En ese contexto se presenta la dupla para Wii U y 3DS, dejando muy claro en todo momento que la máxima de no tocar algo que funciona bien es la principal guía para Nintendo en casos así. No hay pues ninguna revolución en este capítulo que ahora nos llega, ni se espera por parte de los aficionados, pero sí un intenso y concienzudo trabajo de apretar tuercas aquí y allá para llevar lo que ya era excelente hasta un punto simplemente insuperable.

Los nuevos personajes llegan cargados de ideas frescas gracias a las que se amplía aún más el repertorio y la locura durante los combates

El nivel de depuración se percibe antes que nada en el equipo de luchadores, tanto en los clásicos que vuelven a la acción como en los nuevos invitados a la fiesta. Los primeros han sido retocados, unos más que otros, para hacerlos aún más divertidos, completos y diferentes al resto; los segundos llegan cargados de ideas frescas gracias a las que se amplía aún más el repertorio y la locura durante los combates. En conjunto, estamos sin duda alguna ante la selección más completa, variada y excitante de cuantas se han presentado hasta la fecha en la saga, siendo ya por sí sola excusa suficiente para hacernos con este título.

Aunque lo mejor viene cuando ponemos a los combatientes a hacer su trabajo, pues el salto técnico que aporta Wii U se ha aprovechado especialmente para hacer la experiencia más fluida y consistente. Yo no soy ningún obseso de las cifras y los datos técnicos, pues considero que su influencia en el nivel de diversión que ofrece un videojuego llega a ser más bien escasa, pero hay que reconocer que en un título donde hay tantas cosas en pantalla a la vez moviéndose, explotando, saltando e intentando llamar nuestra atención, el toque de los 60 fps se agradece y mucho a la hora de conseguir que todo marche con la precisión de un reloj suizo. En resumidas cuentas, en 'Super Smash Bros. for Wii U' todo funciona mejor que nunca para conseguir que resulte tan divertido como siempre.

Horas, horas y horas de contenido

Smash Bros Wii U

Ya tenemos un impresionante surtido de luchadores y una experiencia de combate más robusta que nunca, dos puntos con los que la mayoría de desarrolladores ya se darían con un canto en los dientes. Pero Nintendo siempre ha exigido más de la que ya es una de sus sagas emblema, así que en torno a ese excelente núcleo crece todo un ecosistema de modos de juego que prácticamente llevan las horas potenciales de uso hasta el infinito y más allá. Resulta verdaderamente apabullante el mero hecho de navegar por sus menús viendo todo lo que te puedes llegar a encontrar dentro de cada categoría de juego.

En 'Super Smash Bros. for Wii U' todo funciona mejor que nunca para conseguir que resulte tan divertido como siempre

Y no hablamos de meter modos por meter para hacer bulto, pues cada uno de ellos tiene razones suficientes para que le dediquemos nuestra atención sin dudar: el Smash para ocho supone la sublimación de todo lo que es excesivo y emocionante en este juego, el Smash especial tira por el suelo todas las barreras si así lo deseamos, Mundo Smash y La senda del guerrero son muy completos como modalidades aventureras, los Retos Master Hand y Crazy Hand nos pondrán en serios aprietos más de una vez, los Eventos son píldoras perfectamente medidas de desafíos que harán que las horas se pasen volando, las Leyendas de la lucha sacarán la cara más nostálgica del combate y por supuesto no podían faltar los diferentes minijuegos del Estadio, que nos volverán a tener picados buscando batir nuestros propios récords. Pero es que aún hay más.

Smash Ball

El detalle que ya le faltaba a la saga Smash Bros. para alcanzar niveles verdaderamente inabarcables llega con las posibilidades de personalización que ofrecen el taller de personajes y el editor de escenarios. La primera herramienta nos permitirá crear nuestros propios guerreros a partir de un Mii, con tres especialidades a elegir como punto de partida, o dejar a nuestro gusto a alguno de los personajes oficiales, para lo cual podremos servirnos de mejoras que vayamos recolectando durante la partida. Por otro lado, el editor de escenarios llega con una serie de opciones limitadas, pero dando margen suficiente para que nuestra imaginación convierta, a través del puntero y la pantalla táctil, cualquier diseño que queramos hacer realidad en una arena de combate. Por pedir algo, si es que eso tiene sentido llegados a este punto, me hubiera gustado que esta herramienta tuviera menos límites de los que se imponen.

¿Y decís que aún queréis más? Pues claro, aún hay más, pues al aliciente que supone el juego en sí y la infinidad de modalidades que parten de él, se suman todos los objetos coleccionables, extras, complementos y detalles que iremos obteniendo por el camino. El regreso de los trofeos, esa oda a la nostalgia que hará las delicias tanto de los más viejos del lugar como de quienes hoy empiezan a descubrir el universo de Nintendo, se merece la más efusiva de las celebraciones, y junto a ellos el tablero de desafíos, redefiniendo el concepto de logros, nos mantendrá pegados como posesos al mando buscando desbloquear todo lo que se ponga a tiro.

El videojuego total

Smash Bros Wii U

Hasta el servicio online, un terreno en el que claramente había margen de mejora en entregas anteriores, ha experimentado por fin el crecimiento necesario para que las partidas puedan ser casi tan divertidas como las que celebramos en el salón de casa con los amigos. No obstante, los enfrentamientos cara a cara seguirán siendo el alma de la fiesta, algo que se ve aún más potenciado gracias a que muchos de los modos que he mencionado antes se puede disfrutar tanto en solitario como en compañía, por si nos apetece variar entre tanto combate Smash (cosa que me extrañaría, vaya).

Podréis preguntarme con todo el derecho del mundo cuáles son las pegas de un juego así, pero es prácticamente imposible dar con ellas. Quizás el sistema de obtener goldones para acceder a contenido más avanzado resulte poco estimulante al principio, pues no apetece ir contando calderilla para poder elegir un modo determinado de juego o un nivel de dificultad algo más elevado, pero en el momento que descubres las formas más efectivas para hacer caja te das cuenta de que este detalle resulta irrelevante.

Wiiu Gamecubecontrolleradapter 01
Ya no es que sea el mejor de la saga, que es mucho decir, sino que posiblemente es lo mejor que se puede probar en cualquiera de las tres consolas en disputa

Y aunque sea un detalle más comercial que de diseño de juego, es importante señalar lo idóneo de hacerse con el adaptador para mandos de GameCube que se ha diseñado expresamente para acompañar a este título, pues no cabe duda de que este periférico sigue siendo, años después, la mejor vía para controlar los multitudinarios enfrentamientos que aquí encontramos. Solo me llevó dos combates con el mando de Wii U decidirme a coger el coche y volver a la tienda en busca del adaptador, así que ya os aviso para que no cometáis el mismo error que yo. Sin duda, dada su evidente idoneidad, habría sido un gran detalle incluirlo de serie con el juego, pero reconozco que esto ya es pedir por pedir.

Lo único verdaderamente relevante a final, tras un buen montón de horas de juego acumuladas y la perspectiva de muchas más en camino, es que estamos ante un título absolutamente redondo, capaz de estar ampliamente por encima de unas expectativas que todos teníamos bastante altas. Ya no es que sea el mejor de la saga, que es mucho decir, sino que posiblemente es lo mejor que se puede probar en Wii U, y si me apuráis en cualquiera de los tres sistemas que están ahora mismo disputando la carrera generacional. ¿Juego del año entonces? Yo desde luego tengo claro que sí, y con una amplia ventaja. Solo quien no encontrara disfrute con las anteriores entregas podría intentar rechazar esta oferta, y mi mejor consejo para quien se encuentre en dicha situación es contundente: dale otra oportunidad, no te arrepentirás.

10

Super Smash Bros. for Wii U

Super Smash Bros. for Wii U

Plataformas Wii U
Multijugador
Desarrollador Sora Ltd. / Bandai Namco Games
Compañía Nintendo
Lanzamiento Ya disponible (28 de noviembre de 2014)
Precio 59,95 euros

Lo mejor

  • La experiencia Smash Bros. definitiva
  • Fluido, excitante, robusto y enfermizamente divertido
  • Encierra más horas de juego de las que seréis capaces de dedicarle
  • Cada uno de sus píxeles desprende amor por el videojuego

Lo peor

  • Que sea casi imprescindible tener que invertir en el adaptador para mandos de GameCube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos