Publicidad

Mad Box parece la consola perfecta para la nueva generación, ¿pero hay realmente hueco para ella?
Industria

Mad Box parece la consola perfecta para la nueva generación, ¿pero hay realmente hueco para ella?

Publicidad

Publicidad

Estamos a 3 de enero, pero nos despertamos con una noticia que bien podría haberse publicado en algún medio el pasado 28 de diciembre con aspiraciones a ser una inocentada. Slightly Mad Studios, creadores de la saga Project Cars, anuncia que están creando una nueva consola llamada Mad Box.

Un cacharro enfocado en la realidad virtual capaz de ofrecer resolución 4K, unos 60 fps por ojo y con unas especificaciones técnicas que serán el estándar del mundo del PC en los próximos dos años. En la variedad está el gusto, dicen, pero ¿realmente hay hueco para una nueva consola?

Una pelea en la que el resto se reparten migajas

Desde que en 2001 Sega nos hiciese la peineta a millones de jugadores descontinuando el apoyo a Dreamcast y abandonando el mundo del hardware, el mundo de las consolas ha sido siempre cosa de tres. Microsoft, Nintendo y Sony se reparten un mercado enorme en el que el PC, por sus características adicionales y facilidad a la hora de elevar el listón, ha sido desde siempre la punta de lanza.

Por el camino han intentado meter el hocico Nokia con su N-Gage, inventos con mayor o menor fortuna como GP2X Wiz o Pandora o incluso estrepitosos fracasos como OUYA. Si alguien ha salido vivo de esa lucha, ha sido el mercado del móvil, que como el PC atiende a otras necesidades mientras complementa esa necesidad en cierto sentido.

Por seguir esa misma línea, algo han hecho también las microconsolas, dispositivos basados en Android que, de la mano de cacharros como la Nvidia Shield, ofrecen la posibilidad de jugar mientras convierten teles normales en dispositivos Smart con los que también acceder a otros contenidos como los de video bajo demanda.

Nadie ha salido victorioso de esa contienda o ha conseguido rascar algo más que migajas. Ni siquiera Valve, y su casi monopolio en el mundo del PC, han alcanzado un punto en el que resulten ser algo más que una anécdota. Al fin y al cabo, para qué quiero una Steam Machine si puedo tener un PC por menos precio y más posibilidades de futuro.

En el futuro pintan bastos

Con ese panorama en mente ya sería bastante complicado plantearse tan solo la idea de intentar sumar una nueva máquina, pero es que estamos ya muy lejos de eso. De hecho, ese escenario sería idílico comparado con lo que está en camino. Un ambiente más hostil si cabe en el que la variedad de productos y servicios puede fácilmente generar otra de esas temidas burbujas tecnológicas.

Con proyectos que están no sólo sobre la mesa, sino en fases avanzadas de su desarrollo, la máquina de Slightly Mad Studios (aún en fase de diseño), deberá intentar introducirse en una fiesta a la que pronto va a sumarse Google de la mano de hardware y servicio. El proyecto Yeti, un sistema de streaming que ya se ha podido probar desde Chrome, es sólo la punta de un iceberg que promete dar mucho que hablar durante los próximos años.

Los de California aseguran tener bajo la manga un sistema que dejará atrás los problemas de latencia para hacer realidad un sueño que hasta ahora ha resultado ser una pared contra la que muchos se han dado de bruces. Y exactamente lo mismo prometen otros como Nvidia o la división Xbox para su nueva generación de consolas, apoyándose ambos en que el futuro del videojuego es online y desde cualquier tipo de dispositivo.

Algo deben haber visto claro las grandes cuando hasta Ubisoft ha reiterado en no pocas ocasiones que la siguiente generación de consolas será la última. Así que no, si tuviese que invertir los millones que no tengo en esa aparentemente revolucionaria Mad Box (hablaremos de revolución real si algún día conocemos su precio), seguramente lo haría consciente de que me voy a dar un sonoro batacazo. Si algo nos ha enseñado el mundo de la tecnología es que en esta industria puede ocurrir cualquier cosa pero, al menos por ahora, pintan bastos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir