Tercera huelga en Activision: los desarrolladores de Call of Duty Warzone protestan por los despidos de sus compañeros

Tercera huelga en Activision: los desarrolladores de Call of Duty Warzone protestan por los despidos de sus compañeros
7 comentarios

Una nueva polémica aparece en Activision. La compañía se encuentra sumergida completamente en una marea de acusaciones y confrontaciones de los empleados con la directiva. Ahora, un nuevo capítulo se suma en el historial de la empresa, esta vez desde una de sus divisiones más importantes.

Tal y como informó The Washington Post, Activision comenzó una intensa oleada de despidos en Raven Software, el estudio encargado de Call of Duty Warzone y colaborador en Call of Duty Black Ops Cold War. Las medidas de Activision llegan después de prometer a varios empleados que se mejorarían sus condiciones o sin un previo aviso. De esta forma, el resultado es que cerca una tercera parte de la plantilla de control de calidad de Raven Software ya no se encuentra en el estudio.

Tras este movimiento de la empresa, varios desarrolladores de Warzone y Raven Software (alrededor de unos 30) han alzado la voz y han reclamado medidas para frenar los despidos. Una de ellas es realizar una huelga hoy mismo y no presentarse a sus puestos de trabajo.

Este es el comunicado del grupo, desvelado por Stephen Totilo:

El viernes 3 de diciembre, 12 de los testers QA de Raven Software fueron llevados a reuniones individuales e informados de que sus contratos serían rescindidos el 28 de enero. Estas personas fueron despedidas en "buena posición", lo que significa que tenían no tuvo un rendimiento bajo ni cometió ningún delito susceptible de ser despedido.
La mayoría de los que no fueron despedidos el 3 de diciembre todavía no están seguros de la situación de su empleo. Estos recortes de personal se producen después de cinco semanas de horas extraordinarias y antes de un fin de año con crunch. El equipo QA, que en este momento trabaja principalmente en Call of Duty: Warzone hasta ahora se ha reducido en algo más del 30%. La junta de Raven le dijo a este equipo varias veces que había futuros cambios positivos en los departamentos. Estos próximos cambios también se utilizaron como motivo por el cual ningún miembro del equipo recibiría ascensos o aumentos que tendrían lugar en marzo de 2021.
Las 12 personas que han sido despedidas hasta ahora son consideradas por sus colegas, de lejos, como esenciales para el funcionamiento diario del equipo de QA de Raven. Varios de ellos recientemente se mudaron a Wisconsin en previsión del regreso al trabajo presencial.
Lo hicieron sin la ayuda de reubicación de Raven, debido a las garantías del estudio de que su carga de trabajo sería firme. Call of Duty: Warzone, que recientemente anunció el lanzamiento de un nuevo mapa y la integración con Call of Duty: Vanguard, gana 5,2 millones de dólares por día.
En respuesta a los eventos del viernes, el equipo de QA de Raven y otros miembros del personal de Raven saldrá con una demanda: cada miembro del equipo de QA, incluidos los despedidos el viernes, se les debe ofrecer puestos de tiempo completo.
Aquellos que participen en ello, hacedlo teniendo en cuenta el éxito continuo del estudio. El departamento de QA de Raven es esencial para el funcionamiento diario del estudio en su conjunto. Rescindir los contratos de los miembros de QA en un momento de mucha carga de trabajo pone la salud del estudio en riesgo.
Además, estas acciones van directamente en contra de la cultura positiva que Raven ha creado a lo largo de los años. El objetivo final de esta huelga es garantizar el crecimiento continuo de Raven como estudio y para fomentar una comunidad positiva para todos los que trabajan allí.

La respuesta de Activision

La compañía ya ha respondido acerca de la protesta. Este es su mensaje al completo.

"En los próximos meses, convertiremos aproximadamente 500 trabajadores temporales en empleados de tiempo completo. Desafortunadamente, como parte de este cambio, también notificamos a 20 trabajadores temporales en todos los estudios que sus contratos no se extenderían."

Aquellos que ya han sido informados de que no formarán parte de la plantilla en el futuro, tendrán que seguir trabajando hasta el 28 de enero, mientras que muchos otros están todavía pendientes de que se les informe de su situación en el futuro.

Temas
Inicio