Compartir
Publicidad
Los 19 mejores trucos y curiosidades de Zelda: Breath of the Wild
Aventura - Plataformas

Los 19 mejores trucos y curiosidades de Zelda: Breath of the Wild

Publicidad
Publicidad

Nintendo ha debutado en Switch y se ha despedido de Wii U con una obra maestra. 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild' no solo apuesta por ofrecer todos los elementos que asentaron la saga con una nueva y acertada fórmula, sino que además ofrece una experiencia densa e inagotable, y de paso ha incluido un número muy generoso de secretos.

Es imposible calcular las horas que llevamos explorando esta nueva versión de Hyrule los que escribimos en VidaExtra, -Es más, estamos hechos unos cocinillas- pero hemos aprendido una buena ración de curiosidades entre aventura y aventura. De hecho, te hemos seleccionado los 19 más útiles y curiosos en un mismo sitio para que exprimas al máximo el juego.

1

Enciende el fuego de la cacerola... sin fuego

A veces ocurre: necesitas prepararte un elixir o tienes los ingredientes para un plato que te restaurará todos los corazones perdidos y la única cacerola a la vista está apagada.

Hay varios procesos para encenderlas y los más lógicos son usar una antorcha -o cualquier item de madera- o gastar una flecha de fuego, pero no siempre es posible. Si está lloviendo y hay otro fuego encendido puedes probar puntería y disparar una flecha que apunte a la madera que atraviese un objeto ardiente.

F7827b54c5ba5597dc57bfbe734689d9

Y si no hay ningún fuego cercano también es posible provocarlo. El método más sencillo es golpear gelatina ígnea cerca de la madera, un artículo que se obtiene al vencer a los Chuchus ígneos y es bastante común en ciertas zonas. Y si andamos cortos de gelatina bastará con hacerlo al estilo de la vieja escuela: golpear un pedernal muy próximo al cazo con algún objeto metálico como espadas o hachas, haciendo saltar chispas. desde hoy se acabó el comer hierba o pescado crudo

Link, el nuevo Légolas

Una de las novedades más divertidas de 'Breath of the Wild' es la posibilidad de emular al elfo más reconocible de la adaptación cinematográfica del 'Señor de los Anillos'. No solo por su destreza a la hora de domar caballos sin alforja, su habilidad con el arco o que tarde o temprano tendremos que acabar trepando por una gigantesca criatura con forma de Elefante.

Link podrá surfear por la nieve o la hierba usando sus escudos como tabla y lo único que necesitaremos es una pendiente. El proceso es tan sencillo como tener equipado un escudo, usarlo como protección con el correspondiente gatillo, saltar (botón X) y antes de caer al suelo pulsar el botón A.

Podremos hacer trucos y cabriolas aunque dependiendo del terreno y la resistencia del material en el que nos deslicemos acabaremos desgastando nuestro escudo ¡Y hasta podremos entrar en batalla con él una vez le hayamos pillado el truco!

Tesoros caninos

Cada vez que visites una aldea o una población y veas a un perro juguetón prueba a ofrecerle tres piezas de carne o fruta. A cambio, nos guiarán a un tesoro escondido en forma de Rupias, armas, flechas y hasta fragmentos de estrella.

En total hay 15 tesoros escondidos por todo Hyrule, pero el gesto de agradecimiento de cada perrete es impagable.

Tus enemigos te restauran las armas oxidadas ¡GRATIS!

Tras el cataclismo de Hyrule es bastante frecuente encontrar armas en las zonas mas insospechadas esperando una oportunidad de ser envainadas de nuevo por un héroe. Sin embargo, salvo que estén en un cofre o que pertenezcan a algún aliado o enemigo, la climatología habrá pasado factura a sus materiales oxidando los componentes de metal

1

En más de una ocasión nos encontraremos una formidable espada o mandoble que quizás no nos interese conservar al estar corroída por el oxido. Ahora bien, si en vez de derribar a los octoroks pétreos con una bomba probamos a lanzarles algún arma o escudo oxidado, esta nos será devuelta como recién forjada. Si no fueran tan molestos hasta les perdonaríamos la vida.

Más vale maña que fuerza

Estamos de acuerdo en que uno va más seguro por Hyrule con un centenar de flechas eléctricas en la faja y un buen arco que las dispare, pero una de las claves del juego es la exploración y en 'Breath of the Wild' se recompensa generosamente.

Casi todos los emplazamientos enemigos tienen una solución alternativa al enfrentamiento directo. A veces bastará con hacer uso de algún modulo o distracción, y otras simplemente tendremos que buscar donde hay algún barril explosivo al que apuntar o una piedra a punto de caerse sobre un barranco que nos agilice el trámite.

1

Domina el arte del sigilo y observa antes de atacar. Aprovecha las distracciones y no subestimes la inteligencia artificial del juego. Y recuerda, en este mundo abierto siempre existen varias soluciones para el mismo problema.

Cocinar durante la luna carmesí tiene premio

Uno de los cambios más acusados de 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild' es que ya no encontraremos corazones al destrozar jarrones o podar el césped. Sin embargo tendremos que cocinar en una cacerola y, de vez en cuando, al hacerlo escucharemos un misterioso sonido que nos dará una bonificación.

Entre las bonificaciones, las cuales se obtienen de manera aleatoria, podremos obtener

  • Tres corazones adicionales
  • Un corazón amarillo adicional
  • Dos quintas partes adicionales de la barra de resistencia
  • Cinco minutos más de efecto
  • El nivel de un efecto aumenta
F3cc76c5025a0df66ebc360e7543cb0b

Ahora bien, hay algunas maneras de provocar este misterioso sonido. Una de ellas es usar alguna parte de dragón como ingrediente, otra es hacer lo mismo con un fragmento de estrella. Sin embargo, lo más práctico es cocinar durante la luna carmesí. Dicho de otro modo, cuando veas como la luna rojiza empieza a alzarse en el cielo no te separes de la cacerola porque todo lo que cocines tendrá premio.

Trepar sin límites es posible con un poquito de maña

La resistencia es uno de los atributos más importantes de este juego y en un mundo tan vertical necesitaremos mejorarla varias veces para poder llegar a las zonas más altas con cierta holgura. Ahora bien, existe un pequeño sistema para poder escalar determinadas superficies e incluso reponer fuerzas entre tramo y tramo.

1

Si no fuera por la barra de resistencia habría clavado la famosa ilustración de Link escalando

Si al escalar una montaña inclinada nos descolgamos sutilmente con el botón 'B' mientras movemos el stick direccional podremos caminar durante un breve intervalo de tiempo, recargando la barra de resistencia de manera gradual.

Ahora bien, esto no funciona con todas las superficies y tampoco en todas las inclinaciones. Debe haber un mínimo de grados para poder avanzar un par de pasos, con lo que no podremos hacerlo en muros, árboles o pilares. Pero, a cambio, si podremos hacerlo en superficies resbaladizas o afectadas por el agua de la lluvia.

1

Por ultimo, aunque no menos importante, cuando el indicador de resistencia esté a punto de agotarse (completamente en rojo) podremos efectuar un último salto que alcanzará el doble de distancia habitual en un esfuerzo desesperado. A veces vale la pena intentarlo.

En ropa mojada no entran llamas y sin ella nadas más rápido

Al igual que en la mayoría de de juegos de Zelda, no subiremos nivel y la experiencia que ganemos se reflejará en los artículos que obtengamos en nuestras aventuras, en lugar de desplegar un árbol de habilidades. Y la ropa será el modo perfecto para aumentar nuestras estadísticas. Sin embargo, sabías que...

  • Si no tienes una armadura ignifuga lo más práctico para ser inmune al fuego (elixires aparte) es mojarse la ropa. Si te das un chapuzón no sólo apagarás las llamas, sino que serás inmune a ellas durante algún tiempo.

  • Pero no siempre llevar una armadura o ropa te dará ventaja. De hecho, hasta que consigas ropa que te permita desenvolverte mejor en los estanques y manantiales como la armadura Zora, podrás nadar a mayor velocidad si lo haces sin ninguna armadura equipada. Tiene su lógica.

Eso sí, si luego se te olvida ponerte algo de ropa igual te encuentras con algunas extrañas reacciones por parte de los habitantes de Hyrule. No es que haya un consenso sobre la moda, pero al menos hay que tener un mínimo de decoro al ir en público. Consejo: no se te ocurra darle un puntapié a un cofre con los pies descalzos.

Armas con el poder y el castigo de los elementos

A lo largo de nuestra aventura podremos hacernos con todo tipo de armas que provocarán efectos de fuego, hielo o electricidad en nuestros enemigos. De hecho, incluso serán necesarias para superar ciertas partes del juego. Sin embargo, a las armas también les afectan los elementos, y no siempre para bien.

La mayoría de armas de madera prenden al ser expuestas al fuego, aunque podremos usarlas para transmitir fuego a engranajes cubiertos por la hierba, cacerolas y hasta a nuestros enemigos. El calor afectará también a la temperatura de nuestras armas de metal, y es que cualquiera coge una espada ardiendo.

Además, todas las armas, escudos y armaduras eléctricas atraerán a los rayos cuando hay tormenta. Lo mejor en estos casos es ir equipado con equipamiento alternativo hasta que pase el temporal.

Ahora bien, es interesante saber usar las armas y elementos en nuestro beneficio, es decir: si atacamos a una criatura de hielo con un arma de fuego, en circunstancias normales acabaremos con ella al instante.

Comida asada y congelada

A pesar de que la manera más eficaz de sacarle partido a los alimentos que nos encontremos en Hyrule será con una cacerola, no necesitaremos una para poder sacarle algo de partido extra a los ingredientes si no tenemos ninguna a mano.

B6310ae103b3a08bb3d8d9391a5e2746

En 'Breath of The Wild' podremos asar o congelar comida exponiendola a temperaturas extremas. De este modo si acercamos una manzana, una seta o pollo al fuego lo podremos asar, obteniendo una bonificación del 50% sobre los corazones que restauran al comerlos crudos.

En el caso de la comida congelada no obtendremos una bofificación extra a la hora de reponer salud, pero si exponemos los alimentos al frio y luego los ingerimos tendremos resistencia al calor al menos durante un minuto. Esperemos que Link haya soplado antes de llevarse estos manjares al paladar.

Una de las ventajas de disponer de comida asada o congelada es que todos los platos cocinados con este sistema serán almacenados en el mismo espacio, permitiéndonos disponer de más bloques en la alforja que si preparamos dos platos más elaborados.

La paravela, ¡qué inventazo!

Una de los mayores aciertos para abordar Hyrule es la paravela, un simple trozo de tela que nos permitirá deslizarnos por el aire con cierta soltura ahorrandonos largas caminatas y mostrándonos desde las alturas los lugares y emplazamientos de interés.

Ahora bien, su uso nos consumirá energía con lo que no está de más dosificar nuestros viajes. Si ves que se te está agotando la energía y que no sobrevivirías a la caída puedes cerrar la paravela en el aire con un mínimo de resistencia y abrirla justo antes de tocar el suelo, amortiguando enormemente el impacto.

Otro truco es usarla para los descensos con control de altitud, cuyo mecanismo es igual al descrito anteriormente aunque en este caso en vez de para conservar nuestra vida para bajar rápidamente hacia determinado nivel y aprovechar el impulso para desplazarnos en la dirección deseada sin tener que hacer engorrosos rodeos o complicadas bajadas y del que podrás sacar ventaja táctica con el arco.

Por último, si ves una corriente de aire ascendente no dudes en usar la paravela, te ahorrará largas escaladas normalmente, o te llevará directo hacia algún secreto.

Los Hinox muestran su botín antes de atacarte, e incluso puedes usarlo en su contra

1

Si quieres saber si te compensa enfrentarte a estos colosales cíclopes antes de desenvainar tu espada lo único que tienes que hacer es ver el colgante que llevan al cuello. Ahí podrás ver todo lo que conseguirás al derrotarlos, y si eres lo suficientemente valiente como para acercarte incluso podrás cogerlos en mitad del combate.

Y sí, al principio su punto débil será su ojo, ¡pero no descuides sus piernas!

La gelatina de Chuchus y lo peligrosa que sería en manos de McGyver

Al contrario que la mayoría de los enemigos, los Chuchus de Hyrule básicamente se limitan a estorbar. Sucumbirán fácilmente con un único golpe y aunque en más de una ocasión los tomaremos a la ligera, los disponen de características elementales podrán llegar a ser un problema. Ahora bien, lo interesante es que al eliminarlos podremos hacernos con su gelatina, algo que no solo podremos aprovechar a la hora de elaborar elixires y recetas.

Fundamentalmente hay cuatro clases de Chuchus y cada uno puede ser de tres tamaños, condicionando el tipo y la cantidad de gelatina que obtendremos de ellos y que más adelante podremos usar en nuestro favor.

  • Si usamos gelatina de Chuchu podremos apagar llamas
  • Si usamos gelatina de Chuchu ígeo podremos provocar llamas
  • Si usamos gelatina de Chuchu gélido podremos congelar nuestros objetivos
  • Si usamos gelatina de Chuchu eléctrico electrocutaremos nuestro objetivo.

Como dato interesante, podremos cambiar el color de la gelatina normal al exponerla a las otras.

Desde arriba todo se ve mejor

Da igual lo que te marque tu mapa, tu primer destino al entrar en una zona sin explorar tiene que ser la Torre que domina cada región, aunque no siempre podrás acceder a ellas desde el principio. El objetivo es simple: actualizar tu piedra Sheikah y encontrar y marcar todos los puntos clave a golpe de vista.

Tanto si no sabes cómo continuar en una mazmorra, te has atascado en el mapa o sencillamente no sabes cómo resolver la prueba de un santuario, en circunstancias normales encontraremos la solución al acceder al punto más alto, lo cual no quiere decir que sea algo sencillo.

De hecho, si quieres tener todas las facilidades a la hora de escalar te ofrecemos un gameplay del usuario BeardBear en el que podrás ver dónde encontrar el equipo perfecto de escalada, aunque lo más apropiado es descubrirlo poquito a poco.

No tengas miedo en ampliar generosamente tu círculo de resistencia y no te desesperes al escalar. Si quieres ser completista tarde o temprano tendrás que llegar a la cimas más altas de Hyrule.

Límites del clima y cómo estar por encima de éstos

A pesar de que en 'Breath of the Wild' estaremos en un mundo abierto, no podremos acceder a todos sus rincones de primeras. De entrada, para poder salir de la Meseta de los Albores necesitaremos una Paravela si no queremos caer en picado.

Como dijimos antes, quitando las criaturas gigantes y los Jefes Finales, con un poco de maña los enemigos no serán un gran problema. Pero las condiciones climatológicas si podrán poner a prueba nuestra paciencia.

De entrada para poder acceder a las zonas con temperaturas extremas necesitaremos abrigo o ropa adecuadas. Aunque si te pasas por nuestra Guia de Cocina encontraras una gran variedad de soluciones y muy exquisitas. Pero ahí no acaba los problemas

Cuando llueve tendremos dificultades a la hora de escalar, lo cual se arregla en la mayoría de los casos esperando a que escampe, eso no pasará en la Región de los Zora- sobre todo teniendo en cuenta que deberemos solucionar primero cierto problema relacionado con la realeza.

1

Sin embargo, donde tenemos que estar más atentos en las tormentas. Si llevamos elementos metálicos seremos unos pararrayos perfectos, aunque bastará con equiparse con armas y armaduras hechos con otros materiales. Para fijarte cuales son peligrosos verás que durante las tormentas estos artículos emanarán rayos desde el mismo inventario. Ahora bien, también podemos usar estas armas a nuestro favor lanzandolas a nuestros enemigos.

Por ello, es importante no escatimar en elixires en ningún momento. La buena noticia es que es tremendamente sencillo elaborarlos y sus materiales son especialmente abundantes. Por cierto: te dejamos todas las recetas aquí.

¿La Espada Maestra? Prueba a enfrentarte a tus enemigos con un cuco

Para quien no conozca la saga de Zelda, los Cucos son una especie gallinácea muy recurrente en las diversas entregas de la serie y que -curiosamente- también podemos encontrar entre los artículos de 'Super Smash Bros'. Esto no es casualidad.

Si golpeamos a uno de ellos con un arma existe una posibilidad de que pongan un huevo, lo cual no está nada mal. Pero si son agredidos con violencia actuarán en bandada y son absolutamente mortíferos. De hecho, si usamos un Cuco contra un enemigo y es este quien les daña, podemos darlo por eliminado.

Calcula el daño de las armas

A la hora de luchar tendremos que agotar una barra de salud de nuestros enemigos, sean insignificantes Chuchus o poderosos dragones. Y pese a que no es posible cuantificar en combate los puntos de salud que dispone cada enemigo -de primeras-, si podemos hacernos una idea del daño que ejercemos y los multiplicadores que aplicamos.

Partamos de lo esencial: una espada que usemos nosotros o se use en nuestra contra y disponga de un valor de potencia de 10 restará 10 puntos de vida. En nuestro caso, cada corazón al completo cuenta como cuatro puntos de vida (si comenzamos con tres corazones, tendremos 12 puntos de vida inicialmente), pero hay que restar del daño recibido lo que absorbe nuestra armadura. Si recibimos 10 de daño, y tenemos 12 de salud y una armadura de valor 2 al final nos quedaremos con 4 puntos de vida, o un corazón completo [ 12 - ( 10 - 2) = 4 ]

Sin embargo hay maneras de multiplicar el daño de las armas y aquí puedes comprobar cómo sacar el máximo partido a tus ataques.

Tipo de daño

Efecto

Golpes críticos

Daño x2

Armas arrojadas

Daño x2

Ataques rompehielos

Daño x3

Ataques Furtivos

Daño x8

Ataques congelantes

+10 de daño (muerte instantánea si el afectado está ardiendo)

Ataques ígneos

+10 de daño (muerte instantánea si el afectado está congelado)

Ataques eléctricos

+20 de daño

Bombas mejoradas

Daño x2 (24 por cada explosión)

De este modo, lo más efectivo a la hora de atacar es el factor sorpresa, consiguiendo fulminar casi al instante a los enemigos comunes con el arma apropiada. Además, si antes de realizar un ataque elemental congelas o quemas a un enemigo podrás fulminarlo de manera instantánea, aunque este truco no funcionará con los enemigos más poderosos.

1

Por último, conforme vayamos avanzando en la aventura y nuestros enemigos vayan subiendo de rango dispondremos de armas mucho más versátiles, más resistentes y con bonificaciones únicas. Farmear está muy bien, pero avanzar en la trama te dará mejores armas.

No pierdas de vista las estrellas fugaces

1

Si en mitad de la noche ves una estrella fugaz no cierres los ojos para pedir un deseo, o no hasta que hayas visto donde ha caído.

Si seguimos el rastro de una estrella caída podremos obtener un fragmento de estrella, un ingrediente especial para ciertos platos que nos garantizará una bonificación al cocinar, así como un artículo necesario para que las Grandes Hadas nos mejoren nuestras armas.

El Señor de la Montaña

Los caballos no serán las únicas bestias que podremos montar en Hyrule, deberemos subirnos sobre ciertos enemigos para tener cierta ventaja como los Centaleones, aunque en otros casos también podremos domesticarlos -aunque desafortunadamente no registrarlos.

Con el suficiente sigilo y algo de reflejos podremos subirnos sobre ciervos u osos y cabalgar sobre ellos. unas monturas muy originales que además disponen de sus propios ritmos y atributos.

Zelda Botw Guide Lord Of The Mountain1

Sin embargo, la criatura más rara sobre la que que podremos cabalgar será el Señor de la Montaña, una enigmática criatura que se encuentra en la cima del Monte Satoly, justo al sur de la Torre de las colinas y que nos recordará a los animales mitológicos del estudio Ghibli. El proceso para domesticarlo será muy parecido al de cualquier otra criatura o caballo, con la diferencia de que nos exigirá aproximadamente dos barras de resistencia domarlo.

Ahora bien, al igual que el resto de criaturas no podremos registrarlo, aunque dispone de una velocidad y atributos más que considerables para disfrutar, como mínimo, de un paseo a sus espaldas. Y que no se te olvide hacerle una foto para el recuerdo... y para la enciclopedia.

En VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio