Combinar Tetris y mazmorras roguelike solo tiene un resultado: un comehoras de manual y una de las grandes joyas de Itch.io
Estrategia

Combinar Tetris y mazmorras roguelike solo tiene un resultado: un comehoras de manual y una de las grandes joyas de Itch.io

¿Cuántas veces se puede tomar una sola idea y reformularla sin que aparezca la sensación de repetición inmediatamente? Es realmente complicado acertar en la diana, dar en el clavo para lograr una obra atemporal y el mejor ejemplo de ello es Tetris.

Más de 30 años contemplan al título de Alekséi Pázhitnov, el cual ha sido reformulado hasta la extenuación y todavía no ha descendido un ápice su calidad. Tetris 99 o Tetris Effect son demostraciones de que basta con adaptar las grandes glorias del pasado a nuestros tiempos para volver a conseguir el éxito.

Quizás haya sido por eso que SquareDev ha tomado otra de las corrientes más habituales de hoy en día para dar forma a su visión de Tetris. O tal vez haya querido ofrecer su perspectiva de los roguelikes beneficiándose del juego de bloques. Sea como sea, Blocky Dungeon se convirtió en un imán para mis ojos en cuanto pude verlo. Las sensaciones eran positivas y tras haberlo probado, no puedo estar más contento.

Aquí hay material, señores

En todo buen roguelike que se precie, las mazmorras las terminamos conociendo al dedillo. Sí, la aleatoriedad es un factor fundamental, pero a base de la repetición de partidas, terminamos afrontando muchos tramos sin problemas. La sorpresa se reduce con el paso del tiempo.

En Blocky Dungeon, somos nosotros mismos quienes creamos el terreno de juego. A través de nuestro diminuto caballero, tendremos que hacer que las piezas de Tetris vayan cayendo y colocándose según nuestras preferencias. No descienden progresivamente, como sucedería en el título original, sino que no avanzan hasta que nosotros lo decidamos.

Esto nos permite planear cuál es la zona más favorable para nosotros, ya que todos los pasillos que coloquemos tendrán cofres, pociones o enemigos. Tener en cuenta en qué lugar descansen o detalles como dejarnos encerrados a nosotros mismos resultan vitales.

Antes de dictaminar la posición del bloque podremos mover al caballero, pero con una cantidad de movimientos limitados. El suelo está dividido en casillas y en cada una de ellas habrá trolls, magos, frascos para recuperar cantidad de movimientos o cofres para abrir. Es posible que podamos cobrar ventaja al atraer un esqueleto y un fantasma para que se coloquen frente a frente a pelear mientras nosotros nos escabullimos. Pura estrategia que se complica.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Consigue el primer mes de Ultimate por 1 euro.

Disfruta de más de 100 juegos de alta calidad, de Xbox Live Gold y de una suscripción a EA Play por un bajo precio mensual. Consigue el primer mes de Ultimate por 1 euro.

A más piezas, más reflexión

Evidentemente, las líneas completadas desaparecerán, pero no al instante. SquareDev ha implementado en una reciente actualización la posibilidad de que sea el propio caballero el que elija cuándo desaparezca el suelo. Un alivio, ya que anteriormente en cuanto se completase una, todo caía al vacío, protagonista incluido.

Por supuesto, todo tiene un límite y no podemos dejar que la mazmorra se eleve tanto que llegue al tope de la pantalla. Porque existe la particularidad de que ninguna de las dos vertientes (rompecabezas o roguelike) son claramente la mejor opción para colocar los bloques. Si decidimos jugar como si tuviésemos delante únicamente el Tetris, condenamos al caballero a las garras de un gólem de piedra. Sin embargo, si solo pensamos en esquivar la mayor cantidad de trampas, tocaremos techo.

En este equilibro se mueve Blocky Dungeon, que si bien es un proyecto unipersonal, no carece de contenido. Disponemos de un modo en el que se nos marcarán diversos objetivos, tales como crear una cantidad de líneas, abrir varios cofres o acabar con diferentes enemigos específicos. Por otro lado, existe el clásico modo sin límites, en el que podremos jugar sin pensar en otra cosa que acumular combos aniquilando rivales y sumar puntos al casillero.

También existe un bestiario en el que ver descripciones de cada uno de los tipos de enemigos, pasando por tentáculos inmóviles, fantasmas que atraviesan paredes o cofres que simulan ser lo que no son...

Un futuro prometedor

Los planes son ambiciosos para Blocky Dungeon. SquareDev no quiere dejar ningún cabo suelto, y es por ello que pretende implementar un modo multijugador cooperativo y otro PvP a través del motor Unity. ¿Dónde podéis haceros con Blocky Dungeon? En Itch.io, la plataforma que acoge bajo su abrigo a una cantidad de talento descomunal.

Aquí tenéis el enlace para haceros con él y podéis pagar el precio que consideréis justo para disfrutarlo. Se espera que en el futuro la obra llegue a Steam a finales de este verano, si bien todavía no existe una página habilitada.

Blocky Dungeon es un ejemplo palmario de la cantera enorme de desarrolladores que existe en todos los rincones del mundo. No sabemos si el título terminará triunfando, pero sí queda claro que lo que tenemos entre manos es un diamante en bruto del que solo pueden salir muchos quilates.

Temas
Inicio