Compartir
Publicidad
37 razones por las que Doom me parece uno de los mejores FPS que se han hecho
FPS

37 razones por las que Doom me parece uno de los mejores FPS que se han hecho

Publicidad
Publicidad

Me flipa el nuevo 'Doom'. Los primeros minutos con su campaña no me parecieron nada del otro mundo. Bien, acción rápida, enemigos por aquí y por allá, mucho metal de fondo... Vale, pensé, si esto sigue así pues guay, pero quizás el juego no es para tanto. Pero sí, sí que es para tanto.

Tienes nuestro análisis a tu disposición con todo lo relativo al juego bien detallado, pero no he podido dejar pasar la oportunidad de contar aquí por qué a mí me parece uno de los mejores FPS que se han hecho. Y lo hago con estas 37 razones.

  • Porque no engaña a nadie.
  • Porque recorrer los escenarios en busca de secretos es una delicia.
  • Porque esos mismos escenarios son maravillosos.
  • Porque las glory kills son brutales. Y porque por mucho que algunos se empeñen en afirmar que son repetitivas no lo son. Ni aunque lleves 200 a tus espaldas.
  • Porque no te hace perder el tiempo tontamente.
  • Porque no te toma por tonto, precisamente.
  • Porque las armas son la leche en vinagre.
  • Porque las mejoras de las armas también son la leche en vinagre.
  • Por los muchísimos litros de sangre.
  • Porque no te cansas de esos cientos de litros de sangre. Nunca.
  • Porque hay enemigos muy cabronazos.
  • Porque puedo reventarle el cráneo a esos mamones a toda velocidad y como me dé la real gana.
  • Porque el juego es rápido de narices.
  • Porque ya era hora de que saliera otro FPS de la vieja escuela tan bien parido (aunque para mí el ‘Wolfenstein: The New Order’ está un poquito por encima de este).
  • Porque los escenarios son diabólicos.
  • Porque la música es tan diabólica como los escenarios y la sangre.
  • Porque la adrenalina se dispara en cada enfrentamiento.
  • Porque cada victoria es un grito gutural hacia el televisor.
  • Porque a pesar de haber muchos secretos repartidos por los niveles el juego no me obliga a ir a por ellos.
  • Porque las mejoras del traje, aunque no son tan espectaculares como las de las armas, son útiles.
  • Porque es adictivo de cojones. Es imposible jugar una partida y no querer seguir masacrando más demonios sin compasión.
  • Porque id Software la he echado un par de pelotas al asunto.
  • Porque a id Software le ha importado un comino la moda de los FPS modernos y se ha sacado de la manga un juego directo y salvaje.
  • Porque el online, aunque parezca algo cutre comparado con la campaña, es rápido y divertido.
  • Porque la historia, incluso si te importa un pepino, sigue molando tres pares de narices.
  • Porque hay robots.
  • Porque pese a su velocidad endiablada se controla de maravilla incluso con un pad.
  • Porque se ve del carajo y exhibe una estabilidad titánica.
  • Porque no te acompaña nadie. Eres tú contra un ejército de putos demonios.
  • Porque la campaña tiene una duración más que aceptable para los tiempos que corren, sobre todo si pensamos en esos FPS que en menos de cinco horas se la ventilan.
  • Porque no hay vehículos.
  • Porque cuando entras en modo Berserk partes a los enemigos en dos con tus propias manos. FUCK YEAH.
  • Porque tiene un modo de dificultad Ultra Pesadilla para los quejicas (y para que venga un tío y en menos de una semana desde su lanzamiento se acabe el juego en ese modo sin morir).
  • Porque tiene unos easter eggs que te caes de culo de guapos que son.
  • Porque se acuerda (y muy bien) de sus raíces.
  • Porque no sólo se acuerda de sus raíces, sino que las pilla por los huevos y te las lanza a la cara empapadas en sangre fresca.
  • Porque la BFG 9000. LA MALDITA BFG 9000.

En VidaExtra | Análisis de Doom, con todo lo bueno y lo malo del afán nostálgico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio