Compartir
Publicidad
Microsoft está logrando lo que quería desde un principio: que nos volquemos en lo digital
Industria

Microsoft está logrando lo que quería desde un principio: que nos volquemos en lo digital

Publicidad
Publicidad

Xbox One no empezó con buen pie, pero ya muchos meses antes de su debut en tiendas. Microsoft quería que estuviésemos conectados permanentemente para poder jugar, y que, para más inri, nos prohibía prestar los juegos.

La respuesta de la gente fue contundente y los de Redmond tuvieron que dar marcha atrás dos semanas después, cambiando por completo su política inicial. Pero el daño estaba hecho y algunos se quedaron (erróneamente) con la copla inicial, pensando que Xbox One iba a contar de inicio con lo que se había anunciado en primer lugar. Eso, sumado al problema de ese Kinect 2.0 metido con calzador, que provocaba un sobrecoste de 100 euros respecto a PS4.

Microsoft no tardó en ponerse las pilas, especialmente tras tomar Phil Spencer el mando, apostando por políticas arriesgadas, pero valientes, como el Xbox Play Anywhere, unificando los videojuegos de Xbox One y Windows 10. Al fin y al cabo, ambos sistemas juegan en casa. Sería de ilusos pensar que la división de Xbox dejase de lado el mundo del PC con su excelente bagaje a nivel histórico.

'Quantum Break' fue tan solo la primera piedra de esa unión entre el SO actual de Windows y Xbox One (sobre todo con Xbox One X, donde las diferencias no son tan palpables), y donde Xbox Game Pass (sí, el Netflix de los videojuegos) está empezando a cobrar un papel más relevante desde el bombazo de ayer.

Microsoft no paró de dar señales

240118 Microsoft 02

Siendo gran amante del formato físico y del coleccionismo, me apena ver en qué se han convertido esta generación. Hace años lo bauticé como "La invasión digital silenciosa", porque es un proceso que se ha hecho poco a poco: se empezó descuidando el formato físico con la supresión de los manuales de instrucciones.

A esto se le unen los incentivos (regalos, en el caso de Xbox 360) de los servicios de suscripción (PlayStation Plus y Games with Gold), aumentando el catálogo digital mes tras mes, y donde EA ha beneficiado más si cabe al usuario de Xbox One gracias al servicio EA Access, incluso con pruebas gratuitas de 10 horas días antes de lanzarse el juego al mercado. Sin olvidar las ofertas cada semana.

Sorprende (y se agradece, mucho) que Microsoft no haya descuidado la faceta retrocompatible de Xbox One, permitiendo, además, que cualquiera con una copia en físico de los originales de Xbox y Xbox 360 que sean retrocompatibles con Xbox One, funcionen sin necesidad de volver a comprarlos en digital. Algo de lo que debería tomar nota Sony, que con PS4 se olvidó de lo que hizo antaño.

Ya no compensa comprar en físico

240118 Microsoft 01

Ahora que sabemos que Xbox Game Pass reforzará su catálogo con los exclusivos de Microsoft Studios desde el mismo día de lanzamiento, se puede decir claramente que ya no compensa comprar en físico en Xbox One.

La diferencia de precios es abismal. Un juego en físico oscila entre los 50 y los 70 euros, mientras que dicho servicio de suscripción nos sale por 9,99 euros al mes y su catálogo nos ofrece más de 100 juegos de golpe. Y hay que recalcar que 'Sea of Thieves', 'Crackdown 3' y 'State of Decay 2' estarán desde el primer día disponibles ahí, igual que los futuros Halo, Forza y Gears of War.

Otro tema es cuánto vayan a durar ahí hasta que roten, pero salvo que queramos explotar sus facetas online hasta el infinito, sus experiencias en solitario nos las podremos ventilar en un mes. Compensa más incluso que alquilar los juegos en una tienda. Difícilmente se puede competir contra eso, y cualquier amante de lo físico se va a tener que resignar a la realidad. Una realidad que, por otro lado, va a conseguir que ahorremos bastante pasta, y eso nunca puede ser malo.

Además, en la próxima actualización de la interfaz de Xbox One, Microsoft está implementando una pestaña adicional dentro de nuestra biblioteca para poder diferenciar los juegos del catálogo de Xbox Game Pass, como debería ser.

Sin olvidar, por otro lado, que solamente los juegos que tengamos en digital se benefician del programa Xbox Play Anywhere. Microsoft lo tenía pensado todo.

En VidaExtra | Xbox Game Pass recibirá los nuevos exclusivos de Xbox el día de salida, incluyendo Sea of Thieves y los futuros Halo y Forza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos