Compartir
Publicidad
¿Aceptamos Amazon como compañía de videojuegos? Sus últimos movimientos dicen que sí
Industria

¿Aceptamos Amazon como compañía de videojuegos? Sus últimos movimientos dicen que sí

Publicidad
Publicidad

No recuerdo la primera vez que escuché hablar de Amazon, es una de esas cosas que ha crecido con nuestra conexión a internet y que ya tenemos tan interiorizada que parece que ha estado ahí desde que se conectó el primer ordenador. Sí recuerdo por qué me acerqué a su página principal y fue para realizar mi primera compra con ellos. ¿De qué? De videojuegos, está claro.

A través de su filial inglesa, antes de que llegasen a España, conseguí un pack completo de ‘Rock Band’ con todos los instrumentos que me salió tirado de precio, una ganga que convirtió al servicio online en una de mis primeras opciones a la hora de ampliar mi catálogo de juegos sin dejarme medio riñon en el intento. Pero su historia con los videojuegos no empieza ahí, claro, y mucho menos acaba, principalmente porque de la mano de movimientos como el del motor de Crytek, Amazon sigue haciéndose un hueco en la industria del videojuego.

De aquellos libros, estos juegos

Si a día de hoy Amazon a punta a convertirse en uno de los gigantes del sector es porque los pasos que han ido dando llevan a pensar en ello. Podría decirse que, a base de adquirir empresas y realizar acuerdos con las que se escapan a su control, la tienda online nacida en Seattle pretende replicar lo conseguido con los libros abriéndose paso sin prisa pero sin pausa.

Amazon2

De hecho hay varios paralelismos entre una y otra industria, y es que al igual que con la lectura, Amazon se ha convertido en uno de los referentes a la hora de comprar juegos a precios atractivos. Imaginad su poder a la hora de arrastrar fieles que, al anunciar que entraría en el mercado de segunda mano de los juegos consiguió que las acciones de GameStop cayesen un 14%.

Igual que con las copias para libros electrónicos, el éxito en el mercado físico sólo antepuso lo que luego continuaría con las copias digitales, subiéndose al carro de Android con una tienda propia e incluso ampliando las ofertas de PlayStation Network con un apartado propio en el que la compra de códigos se convertía en un festival de ofertas que mejoraban las de Sony.

Amazon Game Studios: a por todas (con humo)

Si los videojuegos dan dinero, el siguiente paso estaba más que claro, primero llegarían los desarrollos y, tras ello, las plataformas. La creación de Amazon Game Studios y una abultada cuenta corriente con la que prometer un futuro personal y profesional fueron capaces de arrastrar a pesos pesados como Kim Swift (‘Portal’) o Clint Hocking (‘Far Cry 2’), y todo con el único objetivo de crear juegos para sus tiendas digitales y plataformas móviles.

Al teléfono Fire Phone le siguió Amazon Fire TV, un centro multimedia también enfocado al juego en la pantalla grande del salón que, pese a no prometer grandes virtudes respecto al resto de competidores de la industria del videojuego, sí huele a otro de esos pequeños escalones que la compañía va sumando hasta que consiga alcanzar un objetivo que por ahora desconocemos.

Sólo así nos entra en la cabeza que adquisiciones como la de Double Helix Games, creadores del último ‘Killer Instinct’ y la reciente revisión del clásico ‘Strider’, tengan parte de sentido, porque por ahora el catálogo de Amazon Game Studios es tan escaso como poco esperanzador. Algo similar ocurre con el reciente acuerdo con Crytek, una morterada de entre 50 y 70 millones de dólares con la que podrán utilizar el motor CryEngine y, de paso, hacer que los alemanes les deban un favor por haber conseguido salvar los muebles a la empresa.

O a lo mejor sólo lo hacen por la pasta

Bueno, está claro que sólo lo hacen por el dinero y no por amor al arte, por algo a día de hoy la del videojuego es una de las industrias que más ingresos genera y Amazon se tira a la piscina con todo lo que huele a éxito, desde los logros hasta absorciones tan locas como la de Twitch, un gigante que costó 970 millones de dólares y no asegurará la compra de juegos, consolas o derivados, sino beneficios relacionados con los videojuegos que llegarán por otro camino.

Amazon3

Queda por ver con qué movimientos nos seguirán sorprendiendo, porque algo se está cociendo en las oficinas de Seattle. Salta a la vista. Si será un asalto al trono de la industria o una mera estrategia para que Amazon aparezca listado en un sector más sólo el tiempo lo dirá. Yo con un acuerdo con Sega para el lanzamiento de una nueva consola (bajo dirección americana, no queremos más tropiezos nipones) ya me quedaba contento.

Lo que no creo que sea viable es hacer ese salto al vacío en solitario, con Kindle les salió bien porque lo tenían mucho más por la mano y la competencia era más bien escasa, pero la saturación de plataformas, sobre todo con la llegada de Valve al mercado de las plataformas, no auguraría nada bueno, al menos para la Amazon de hoy.

En VidaExtra | Amazon llega a un acuerdo millonario con Crytek para usar su tecnología

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio