Compartir
Publicidad
Publicidad

La crítica de videojuegos como género literario

La crítica de videojuegos como género literario
Guardar
62 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desafiante y fresco Decálogo del Periodismo Gonzo de Videojuegos, publicado por el mítico blog Mondo Pixel, y el magnífico post de mi compañero Dani Candil sobre ‘Shadow of the Colossus’ han conseguido que me decida, por fin, a articular públicamente pensamientos que me rondan la cabeza desde hace demasiado tiempo.

Empecé escribiendo en la blogosfera profesional sobre cine, pero enseguida me sentí cansado haciéndolo. El cine es un arte establecido con más de un siglo a sus espaldas y a estas alturas tenía la sensación de que no me quedaba más que subrayar las palabras y los pensamientos dichos por otros. Pronto encontré un territorio prácticamente virgen en el que crecer y desarrollar mis ideas, los videojuegos.

Yo no había visto nacer el cine, así, para cuando me incorporé y enfrenté de forma consciente a todo lo que este ofrecía, miles de páginas en forma de biografías, críticas, ensayos y enciclopedias se expusieron ante mis ojos para ser devorados. De igual manera me ocurrió con otras artes como la música o el cómic. No los vi nacer, y toda una inmensa bibliografía me esperaba para ser descubierta.

Braid

En el caso de los videojuegos era diferente. Observé sus gritos de recién nacido en forma de dos palos como raquetas y un cuadrado que hacía las veces de pelota, presencié sus primeros pasos ribeteados de primarios colores, su alocada y brillante adolescencia llena de pixeles y múltiples planos de scroll, el descubrimiento de que me encontraba ante algo más que un entretenimiento cuando probé por primera vez una obra maestra como ‘Mario 64’...

Me siento un privilegiado por poder presenciar el origen y desarrollo de una nueva manifestación artística, se trata de un momento excitante en el que todo está por decir y mucho todavía por descubrir.

Reivindico desde estas líneas la escritura sobre videojuegos como género literario al mismo nivel que la crítica cinematográfica o musical. Reivindico igualmente la narración y la evocación, la primera persona y la presencia palpable de quien escribe, la subjetividad absoluta y el corazón descarnado. Reniego de la asepsia de análisis planos cuya alma es tan vacua como un frío número enmarcado. Debemos implicarnos y verternos en lo que escribimos ya sea sesudo, ligero, denso o divertido. Se puede escribir bien sobre videojuegos.

journey

Quiero leer textos que me saquen las entrañas, las retuerzan y las coloquen otra vez dentro de mí de una forma distinta. Quiero leer textos que siempre quiera volver a leer. Quiero musicalidad, destreza, ritmo. Quiero palabras elegidas meticulosamente y colocadas de la manera más maravillosamente posible. Quiero naturalidad, artificiosidad, frescura, desgarro, insolencia, desvergüenza y respeto.

Exijo que la crítica de videojuegos madure y se coloque a la altura de quienes la leemos. Exijo mi derecho a exigir más, a emocionarme y a emocionar. Exijo pasión en cada sílaba y en cada entonación. Exijo que un texto sobre videojuegos tenga la capacidad de cambiar mi percepción del medio y de todo lo que me rodea.

Sí, tengo la suerte de vivir en un momento emocionante donde todo está aún por decir, y tengo la suerte de contar con el medio para ello. Como dijo mi admirado Ray Bradbury: ‘Escribe lo que amas y ama lo que escribes’. En esas estamos amigo Ray, en esas estamos.

Más información | Decálogo del Periodismo Gonzo de Videojuegos
En VidaExtra | ‘Shadow of the Colossus’, el romanticismo y Caspar David Friedrich. El videojuego romántico, Los personajes de videojuegos y la tienda de animales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos