The Bluecoats: North & South y el eterno conflicto al resucitar un clásico: ser fiel al original o renovar parte de sus mecánicas
Análisis

The Bluecoats: North & South y el eterno conflicto al resucitar un clásico: ser fiel al original o renovar parte de sus mecánicas

Uno de los juegos a los que más cariño le tengo de mi etapa con el Amiga 500 es el mítico North & South de Infogrames estrenado en 1989. Surgido a modo de parodia de la Guerra de Secesión americana dentro de una serie de historias de la revista franco-belga Le Journal of Spirou (Les Tuniques Bleues), el videojuego era una especie de RISK en clave de humor, ideal para jugar contra otra persona.

Era ante todo un juego de estrategia, pero con pruebas de acción un tanto alocadas que se podían descontrolar con facilidad y que en algunos casos requerían nervios de acero debido a las prisas que nos metía en ciertas situaciones, como a la hora de asaltar un fuerte o robar el dinero del ferrocarril. Todo un clásico que se ha intentado renovar en varias ocasiones hasta el reciente remake The Bluecoats: North & South de Appeal Studio y Microids en 2020.

Cuando quieres innovar en un histórico de 1989...

Bluecoats

Hasta la fecha no me había convencido ninguna puesta al día de este clásico, guardando un recuerdo nefasto del primer intento homónimo por medio de Big Fish Games, la única vez en la que he pedido un reembolso de una compra en digital. Sabía que no me podía arriesgar con este nuevo The Bluecoats: North & South debido a que no obtuvo buenas notas en 2020 en los poquísimos análisis publicados... pero también es cierto que ni tan siquiera el clásico de 1989 obtuvo notazas debido a su exigente control. Así que lo compré de oferta en físico.

En esencia, todo es idéntico al original salvo dos cambios polémicos: las citadas pruebas del fuerte y el tren. Aquel frenetismo y caos más absoluto se han convertido ahora en dos secciones a modo de FPS bastante llevaderas. No es que me disguste el cambio, puesto que funcionan como shooters medianamente decentes, pero sí que es cierto que se ha perdido la presión del original donde difícilmente se perdonaban los errores y sudábamos la gota gorda con cada zona.

No es que funcionase como un reloj suizo en el original... De hecho, lo rejugué en 2019 de cara a su retroanálisis y en esas secciones es donde su control hacía aguas, pero no dejaba de ser parte de su esencia, de llevarnos al límite en pruebas contra el crono en donde la habilidad con el salto o a la hora de golpear enemigos lo eran todo. Y claro, el pique teniendo a otra persona al lado era antológico.

Sin embargo en este remake de 2020 esas dos pruebas se han convertido en un trámite de lo más sencillo (salvo que seamos mancos con los FPS, claro está) que restan parte de atractivo a todo el conjunto. Además, no encajan con la esencia del original, con ese énfasis en el humor. Estas partes a modo de FPS son más serias, no hay apenas presión por lo generoso que resulta el cronómetro ni tampoco por la abundancia de munición o botiquines a recoger por cada zona.

Cierto es que a la hora de defender en esas dos pruebas la dificultad se dispara (nunca mejor dicho) al tener menos margen de maniobra, pero sin llegar al extremo de las que vimos en 1989. Ahora bien, estas pruebas se pueden jugar igualmente con dos jugadores a la vez a pantalla partida, otra de las novedades.

En realidad es el único punto verdaderamente negativo que le puedo poner, sin que por ello deje de ser divertido. Y es que por suerte en todo lo demás, como en el resto de mecánicas, sí que recuerda al clásico que me maravilló hace 30 décadas.

The Bluecoats: North & South, el clásico renovado

Bluecoats

The Bluecoats: North & South nos vuelve a transportar a la América del Norte del siglo XIX, en plena guerra entre la Unión y los Confederados, durante los años 1861, 1862, 1863 y 1864. Da igual el bando que escojamos que lo único que variará es el punto de inicio dentro del mapa que conocemos. Hasta repiten los nativos de la izquierda y la aleatoriedad de la tormenta, para los cuáles podemos comprar protección siempre y cuando haya dinero suficiente en el banco.

El objetivo sigue siendo el mismo: derrotar al rival conquistando su terreno hasta que no quede nadie o se rinda. Cada "soldado" en el tablero representa seis unidades de infantería, tres de caballería y un potente cañón capaz de destruir puentes. Si caemos sobre una casilla con el enemigo se producirá una batalla en la que controlaremos a esos tres tipos de unidades a la vez, intercambiándolos en caliente con una mayor comodidad y maniobrabilidad que en el clásico de 1989.

Es la faceta donde mejor brilla este remake, al replicar a la perfección lo que sentimos hace más de 30 décadas. Ha perdido parte de su encanto pixelado, pero su nuevo estilo gráfico, un tanto minimalista, no me ha desagradado. La pena es que no haya variedad de tableros, algo de lo que adoleció también el original por mucho que cambiasen los escenarios de las batallas. En este caso, de todas formas, sí que quedan mejor delimitados los puntos clave del mapa, sobre todo en la zona del puerto desde la que obtener refuerzos de tropas sin coste extra.

Y es que por muy bien que se nos puedan dar las batallas (el cañón es clave al principio y la caballería el toque ideal al final), para asegurar la victoria hacen falta los refuerzos y aquí es importante obtener un flujo constante de dinero por medio del tren. Con tres sacos de monedas podemos sacar del cuartel a más tropas y cuantas más zonas tengamos conquistadas, mayor dinero tendremos. Si nuestro rival es competente (hay tres grados de dificultad para la máquina, pero nada mejor que jugar contra otra persona), los piques siguen siendo antológicos.

Da igual que no sea un juegazo porque el clásico de 1989 tampoco lo fue, pese a que en esta puesta al día haya echado en falta un mayor mimo de cara a los extras, donde tan solo destaca el modo de juego libre para repetir directamente los tres tipos de batallas (estándar, fuerte y tren) en cualquiera de los dos bandos o ya la personalización de la campaña, pudiendo desactivar cualquier parámetro. Tan solo recomendable para fans... perdonando sus carencias y cambios del FPS.

The Bluecoats - North vs South Limited Edition

The Bluecoats - North vs South Limited Edition

  • Plataformas: PS4, Xbox One (versión analizada), Switch y Steam
  • Multijugador: sí, local (dos jugadores)
  • Desarrollador: Appeal Studio
  • Compañía: Microids
  • Lanzamiento: 27 de octubre de 2020
Temas
Inicio