Así nació el mítico tanque de GTA: la idea de dos trabajadores de Grand Theft Auto que no le dijeron nada a sus jefes

Así nació el mítico tanque de GTA: la idea de dos trabajadores de Grand Theft Auto que no le dijeron nada a sus jefes
1 comentario

Dos compañeros en la hora de la comida charlan sobre lo loco que es el videojuego que están haciendo y cómo podrían llevarlo aún más allá. El juego es Grand Theft Auto, y la idea que les acaba de venir a la cabeza está a punto de convertirse en un icono de la historia del videojuego.

A un lado de la mesa está Ian Johnson, un nuevo programador que ha aterrizado en DMA Design recientemente. Al otro, Stewart Waterson, el artista al que le debemos toda la iconografía de la primera entrega de la saga GTA y la historia contada en esta reciente entrevista.

"Creo que uno de los puntos de inflexión clave fue cuando Ian y yo bromeamos sobre tener tanques en el juego. Era muy ridículo. No había ninguna razón que lo justificase. No había razón para desarrollarlo más allá de que fuese algo indestructible, muy peligroso y divertidísimo para destrozar cosas".

Aquella breve comida fue más que suficiente para que ambos pudiesen autoconvencerse de lo dispuestos que estaban a llevar a cabo su plan. Ese mismo día se quedarían hasta tarde, cogerían un coche y le pondrían un peatón encima capaz de disparar.

"La premisa era que ya teníamos el código de vehículo que podíamos usar, y también un código de balística que permitía a un peatón rotar y disparar en ocho direcciones. Nuestra idea era que si poníamos al peatón sobre el coche, hacíamos que el coche fuese más lento y que aumentábamos de forma exagerada el daño de las balas, ya tenías una versión básica de un tanque".

Y así lo hicieron. Esquivando la bala con excusas sobre bugs y arreglar texturas al ser preguntados por su jefe de proyecto, se quedaron trabajando en la idea hasta poner el tanque en el juego. Comprobaron que funcionaba y se fueron a casa.

Tankm Cropped

Al volver al día siguiente se encontraron un montón de testers y compañeros de equipo armando jaleo. Habían descubierto los tanques y se lo estaban pasando en grande, así que cuando llegó el jefe de equipo y vio semejante follón, automáticamente se dirigió a ellos para preguntarles qué habían hecho esta vez.

Nadie pudo echarles nada en cara porque había quedado claro hasta qué punto era una buena idea, así que los tanques se quedaron en el juego y pasaron a formar parte de la historia de la saga GTA y, de rebote, también de la de los videojuegos.

Temas
Inicio