Compartir
Publicidad
Yooka-Laylee y el hándicap de la nostalgia: ¿es digno sucesor de Banjo-Kazooie?
Aventura - Plataformas

Yooka-Laylee y el hándicap de la nostalgia: ¿es digno sucesor de Banjo-Kazooie?

Publicidad
Publicidad

Desde que inició su campaña en KickStarter, allá por el mes de mayo de 2015, 'Yooka-Laylee' se convirtió en un éxito instantáneo, sobrepasando con creces su objetivo (175.000 libras) en pocas horas y marcando todo un récord por aquel entonces al cierre del primer día (más de un millón y medio de dólares). El tirón de este sucesor espiritual de 'Banjo-Kazooie' era más que evidente.

También ayudó que buena parte del equipo estuviese formado por antiguos miembros de RARE (Chris Sutherland, Gavin Price o Steve Mayles, entre otros), el mítico estudio inglés que nos dejó ese clásico de la Nintendo 64, entre muchas joyas más. Por lo que no nos extrañó ver a Team 17 entrando como editora.

Ayer, como recordamos, se puso a la venta en PS4 y Xbox One (en formato físico), y ya en digital, mediante GOG y Steam, para Linux, Mac y Windows, a falta de la versión de Nintendo Switch, que está en camino y saldrá pronto.

De hecho, le dedicamos un directo sobre las dos primeras horas de juego, para ver qué tal se desenvolvían Yooka y Laylee, y si estábamos ante un sucesor digno. Y lo cierto es que no está tan mal como se pudo leer en algunas críticas poco halagüeñas, aunque también es cierto que le faltan aspectos por pulir.

Un dúo con encanto, más propio de los noventa

120417 Yooka 01

Lo hemos escuchado (y dicho) en innumerables ocasiones, e incluso Playtonic Games nunca lo ha ocultado (al contrario, le ha sacado mucho partido). 'Yooka-Laylee' no es que beba de 'Banjo-Kazooie', es que directamente se emborracha de su esencia. Ya desde el propio menú la sensación de déjà vu es evidente, tanto por la tipografía escogida, como (sobre todo) por los sonidos y melodías. Al fin y al cabo, están David Wise (Donkey Kong Country) y Grant Kirkhope (Banjo-Kazooie).

Obviamente, la pareja protagonista también influye. No en vano, Yooka y Laylee guardan más de una similitud con Banjo y Kazooie. Si bien aquellos eran un oso y un pájaro, el camaleón y la murciélago de ahora han sabido heredar su versatilidad y compenetración para que no haya ninguna zona o enemigo que se nos resista a medida que vamos desbloqueando todas sus habilidades.

Heredando la faceta más adictiva de Banjo-Kazooie

120417 Yooka 02

Serán precisamente estas habilidades, que iremos consiguiendo con plumas desperdigadas por todo el mundo (uno de tantísimos coleccionables) y que serán la moneda de cambio con la serpiente Trowzer, las que nos permitirán acceder a todos los rincones de cada mundo, sin olvidar luego las paginitas (de Paige) que habrá que recoger para poder ampliar cada mundo, ya de paso.

Para algunos tal vez resulte pesada esta tarea, pero es algo en lo que ya se habían arropado Banjo y Kazooie y es una mecánica que acaba resultando muy adictiva, especialmente para los que ansiamos ese 100%. Aquí hay juego para rato, desde luego, y a precio bastante económico (en físico se puede conseguir por 34,90 euros), tal y como pasó con el excelente regreso de 'Ratchet & Clank'.

Aunque Yooka-Laylee patine en otros aspectos

120417 Yooka 03

Sin embargo, la obra de Playtonic Games cojea respecto a los clásicos de RARE o al propio reboot/remake de Insomniac Games, y en algo tan esencial como es la jugabilidad. Pero no porque el control en sí de los personajes no sea bueno, sino más bien en el comportamiento errático de la cámara, que nos llega a dejar vendidos en más de un momento por culpa de movimientos o cambios bruscos.

O también el control a la hora de rodar para subir las cuestas. Y no es algo puntual, además, puesto que nos toparemos con muchas situaciones en las que habrá que usar esa habilidad, con algunas en donde desearemos tirar el mando por la ventana al intentar esquivar obstáculos de esa guisa. Uno de los primeros duelos, contra The Great Rampo, de hecho, se basará en el uso de esa habilidad para sortear unos troncos que bajan rodando... Y si a eso le unimos una cámara que juega en nuestra contra... Acabaremos completamente desesperados.

Y es una pena, porque por lo demás, es una experiencia que se deja jugar bastante bien y que puede valer perfectamente como sucesor espiritual de 'Banjo-Kazooie'. Aunque tampoco nos engañemos: no innova nada y resulta un producto inferior. Pero, ¿cuántas alternativas hay en la actualidad aparte del 'RARE Replay'?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos