Horizon Forbidden West muestra nuevos enemigos y combates en PS5: el Oeste Prohibido está repleto de peligros

Horizon Forbidden West muestra nuevos enemigos y combates en PS5: el Oeste Prohibido está repleto de peligros
8 comentarios

Con el lanzamiento de Horizon Forbidden West a la vuelta de la esquina, desde Guerrilla Games están ofreciendo publicaciones en las que se van detallando diferentes aspectos del mundo que recorreremos con Aloy. En la última ocasión pudimos conocer de mejor manera los escenarios y las tribus.

En esta ocasión toca volver a los enemigos y especialmente el combate, con todas las habilidades que podremos desplegar. Richard Oud, director de animaciones de Guerrilla, explica cómo ha mejorado en sus capacidades Aloy tras las aventuras anteriores.

"Para nosotros, era muy importante que los jugadores sintieran que la confianza y las habilidades de Aloy habían mejorado con respecto a sus aventuras en Horizon Zero Dawn y The Frozen Wilds. Ha ganado mucha experiencia, y debíamos reflejarlo en sus animaciones. El objetivo era demostrar que Aloy se sentía más cómoda al desplazarse por el entorno, pero sin olvidarnos de que sigue siendo humana, por lo que no clavará todas las acciones. La mecánica del garfio lo ilustra a la perfección: a pesar de ser más ágil y habilidosa, veremos que tendrá que hacer un gran esfuerzo físico en subidas con gran inclinación".

La IA de los enemigos y compañeros de Aloy ha sido revisada, por lo que "ahora se desplazan mejor por terrenos irregulares", buscando atajos para llegar hasta el objetivo. Es por ello que el agua tendrá una importancia mucho mayor que en Horizon Zero Dawn y habrá más máquinas anfibias, pudiendo entrar y salir del agua sin problemas.

El sigilo volverá a ser una vez más protagonista, ya que Aloy es una cazadora. "Podéis eludir el combate al romper su línea de visión y escabulliros [de los enemigos]. Cuando los enemigos se percaten de que no estáis donde ellos esperaban, empezarán a buscar. Los enemigos humanos colaborarán para localizaros, mientras el líder del equipo imparte órdenes y coordina la búsqueda", detalla Arjen Beij, programador jefe de IA.

En el apartado sonoro también tendremos mejoras para los ataques, distinguiendo claramente entre los cuerpo a cuerpo y los que se realizan a distancia. En el trabajo de documentación y preparación de cada máquina, veremos reflejado este aspecto:

"Cuando el jugador alerta a una máquina, aunque no sea de manera deliberada, estos ruidos ayudarán a saber en qué modo está. Si una máquina está en reposo —no está en alerta—, emitirá un ruido mucho más tranquilo, esporádico y natural, que reflejará el arquetipo de personalidad que ideamos en el marco de su propio diseño sonoro"

El Oeste Prohibido cuenta con los humanos, que en muchas ocasiones pueden ser más complicados de abordar que las máquinas. "La idea era que el combate contra humanos fuera tan profundo y desafiante como contra las máquinas. Por tanto, había que ampliar el sistema de combate y añadir más variedad en los encuentros con enemigos humanos por el mundo", aclara Richard.

Uno de los ataques más espectaculares que pudimos ver durante el extenso gameplay de Horizon Forbidden West involucraba a la lanza de Aloy. Charles Perain, diseñador de combates, explica qué trucos guarda el fiel arma de la protagonista.

"La Explosión de resonador recompensa a los jugadores por emplear combos con lanza; cada vez que Aloy ataque cuerpo a cuerpo, el resonador de su lanza acumulará energía. Esta energía puede usarse contra el enemigo, y se quedará pegada a él durante un breve periodo de tiempo. Si le disparáis una flecha antes de que desaparezca, ¡infligiréis una cantidad brutal de daño! Esta mecánica da pie a una poderosa sinergia entre el combate cuerpo a cuerpo y a distancia, y anima a los jugadores a pasar de uno a otro con fluidez"

La variedad de posibilidades a la hora de combatir es uno de los puntos fuertes que el estudio ha querido potenciar. Descubriremos cómo funcionan todos estos sistemas a partir del 18 de febrero de 2022 en PS5 y PS4.

Temas
Inicio