Compartir
Publicidad

Se subasta en Japón el prototipo del Wiimote con el nunchuck... ¿Para GameCube?

Se subasta en Japón el prototipo del Wiimote con el nunchuck... ¿Para GameCube?
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desarrollo del revolucionario mando de Wii - o más bien su idea- comenzó en 2001, aproximadamente cinco años antes del lanzamiento de la propia consola, e incluso estuvo a punto de salir para su antecesora. Ahora, ese trocito de la historia que nunca fué apareció subastado en Japón.

Esta rareza apareció a través de las subastas de Yahoo Japón (vía Ars Technica) y fue vendido por 74.000 yens, unos 580 euros al cambio actual. Sin embargo, su diseño tiene notables diferencias: por un lado este periférico usa cables; por otro éstos se conectan a la GameCube.

Durante la puja, se describió este artículo como el prototipo de los sensores de movimiento de Nintendo Wii. Eso sí, si nos fijamos en su cable veremos que se conectaba a los puertos de la consola como aquellos míticos mandos.

1

Además, junto con este extraño Wiimote, también se incluye un nunchuck que se conectaba a la base, aunque su puerto era muy diferente al que vimos en la versión final.

1

E incluso la barra de movimiento, la cual era mucho más grande que la del modelo final y había que asociarla a la GameCube a través de la ranura de las tarjetas de memoria.

1

De hecho, junto con el propio dispositivo se ha mostrado la interfaz de la propia GameCube, así como el estado de mando y nunchuk.

Y, a juzgar por las imágenes ofrecidas por del vendedor, el set de sensor de movimientos está en un estado impecable.

Ahora bien, ¿hasta qué punto podemos estar ante uno de los periféricos reales? Lo cierto es que desde que la subasta comenzase a hacer ruido varios allegados al proyecto Revolution, el que acabaría siendo la Wii, han afirmado reconocerlos y hasta haberlos usado.

Como ocurre con James Montagna de WayForward

Chris Kohler de Kotaku

O el desarrollador indie y promotor Nic Magnier

De hecho, esta no fue la última versión del "Wiimote de GameCube", ya que Nintendo Siguió trabajando en el diseño realizando cambios aunque manteniendo el cable de la consola. Algunos no recuerdan esta versión del mano, pero sí tuvieron acceso a la siguiente, con cambios menores.

En este otro diseño, por ejemplo, vemos detalles como un gatillo plano y un aspecto general más bajo y estirado frente a la versión definitiva que veríamos en 2006.

Incluso se planteó añadir un botón de pausa y otro retroceso tanto al mando con sensores de movimiento como al mando clásico de Wii.

Nintendo acertó de lleno con su idea de los sensores de movimiento, y más allá del logro tecnológico supuso la puerta de entrada para sectores que, a priori, no estaban tan interesados en los videojuegos.

Un espiritu transgresor que seguimos viendo en Switch con títulos como Nintendo Labo o Super Mario party gracias a la magia de los Joy Cons.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio