Compartir
Publicidad
Publicidad

Para el Dr. Richard Marks, de Sony, la tecnología de 'Project Natal' no abría nuevas experiencias y decidieron no usarla

Para el Dr. Richard Marks, de Sony, la tecnología de 'Project Natal' no abría nuevas experiencias y decidieron no usarla
Guardar
157 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabéis que en VidaExtra nos gusta mucho el Dr. Richard Marks. El inventor del EyeToy, del PlayStation Move y actual jefe del departamento de PlayStation R&D, es en esencia un buen tipo que no suele meterse con nadie y que sólo quiere seguir investigando en lo suyo. Vamos, creando nuevas formas de interacción entre el jugador y la consola.

Por eso y por que tal y como nos contó en la GDC cree fervientemente en que PlayStation Move era el paso necesario entre la tecnología de movimiento y los videojuegos, hay que prestar especial atención a sus últimas declaraciones. Habla de ‘Project Natal’ y de lo que puede aportar o no al jugador y asegura, entre otras cosas, que la tecnología que lleva en su interior le encanta. Eso sí, no es el camino que él personalmente hubiese elegido, de ahí la invención del PlayStation Move.

Básicamente lo que el Dr. Marks apunta es que Project Natal no suponía un cambio radical respecto a lo que ya podían conseguir con EyeToy o con la PlayStation Eye. Sí es una mejora importante pero no un cambio radical. Para una consola como Xbox 360 sí es un cambio radical ya que no contaba con un dispositivo así, pero ellos en Sony tuvieron que buscar algo más.

“Intentamos un montón de cosas con las cámaras 3D. Me encanta la tecnología de esas cámaras, en serio. Personalmente me gusta mucho la tecnología que llevan dentro.”
“Trabajamos muy duro junto a algunos de nuestros equipos de desarrollo de videojuegos en las posibilidades que las cámaras 3D (como Natal) podrían abrir para el desarrollo de nuevas experiencias y juegos. Nos dimos cuenta de que sí, mejoraban mucho las experiencias que ya conseguíamos con EyeToy ya que la tecnología era mucho mejor, pero no inauguraban nuevas como sí esperábamos que hubiesen hecho.
“Hacía que las cosas fuesen mejor, era todo más robusto y la tecnología era mucho más buena, lo que es genial, pero añadía un montón de coste de desarrollo y no abría puertas a nuevas experiencias jugables que sí queríamos abrir.”

Cuando pudimos hablar con él, en la presentación del PlayStation Move, nos explicó que parte de su estudio en la detección de movimiento se basaba en la precisión y en el hecho de que el usuario pudiese aferrarse a algo. Decía que los jugadores, los que quieren traspasar esa puerta de fantasía que proponen los videojuegos, necesitaban algo a lo que agarrarse para ser partícipes de la ilusión y que hasta ahora, eso era el mando.

Con la detección de movimiento y siempre queriendo llegar a tener la máxima precisión, él optaba por seguir manteniendo un punto de agarre. Así se facilitaba la detección del movimiento y además el jugador tenía la sensación de “control total” de lo que sucedía.

Esto, en el fondo, enriquece las posibilidades que tendremos los usuarios y no son más que dos líneas de investigación diferentes. Los juegos que surjan de ‘Project Natal’ y del PlayStation Move serán diferentes, las capacidades del hardware también y cada uno tendrá sus ventajas y sus inconvenientes. Cuando los dos se hayan presentado de forma oficial y veamos, por ejemplo, los juegos que Microsoft tiene planteados para Natal, podremos elegir y saber si el Dr. Richard Marks tenía o no razón.

Vía | Vg247

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos