Publicidad

Análisis de Transformers: Battlegrounds, un campo de batalla XCOM contra Decepticons
Análisis

Análisis de Transformers: Battlegrounds, un campo de batalla XCOM contra Decepticons

Cuando Outright Games presentó Transformers: Battlegrounds a mediados de 2020, no quedó claro a qué estilo de juego pertenecía. Hubo que esperar varias semanas hasta descubrir que era en realidad un juego de estrategia táctico.

Esta licencia de robots alienígenas de Hasbro ha protagonizado infinidad de videojuegos, la mayoría de acción o aventuras (mi favorito sigue siendo el Transformers de PS2 lanzado en 2004), por eso fue toda una sorpresa descubrir que éste se asemejaba a los XCOM. Aunque claro, sin esa misma dureza ni atisbo de muerte permanente para nuestras unidades, lo que, por otro lado, puede servir de iniciación para los que no sean duchos en la materia. Y fans de Transformers.

Estrategia táctica mucho más accesible y directa

Transformers Battlegrounds

Ni siquiera poniendo la partida en modo Extremo contamos con una experiencia igual de compleja que la de esa saga de Firaxis Games, aunque haya situaciones en las que nos podrá poner un poco contra las cuerdas. Lo que es evidente es que Transformers: Battlegrounds juega en otra liga menos exigente o profunda.

No es un juegazo, pero tampoco estamos ante otra licencia fallida, que por desgracia llevamos unas cuantas encadenadas, como la del reciente Cobra Kai: The Karate Kid Saga Continues. Lo importante es que se deja jugar y hay ciertos tramos en los que resultan interesantes las estrategias a seguir para aguantar los ataques de los Decepticons, por mucho que no haya ningún elemento sorpresa.

Este juego de Transformers se aprovecha de varios conceptos del género, pero llevados a su mínima expresión, para ofrecer un producto más directo. Un ejemplo claro: aquí no hay porcentaje de acierto, puesto que todo disparo (siempre y cuando no haya obstáculos de por medio) llegará a su destinatario sin errar.

Coatsink ha creado un juego más accesible, ideal para los que les abruman los múltiples parámetros que pueblan los mayores representantes en PC, para que resulte cómodo empezar a guerrear sin tener que perder mucho tiempo leyendo las indicaciones. Aquí con tal de situarse bien en las coberturas y fijarse en los puntos de acción y lo que hace cada habilidad, nos llega y nos sobra, porque los escenarios nos ofrecerán pocas distracciones, salvo algunas trampas explosivas o efectos adversos. Y que no haya muerte permanente ayuda a relajarse, vaya.

Tampoco es que goce de variedad en sus misiones, siguiendo en todos los casos un proceso de varios puntos de control en el que llegar a un punto en concreto, erradicar toda la presencia de Decepticons o sobrevivir varios turnos, pero al menos la historia nos va llevando por distintas localizaciones en busca del Allspark, a la vez que vamos controlando algunos de los Transformers más icónicos, como Bumblebee, el dinobot Grimlock u Optimus Prime, cómo no.

Transformers: Battlegrounds, batalla de colegio

Transformers Battlegrounds

En varias de las misiones no podremos alternar a los protagonistas, cambiando bastante el asunto cuando el juego nos deja escoger, puesto que los Transformers de curación, como Arcee y Wheeljack, acaban marcando la diferencia al poder curar a los aliados restaurando tres puntos de salud en cada turno. Una burrada.

En relación a los turnos, hay algo especial, además. Contamos con tres puntos de acción por personaje, pudiendo usarlos para movernos tres veces, consumiendo todo el turno, o atacando una vez y moviéndonos dos veces después. Todo depende del tipo de ataque, gastando el estándar un punto y con otros de mayor potencia con dos y tres puntos de golpe. Lo llamativo, y aquí viene lo que contrasta con otros juegos, es el uso que se le da a las habilidades Definitivas con Energón, puesto que ésas no usan dichos puntos de acción, sino el porcentaje acumulado de Energón con cada turno. ¿El motivo? Son ataques devastadores.

Si acumulamos el 100% de Energón, tenemos un ataque extra para uno de los personajes (o bien dos usos al 50%, ojo), viendo cómo pueden atacar a múltiples Decepticons a la vez, en algunos casos produciendo bastante daño, o incluso curándonos en el proceso. Ahora bien, los enemigos también cuentan con ellos.

Es una técnica que sin duda marca la diferencia ostensiblemente en los combates, al ser bastante fácil recargar el Energón en pocos turnos, pero que contrasta con las limitaciones del propio Transformers: Battlegrounds, al no permitir equipar más que dos tipos de ataque y una Definitiva por personaje, pese a desbloquear muchas más técnicas desde el laboratorio al cumplir determinadas misiones.

Es un fallo, porque le resta opciones al forzarnos a sacrificar un ataque estándar por uno en guardia, por ejemplo, con lo que en la mayoría de los casos, dejaremos a nuestros Transformers con las técnicas iniciales, salvo casos muy puntuales.

Finalmente, sorprende que un juego de estas características ofrezca multijugador local con una buena selección de modos, como Captura la bandera, Destrucción, Partido del rencor o Batalla Final. No es que suponga un salto de calidad, pero sí que se agradece, pudiendo disputar partidas contra otra persona o la máquina.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, no estamos ante una licencia de la calidad de PlatinumGames en Transformers: Devastation, pero que resulta potable si no somos muy exigentes. Salvando las distancias, Transformers: Battlegrounds es algo parecido a lo que hizo Nintendo con Fire Emblem Heroes para móviles en 2017, para acercarlo a un público menos habitual a un género de extrema dureza. Pero sin micropagos.

Transformers Battlegrounds

Transformers Battlegrounds

Plataformas Steam, PS4 (versión analizada), Xbox One y Nintendo Switch
Multijugador Sí, local (dos jugadores)
Desarrollador Coatsink
Compañía Bandai Namco / Outright
Lanzamiento 23 de octubre de 2020
Precio 32,47 euros

Lo mejor

  • Un Transformers a lo XCOM
  • Esa estética a lo dibujos animados
  • Viene doblado al castellano

Lo peor

  • Parco en opciones para las batallas
  • La campaña no ofrece mucha variedad
  • Los escenarios son poco vistosos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios