Compartir
Publicidad
La otra cara de la moneda: cuando tras un éxito con micropagos, lanzan una secuela que reniega de ellos
Otros géneros

La otra cara de la moneda: cuando tras un éxito con micropagos, lanzan una secuela que reniega de ellos

Publicidad
Publicidad

A raíz de una nota aparecida en el vídeo de 'Ruiner' y el comentario de CD Projekt, esta mañana comentaba con mis compañeros de VidaExtra lo mucho que me molestaba que, buscando el aplauso fácil, otros desarrolladores se sumasen al apaleamiento de EA por lo ocurrido con 'Battlefront 2'.

He sido uno de los que ha destacado por aquí mi postura respecto a las cajas, una idea que puede ser divertida si se lleva bien, y un problema enorme para el medio si la avaricia acaba rompiendo el saco, como ha ocurrido recientemente. Sin embargo, que aquellos que ni pinchan ni cortan en la situación se sumen al escarnio cuando tienen mucho guardado bajo la alfombra, me parece de un oportunismo igual de criticable.

El dinero fácil no siempre es satisfactorio

Con esa idea en la cabeza me cruzo con 'Clicker Heroes 2', secuela de un popular juego free-to-play para móviles, y el mensaje de sus desarrolladores:

No nos gusta hacer dinero a base de jugadores que niegan su adicción, y esa es una gran parte de lo que significan los juegos free-to-play. Todos en la industria parecen racionalizarlo echando la culpa a otro, asumiendo en exceso el conocimiento por parte de sus víctimas. La gente puede tomar sus propias decisiones, ¿verdad? Pero eso no me complace. Pese a que muy pocos jugadores se han quejado, sentía que estaba mal cuando empezamos a hacerlo y me sigue pareciendo mal ahora.

Clicker2

Hace unos meses hablábamos de 'Cookie Clicker', el juego para navegadores que inició la fiebre por un género tan absurdo como adictivo. Pulsa sobre la pantalla y consigue dinero, utiliza ese dinero para comprar cosas que te ayuden a pulsar más sobre la pantalla y consigue más dinero, utiliza ese dinero para...

Precisamente allí hacíamos mención a 'Clicker Heroes', así como a otros éxitos del género como 'Tap Titans' o 'Egg. Inc.', así que teniendo el tema bastante presente me ha sorprendido cruzarme con las declaraciones de Playsaurus, desarrolladora que, pese a haber amasado una buena cantidad de dinero con ese modelo de negocio, ahora quieren optar por un juego de pago que les deje la conciencia más tranquila.

Hicimos mucho dinero a base de jugadores que gastaban cientos de dólares. En la industria se les conoce como ballenas. Genial, si eres rico, sírvete, pero no queremos ese tipo de dinero si viene de alguien que puede lamentar su decisión, si hace que sus vidas sean peores. Desafortunadamente, aquellos que tienen un problema normalmente lo niegan, y se sentirían demasiado avergonzados si nos pidiesen una devolución. Se la daríamos en segundos, no es que tengamos a artistas dibujando cada rubí a mano, no nos cuesta nada más allá de impuestos a la hora de procesar el pago.

No vamos a cambiar el sistema de monetización de Clicker Heroes, eso destruiría nuestro estudio. Mucha gente está de acuerdo en cómo lo hicimos y nuestra política de devolución se mantiene. Pero de ahora en adelante queremos probar el modelo de pago en nuestro negocio. Puede que funciones o puede que no, y probablemente no nos entregará tanto dinero, pero al menos podremos hacerlo con la conciencia tranquila.

Razones éticas y jugables

Viniendo de unos momentos bastante convulsos que están animando a otros a sumarse al carro, lo de 'Clicker Heroes 2' bien podría ser la excusa perfecta para navegar entre dos aguas, apoyar la corriente mientras se utiliza la excusa para promocionar la precompra de la nueva entrega. Piensa mal y acertarás, dicen, pero me niego a creer que el mundo está lleno de gentuza sin escrúpulos.

Me creo el mensaje de Playsaurus porque, al fin y al cabo, lo más fácil para ellos era lanzar una secuela siguiendo el mismo modelo de negocio, algo que habría seguido funcionando igual de bien que lo hizo con su primer juego. El mensaje me resulta coherente porque ese sistema de devolución sigue ahí y también se trasladará a la compra de 'Clicker Heroes 2'. Además, me parece totalmente lógico y loable que haya no sólo razones éticas, también de diseño, para tomar esa decisión.

Queremos que la experiencia sea buena. La mera existencia de compras con dinero real pone una nube sobre la cabeza del jugador que alimenta esa sensación de "mi partida sería mejor si gastase unos pocos dólares". Eso es terrible.

Además, si tuviésemos una tienda con dinero real, estaríamos limitados a rebalancear el juego sólo de formas que no molestasen a aquellos que han puesto dinero en él. (...) También nos gustan los juegos con mods y queremos incluirlos. En un juego con una tienda los mods dejan de tener sentido porque cualquiera podría cuadripulicar las ganancias.

Y tras esas palabras pasarán los meses, 'Clicker Heroes 2' aterrizará en algún momento de 2018 y, si nada lo impide, se pegarán un batacazo tremendo. Y eso ocurrirá por esto, por esto y por esto. Porque nos gustan tanto las piedras que ya no tropezamos con ellas, directamente nos las comemos a dos carrillos.

¿Cabe la posibilidad que el juego sea un mojón y que la decisión sea un tiro en el pie? Por supuesto que sí, y los 30 dólares que piden por él probablemente tengan parte de culpa. Pero al menos así se verá más claro que, por una voz que ponga el grito en el cielo, hay doscientas esperando poder gastar dinero en sobres del FUT y, de paso, darles la razón a aquellos que ya han decidido que el futuro de los videojuegos es eso. En resumen, que aunque nos parezca mentira, seguimos siendo una minoría.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio