Publicidad

23 trucos y consejos de Stranded Deep que me habría gustado saber antes de jugar
Guías y trucos

23 trucos y consejos de Stranded Deep que me habría gustado saber antes de jugar

Publicidad

Publicidad

Stranded Deep es uno de los juegos más puñeteros que puedes echarte actualmente a la cara. Sus múltiples peligros y lo fácil que es que una partida se te vaya al traste hacen de él un título que requiere tener siempre los ojos muy abiertos.

Para ayudarte en esa tarea hemos creado una guía de Stranded Deep en la que hablar de todos esos trucos y consejos que el juego no te cuenta y te van a resultar vitales para llegar al final. Ojalá alguien me hubiese cogido de la mano al principio como pretendemos hacerlo a continuación.

Primeros pasos en la isla

Paciencia, la madre de la ciencia

Las ansias y el creer que puedes con todo es uno de los principales errores a cometer en Stranded Deep. Porque no, no puedes seguir explorando ese barco hundido aunque aún te quede un poco de oxígeno, no conseguirás volver a casa antes de caer la noche y no aguantarás unos minutos más sin comer o beber. Paciencia ante todo e intenta tener controlado cualquier imprevisto que pueda surgir. Es supervivencia, no una carrera.

Stranded1

Guarda tu partida. Y luego hazlo otra vez

Otro de los recursos que es fácil olvidar. Da igual si todo parece controlado y tus próximos pasos prometen ser breves y seguros. Guarda. Controla que todo esté como debería en términos de salud y movilidad y asegura tu partida por si cualquier cosa se tuerce en exceso 20 segundos después. Mejor eso que ir corriendo de aquí para allá en busca de una solución a tu problema.

Asegura grandes cantidades de agua

Tu principal objetivo en la isla inicial es asegurar una buena reserva de agua. Crea uno o más filtros de agua y coloca hojas de palmera en su base para que empiece a funcionar. No sólo lo necesitarás constantemente para hidratarte, también te alegrarás de haber sido previsor cuando empieces a plantar tu huerto.

Recoge fibras y Yuca lo primero

Las hojas fibrosas son uno de los ítems que más preocupan al inicio del juego y, en realidad, uno de los que menos dolores  de cabeza te darán. Tanto las plantas de Yuca como las palmeras pequeñas se reponen cada uno o dos días, así que aunque no encuentres ninguno en la isla, dedícate a otra cosa porque no taradarán en aparecer. Precisamente por eso, recolecta todo lo que puedas siempre que estén disponibles y así no tendrás que preocuparte de esperar.

Atento a todo lo venenoso

Estrellas de mar lila, serpientes, morenas y el maldito pez león. Esos son a partir de ahora tus mayores enemigos, así que atento constantemente a ellos y procura evitarlos a toda costa. Un envenenamiento siempre suele llegar en el peor momento y puede fastidiarte la partida con relativa facilidad.

Asegura Pipi (no ese pipi)

Para evitar sufrir más de la cuenta con lo anterior necesitarás un coco con cuerda como botella y dos hierbas Pipi. Son difíciles de encontrar porque al ser verdes se camuflan bastante bien entre la maleza, así que siempre que tengas un hueco libre sin mucho por hacer aprovéchalo en buscarlas.

Stranded3

No te atiborres a coco

El coco es uno de los mejores bienes iniciales. Tras pelarlo podrás beberte su agua y, una vez vacío, podrás romperlo para comerte su interior. Eso sí, hazlo de dos en dos y con pausas entre ellos o acabarás con dolor de estómago y vómitos que favorezcan la deshidratación.

El rey del crafteo

Los recursos escasean y no reaparecen

Puede que en tus primeros paseos veas mucha palmera, piedras y otros materiales, lo que sin duda llevará a una falsa percepción de abundancia en la isla. Nada más lejos de la realidad. Todo lo que coseches, salvo en el caso de las plantas que aportan hojas fibrosas, se irá al traste una vez recogido y ya no volverá. Que eso no te impida dejar la isla bajo mínimos, pero ten cuidado con cosas básicas como los cocos y planea bien en qué vas a utilizar tus materiales.

Puedes ver qué hay en cada receta

Si alguna receta de crafteo se te resiste siempre puedes pulsar el botón “examinar” para entender qué compone ese objeto y hacerte una idea de dónde encontrarlo. Salvo los vehículos y sus partes, todo lo que puedes construir se extrae de materiales que puedes recolectar o encontrar en pecios.

Crea cosas aunque no estén en tu inventario

Tu inventario es limitado, pero eso no significa que tengas que estar cambiando constantemente de materiales. Si están en el suelo cerca de ti también se marcarán como si estuviesen en tu poder, así que acércate a esa pila de palos que tienes cerca si quieres crear algo con ellos en vez de recogerlos.

No le des mucha importancia a tu casa

Aunque queda genial  en imágenes y vídeos promocionales, el uso de un refugio es bastante anecdótico y sólo te servirá para crear sombra y decorar. Asegúrate de tener materiales suficientes antes de abordar una construcción porque puede dejar tu inventario temblando.

Tu principal objetivo debe ser crear una balsa

Focaliza tus esfuerzos en todo lo necesario para crear una balsa con cara y ojos. Que todo lo que hagas esté enfocado a ese hito más tarde o más temprano. Será vital gozar de un vehículo a vela o motor que te permita desplazarte entre islas a más velocidad y cargando más materiales en tus viajes.

Stranded6

Mejor la lanza de pesca que la caña

Volviendo a la idea del modo ahorro, aprovecha la lanza de pesca para hacerte con comida en las orillas o tus buceos. No gastes tiempo o materiales en la caña porque es mucho más lenta e ineficiente.

A por el pico en vez del hacha

Otro caso similar es el del pico, que te servirá tanto para talar árboles como para extraer piedras y barro. Una herramienta es mejor que dos, especialmente para tu escaso inventario, así que aprovecha la fuerza del pico como medida de austeridad.

Mejor la lanza de caza que el arco

Igual que lo anterior. Si bien es cierto que las flechas del arco son más veloces y es más fácil apuntar a los cerdos que corren de aquí para allá, la lanza básica es más que suficiente para el cometido. Tampoco gastes recursos en la lanza mejorada porque su utilidad no compensa el quedarte materiales.

Atento a la durabilidad de tus objetos

Como en muchos otros juegos, en Stranded Deep las herramientas no duran eternamente, así que es mejor estar atento a su durabilidad antes de salir a explorar. No quieres quedarte sin oxígeno o un buen hacha antes de haber cumplido con tu objetivo.

A navegar

En busca de cerdos y patatas

Llegados a cierto punto no te quedará otra que salir de tu isla, pero más allá de los objetos que encuentres en barcos hundidos no vas a dar con ninguna novedad interesante que merezca la pena el viaje. Eso sí, céntrate en llevar a tu isla cuantos más cerdos y patatas mejor. Vas a necesitarlos.

No te aventures más allá de las islas vecinas

El mapa tiene forma de rombo, así que va a ser fácil que tu isla esté rodeada por otras cuatro o cinco islas similares. Puedes acudir a ellas con la balsa hinchable, pero hacerlo es un proceso lento y pesado que la balsa con vela o motor elimina por completo. No te aventures a ir demasiado lejos porque el retorno puede ser un aburrimiento. Espera a tener una balsa con vela o motor antes de ir más allá.

Stranded11

Un muelle puede ser de mucha ayuda

Una buena forma de tener controladas tus balsas es crear un muelle en el que echar el ancla (aunque es menos cómodo pero sí recomendable arrastrarlas hasta la orilla para no gastar piedras en un ancla). Sin embargo la principal baza del muelle es crearlo junto a un barco hundido y aprovechar la estructura para cazar tiburones desde un lugar seguro.

Crea algo para marcar de dónde vienes en cada isla

Cada vez que viajes a una isla intenta hacerlo en línea recta y, una vez en la orilla, crea algo como una fogata o tienda de hojas para marcar de dónde has venido. También por dónde has salido si no hay más construcciones en la isla. Te será muy útil para entender qué camino has hecho si te despistas.

Destroza los árboles de las islas pequeñas como guía

Visualizar qué isla has pisado y cuál no puede ser un dolor de muelas cuando ya llevas varias pisadas. Una buena forma de marcarlas es crear una estructura alta o, más fácil y barato, arrasar con todos los árboles de la isla. Así podrás ver bien desde lejos si has pasado por ahí o no.

El límite del mapa se marca con boyas virtuales

Si en alguno de tus viajes alcanzas una especie de boyas virtuales en línea recta, da la vuelta porque has llegado al límite del mapa. No te molestes en aventurarte a ir más allá, pero intenta recordar dónde estaba esa línea porque puede ser de gran utilidad hacia el final de la aventura.

Rodea las boyas virtuales si no encuentras las islas especiales

Si has llegado hasta aquí, tienes una buena balsa o vehículo y quieres enfrentarte al tramo final, felicidades, no ha sido fácil. Ahora debes buscar dos islas. Una con un portaviones abandonado y otra con una plataforma petrolífera. La segunda te dará acceso a las últimas misiones del juego y la primera tu pasaporte hacia su cinemática final. Para encontrarlas sigue la línea de boyas para recorrer el perímetro del mapa.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios