Publicidad

El Gobierno de España promete regular las cajas de botín por "promover un consumo impulsivo" y "generar adicciones"

El Gobierno de España promete regular las cajas de botín por "promover un consumo impulsivo" y "generar adicciones"
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Uno de los debates más candentes que se han dado en la industria del videojuego durante los últimos años tiene que ver con las llamadas cajas de botín o loot boxes en inglés. Su regulación ya ha sido un tema de prioridad en algunos países y organizaciones, y ahora le toca el turno a España.

El actual gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos está estudiando un plan para regular estas prácticas en los videojuegos. Así lo ha asegurado hoy en una comparecencia oficial el Ministro de Consumo Alberto Garzón, quien llevará la delantera en esta nueva iniciativa.

Las citadas cajas, que a veces pueden tomar también la forma de sobres u otros elementos, obsequian al jugador con diversas recompensas aleatorias cada vez que abren una. Normalmente se pueden adquirir a base de jugar asiduamente, pero están deliberadamente limitadas en ese sentido para que el usuario decida pagar dinero real por tener más. Están presentes en títulos como Overwatch o Clash Royale.

Ahí es donde Garzón ve el principal problema, además de que estas cajas de botín se incluyen en videojuegos destinados a menores de edad. El ministro explica que "promueven un consumo impulsivo que puede generar adicciones", y menciona que incluso a nivel de sonido y efectos están diseñadas como si fueran máquinas tragaperras.

Star Wars Battlefront 2 Aunque ya no las tiene, Star Wars Battlefront 2 inició la polémica con sus cajas

Las susodichas son capaces de producir estímulos en el jugador que este asocia positivamente con recompensas, lo que le lleva a querer repetir una y otra vez esas conductas. Además, están pensadas para no otorgar demasiados premios seguidos al usuario, ya que eso provocaría que este acabe saciado y lo deje.

El peligro de la adicción, especialmente infantil, y la total falta de regulación en nuestro país al respecto es lo que ha llevado al Ministro de Consumo a tomar cartas en el asunto. De momento no se han anunciado las medidas exactas que se tomarán para hacer frente a estas mecánicas, pero aseguran que ya están manos a la obra con ello.

El historial detrás de los intentos de regulación

Estas declaraciones son especialmente contundentes si tenemos en cuenta que la industria del videojuego se ha empeñado en negar por activa y por pasiva que las cajas de botín inciten al consumo compulsivo. Electronic Arts, editora de algunos de los títulos más prominentes en este campo del azar como es el caso de FIFA, dijo que no las consideraba apuestas, sino "mecánicas de sorpresa" que enriquecen la experiencia.

Incluso la Comisión de Apuestas de Reino Unido declaró que las cajas de botín no eran juegos de azar. Fue a raíz de esto que el Parlamento Británico elaboró un exhaustivo informe en el que recogía pruebas para demostrar que, efectivamente, sí lo son, alegando que hay una "falta de sinceridad y transparencia" por parte de las compañías de videojuegos. Este informe se redactó con el objetivo de convencer al gobierno británico de cara a una necesaria regulación.

Fifa 20 Las loot boxes de FIFA están en su modo FUT

Existe un gran desconocimiento de este tipo de medidas en las esferas generales. Es por eso que las acciones reguladoas brillan por su ausencia en la mayoria de territorios, desembocando así en que los padres no sepan exactamente en qué se gastan el dinero sus hijos, como mencionaba Garzón. No obstante, algunos países ya han decidido adoptar drásticas iniciativas contra las cajas de botín.

Es el caso de Bélgica, que las ha declarado completamente ilegales. Otros países, como China, requieren por ley que estas revelen todos los porcentajes de obtención, aunque siguen siendo una práctica bastante común allí.

A raíz del creciente debate en torno a estas prácticas, algunas compañías de videojuegos también han decidido emprender medidas para reducir su impacto. Hace unos meses, la Entertainment Software Association (ESA), a la que pertenecen firmas como Sony, Microsoft, o Nintendo, se comprometió a revelar también las probabilidades de todas las cajas de botín en los futuros juegos.

Otras, como Epic Games, han optado por eliminarlas directamente de sus juegos. Desde hace poco, ni Fortnite ni Rocket League cuentan con mecánicas de apuestas. La compañía prometió mostrar una total transparencia al respecto.

En cualquier caso, este tipo de mecánicas siguen siendo muy frecuentes, especialmente en el ámbito de los títulos para móvil. El Gobierno de España considera que este tema tan sensible se debe abordar desde lo público, de ahí que vayan a estudiar su regulación. Quedamos a la espera de saber las medidas concretas que se aplicarán.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios