Publicidad

La Mini NES llega a triplicar su precio en internet a través de las reventas

La Mini NES llega a triplicar su precio en internet a través de las reventas
40 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La Mini Nes está en la calle, o por lo menos está de camino a los hogares que hiciesen su reserva con cierta antelación. Eso sí, a pesar de que la nueva sobremesa de Nintendo lleva agotada algún tiempo a nivel mundial, hoy en día no es imposible hacerse con una, siempre que podamos permitirnos desembolsar hasta tres veces su precio oficial.

En caso de que busquemos la Mini consola de Nintendo en Amazon, Ebay o similares veremos cómo podremos hacernos con una unidad relativamente fácil, eso sí muy pocas estarán por debajo de los 90 euros.

Nes Mini1

Si bien es cierto que hemos visto casos de cartuchos, ediciones o artículos de colección que han multiplicado su valor con el paso del tiempo, ahora estamos ante un caso de especulación extrema en el que no han pasado ni 12 horas desde que comenzase a distribuirse.

No es la primera vez que vemos un artículo de Nintendo en circunstancias parecidas y es que precisamente la fiebre por los Amiibo consiguió convertir las stores digitales en auténticos centros de especulación hasta que la Gran N comenzó a reponer el stock gradualmente de sus exitosas figuritas.

La Mini Nes no es la única alternativa para poder disfrutar de juegos retro, y tampoco es la más económica. Eso sí, no se puede negar que es un producto que garantiza más horas de entretenimiento que muchos Triple A que salen a un precio superior. Aunque lo más curioso es que esta consola no tiene ni 4K, ni lector de discos... ¡ni siquiera su mando es inalámbrico!

En VidaExtra | Análisis de la Mini NES: cuando los ocho bits toman el control de nuestra realidad, Los clásicos de la Mini NES se ven y escuchan mejor que en la Consola Virtual de Wii U

Nintendo NES - Consola Classic Mini

Nintendo NES - Consola Classic Mini

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir