Más de 2.000 empleados de Activision Blizzard firman una carta exigiendo una rectificación a la directiva: "no seremos silenciados" (actualizado)

Más de 2.000 empleados de Activision Blizzard firman una carta exigiendo una rectificación a la directiva: "no seremos silenciados" (actualizado)
9 comentarios
Actualización 17:00h: el medio CNN ha reportado que más de 2.000 empleados de la compañía han firmado ya la carta publicada por los trabajadores. De lo 9.500 trabajadores que posee en plantilla Activision Blizzard, alrededor del 20% se han sumado al comunicado. Reflejamos este nuevo dato en el titular y el texto.

La demanda realizada contra Activision Blizzard ha iniciado una ola de consecuencias. Las acusaciones de acoso laboral y sexual realizadas contra la compañía ha desembocado en que antiguos responsables de la empresa hayan rechazado frontalmente lo sucedido y pedido disculpas por no haber actuado a tiempo.

Ahora, un grupo conformado por más de 2.000 trabajadores de Activision Blizzard han compartido una carta firmada por todos ellos, en la que exigen que la empresa "reconozca la gravedad de estas acusaciones y demuestre compasión por las víctimas de acoso".

Concretamente se busca que la dirección de la marca retroceda en su respuesta inicial a la demanda, ya que esa primera contestación "dañó nuestra búsqueda continua de igualdad dentro y fuera de nuestra industria". La misiva continúa señalando que aquellas palabras "arrojan dudas sobre la capacidad de nuestras organizaciones para responsabilizar a los abusadores por sus acciones".

"No seremos silenciados, no nos mantendremos al margen y no nos rendiremos hasta que la empresa que amamos sea un lugar de trabajo del que todos podamos sentirnos orgullosos de ser parte nuevamente. Seremos el cambio", finaliza el comunicado. Aquí tenéis el texto al completo, compartido por Polygon:

A los líderes de Activision Blizzard,
Nosotros, los abajo firmantes, estamos de acuerdo en que las declaraciones de Activision Blizzard, Inc. y su asesor legal con respecto a la demanda de DFEH, así como la declaración interna posterior de Frances Townsend, son aborrecibles e insultantes para todo lo que creemos que nuestra empresa debería defender. Para decirlo de manera clara e inequívoca, nuestros valores como empleados no se reflejan con precisión en las palabras y acciones de nuestro liderazgo.
Creemos que estas declaraciones han dañado nuestra búsqueda constante de igualdad dentro y fuera de nuestra industria. Categorizar las afirmaciones que se han hecho como "distorsionadas y, en muchos casos, falsas" crea una atmósfera de empresa que no cree en las víctimas. También arroja dudas sobre la capacidad de nuestras organizaciones para responsabilizar a los abusadores por sus acciones y fomentar un entorno seguro para que las víctimas se presenten en el futuro. Estas declaraciones dejan en claro que nuestro liderazgo no está anteponiendo nuestros valores. Se necesitan correcciones inmediatas del más alto nivel de nuestra organización.
Los ejecutivos de nuestra compañía han afirmado que se tomarán medidas para protegernos, pero ante las acciones legales y las preocupantes respuestas oficiales que siguieron, ya no confiamos en que nuestros líderes pongan la seguridad de los empleados por encima de sus propios intereses. Afirmar que se trata de una "demanda verdaderamente irresponsable y sin mérito", mientras se ve a tantos empleados actuales y anteriores hablar sobre sus propias experiencias con respecto al acoso y el abuso, es simplemente inaceptable.
Pedimos declaraciones oficiales que reconozcan la seriedad de estas acusaciones y demuestren compasión por las víctimas de acoso y agresión. Hacemos un llamado a Frances Townsend para que cumpla su palabra de renunciar como Patrocinadora Ejecutiva de la Red de Mujeres Empleadas de ABK como resultado de la naturaleza dañina de su declaración. Hacemos un llamado al equipo de liderazgo ejecutivo para que trabaje con nosotros en esfuerzos nuevos y significativos que garanticen que los empleados, así como nuestra comunidad, tengan un lugar seguro para hablar y presentarse.
Apoyamos a todos nuestros amigos, compañeros de equipo y colegas, así como a los miembros de nuestra comunidad dedicada, que han experimentado maltrato o acoso de cualquier tipo. No seremos silenciados, no nos mantendremos al margen y no nos daremos por vencidos hasta que la empresa que amamos sea un lugar de trabajo del que todos podamos sentirnos orgullosos de ser parte nuevamente. Seremos el cambio.

Las declaraciones iniciales de Activision

Fran Townsend, vicepresidenta ejecutiva de Activision Blizzard, realizó un comunicado como respuesta a la demanda del Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California. En él, calificó las acusaciones como "descripciones distorsionadas, y en muchos casos falsas".

Polygon se puso en contacto con varios empleados actuales, los cuales aseguran sentirse "disgustados" por la respuesta y señalaron que las acusaciones de la demanda son solo la punta del iceberg. Otra fuente consultada por el medio señala que docenas de empleados se han puesto en contacto con el Departamento de Vivienda para agregar sus propias experiencias a la demanda.

Un representante de los empleados se ha comunicado con Polygon, indicando que "agradecemos el apoyo de nuestros compañeros de trabajo, antiguos empleados de ABK y de nuestras comunidades durante este tiempo. Tenga la seguridad de que tenemos la intención de exigir un cambio y responsabilizar a nuestros líderes y empresas de los valores a los que nos adherimos". Por su parte, Activision Blizzard no ha contestado a la solicitud de respuesta de Polygon sobre esta carta.

Temas
Inicio