El nacimiento de Los Sims: cómo una tormenta de fuego que dejó 25 víctimas y más de un centenar de heridos provocó la creación del juego
PC

El nacimiento de Los Sims: cómo una tormenta de fuego que dejó 25 víctimas y más de un centenar de heridos provocó la creación del juego

Es curioso cómo la inspiración surge a veces de las situaciones más crudas. Uno podría llegar a pensar que frente a la página en blanco debes estar en paz y armonía para poder enfrentarte a ella, pero a menudo son situaciones inesperadas o medidas desesperadas las que provocan ese empujón.

Para muestra un botón, cómo un juego tan colorido, alegre e influyente como Los Sims surgió de una catástrofe que se llevó por delante 25 vidas, dejó más de 150 heridos y arrasó las casas de más de 3.000 familias. Así fue cómo una tormenta de fuego provocó la creación de Los Sims.

La tormenta ígnea de Oakland

Es el 19 de octubre de 1991 y estamos en Berkeley Hills, Oakland. La zona que nuestros antepasados llamaron la Sierra de la Contra Costa cambió de nombre con la llegada de la mítica universidad de California y no tardó en convertirse en la típica zona residencial de clase media alta de la Costa Oeste estadounidense.

En la zona viven cerca de 15.000 personas, pero el número de habitantes está a punto de descender de forma drástica. ¿El culpable? Un pequeño incendio de origen desconocido en uno de los jardines residenciales que los bomberos no tardan en apagar.

A las 11 de la mañana siguiente, un puñado de brasas calientes han reiniciado el fuego y un vendaval de 100 kilómetros por hora ha provocado una rápida expansión. En cuestión de media hora el fuego se ha expandido y, tras un día luchando contra él, los bomberos dan el incendio por descontrolado.

Al viento que provoca el resurgir del incendio se suma el de la propia tormenta ígnea, un fenómeno provocado por el calor capaz de crear sus propios vientos generando vórtices de fuego e incluso generando tornados capaces de expandir la conflagración más allá de lo naturalmente habitual.

Hacia la última hora de la tarde, el viento se detiene por completo, dando así a los bomberos una oportunidad de controlar el fuego hasta detenerlo por completo tres días después. El fuego ha dejado atrás más de 600 hectáreas quemadas, 25 muertes, más de 150 heridos y la destrucción de más de 3.000 casas. Entre ellas, la del creador de SimCity, Will Wright.

Arquitectura, fuego y calidad de vida

Con apenas un puñado de fotografías familiares como única posesión tras el incendio, Will Wright se enfrenta al difícil reto de reconstruir su vida desde cero. Lo hace, eso sí, desde la comodidad que le brindan su posición y éxito como diseñador de videojuegos, pero marcado por el desafío filosófico que implica qué hacer en esa situación.

¿Cómo será tu casa? ¿Qué muebles comprarás? ¿Qué habrá en los cajones? ¿Cómo reconstruirías tu hogar y tu vida desde cero si tuvieses la oportunidad? ¿Cómo hacerlo bien?

La respuesta la encuentra de la mano del arquitecto Christopher Alexander y el libro El lenguaje de patrones, que parte de la premisa de que el usuario de un espacio sabe más sobre lo que necesita su casa que el arquitecto que la diseñará.

Los SIMS

Marcado por lo ocurrido con el incendio -de hecho reconstruir la zona sería uno de los retos incluidos en SimCity 2000-, Will Wright se plantea que ese reto por el que está pasando sería una buena idea para un videojuego. Home Tactics invitaría al jugador a crear sus propias casas con la filosofía de Alexander como base, obligando a cubrir las necesidades de los avatares que vayan a vivir en ellas.

A la idea de aunar arquitectura, carpintería, decoración y seguridad, con especial énfasis en la dificultad de apagar un fuego, pronto se suma la necesidad de mejorar la calidad de vida de dichos avatares tras su mudanza a la nueva casa, lo que transforma Home Tactics de un juego de arquitectura a algo más similar a una casa de muñecas.

Conforme avanza el desarrollo, y frente a una situación de Maxis y EA que parece estar poco conforme con la creación del juego, el Dollhouse de Will Wright acaba convirtiéndose en Los Sims y, con ello, en el juego de PC más exitoso de la industria.

Cómo Wright luchó contra viento y marea para convertir su pesadilla en un juego pese a la constante negativa de los inversores es, aunque igual de interesante, una historia para otro día.

Trucos de Los Sims

Temas
Inicio