Toodee and Topdee se ha convertido sin querer en una metáfora del San Valentín que muchas parejas tienen que vivir en 2021
Análisis

Toodee and Topdee se ha convertido sin querer en una metáfora del San Valentín que muchas parejas tienen que vivir en 2021

Hay muchos juegos para disfrutar en pareja, ya sean de aventura, acción o puzles, viendo incluso cómo algunos videojuegos permiten compartir hasta el propio mando entre dos personas para que jueguen a la vez, como los Overcooked.

Hoy vamos a hablar de Toodee and Topdee, que propone un cambio de concepto frente a las experiencias cooperativas en las que hay que darle al coco. Y como hoy es Sam va lentín San Valentín, tenemos la ocasión perfecta... aparte que simboliza, sin quererlo, la dura metáfora que supone vivir esta fecha en 2021.

¿Qué pasaría si se mezclasen dos mundos únicos?

Toodee and Topdee

El concepto inicial de Toodee and Topdee no podía ser más simple, al mezclar dos universos diferentes, como son el de un típico plataformas en 2D con otro con vista desde arriba en el que movernos libremente. Dos mundos que se han unido y que podemos alternar a placer para que Toodee y Topdee lleguen a la salida.

Esto tiene un trasfondo mucho más profundo detrás, al ver cómo esta mezcla es producto de la venganza de Toodoo, un ser que creó el todopoderoso Aleph para la creación de los ocho mundos del universo. Al ayudar a su maestro para erradicar los posibles glitches, se sintió preocupado al acercarse la creación del último mundo... y decidió aplastarlos a todos para que formasen uno único.

¿Esto qué quiere decir? Que tanto Toodee como Topdee tendrán que hacer frente a peligros de otros mundos mientras se van ayudando, modificando lo que ve el otro. Un ejemplo sencillo: en el mundo de Topdee no hay gravedad, por lo que puede arrastrar o coger una caja y ponerla donde quiera. Y esta caja (que se quedará fija, de las pocas excepciones) servirá de plataforma para Toodee.

Esto se irá complicando, lógicamente, teniendo que alternar todo el rato para que no muera el compañero. Cabe decir que cuando controlamos a un personaje, el mundo del otro estará quieto, de ahí que sirva para solventar que una plataforma se destruya para coger una llave situada más abajo con Topdee y que Toodee venga al rescate colocando una caja debajo justo después. Funciona muy bien.

Toodee and Topdee, la extraña pareja a la fuerza

Toodee and Topdee

Al contrario que las cajas, en el mundo de Toodee la gravedad sí que afecta a otros objetos o enemigos. Esto será importante en fases más avanzadas, al poder matar a los cerdos (sí, hay cerdos enemigos, literalmente) haciendo que nos sigan con Topdee para cambiar a Toodee y que caigan en los pinchos si calculamos el momento exacto. Porque los cerdos no dejarán de perseguirnos con cualquiera.

Esa gravedad también provocará situaciones en las que habrá que alternar en milésimas de segundo para colocar objetos en el único punto por el que podría pasar Topdee en su realidad, siendo una muestra de que no siempre habrá calma.

Su tramo inicial llega a su culminación con un puzle de lo más interesante, al entrar en juego el agua. Si estamos con Topdee, este líquido elemento desaparece por el sumidero (siempre y cuando no esté tapado con una caja), mientras que con Toodee sale a flote. Y la gracia está en controlar de qué lado queremos que salga más controlando las trampas a ambos lados de la pantalla. La pena es que su demo en Steam (que sigue disponible) no permita ver el duelo contra su jefe.

El estudio dietzribi, formado por dos hermanos, aún no se aventura a ponerle una fecha, pero Toodee and Topdee parece el típico juego de puzles que te gana con poco esfuerzo y eso que aún tiene mucho más por demostrar. Además, aunque se pueda jugar en solitario, también contará con modo cooperativo local opcional.

Temas
Inicio