Publicidad

Esto es todo lo que dicen los términos y condiciones de Valve sobre reventa, fondos en la cartera de Steam y propiedad de cuentas
PC

Esto es todo lo que dicen los términos y condiciones de Valve sobre reventa, fondos en la cartera de Steam y propiedad de cuentas

Publicidad

Publicidad

Tras la publicación de la resolución sobre el caso de Valve frente a una asociación de consumidores francesa, hemos acudido a Steam para revisar los términos y condiciones de su contrato de usuario y buscar aquellos puntos que han provocaron la demanda y la posterior resolución del tribunal. 

Conscientes de lo poco dados que somos a leer este tipo de acuerdos cuando realizamos una suscripción, a continuación detallamos a modo de resumen algunos de los puntos más calientes del acuerdo legal de Steam, desde la compra de juegos hasta el futuro de nuestras adquisiciones si algún día Valve decide cancelar nuestra cuenta o sus servicios.

No son juegos, son contenidos y servicios

Uno de los aspectos más sorprendentes de la resolución del Tribunal de París recaía en el hecho de utilizarse como defensa que lo único que ofrecía Steam eran servicios de suscripciones

Por contra, la decisión judicial dictaminaba que lo vendido a través de la tienda digital eran contenidos perpetuos, por lo que no podían formar parte de un acuerdo de suscripción. Esto es lo que dice Valve en su Acuerdo de Suscriptor:

“(...) El software del cliente de Steam y cualquier otro software, contenido o actualización que descargue o a los que tenga acceso a través de Steam (...) se llamarán en conjunto «contenidos y servicios. 
Los derechos de acceso o uso sobre cualquier contenido y servicios accesibles a través de Steam se llamarán «suscripciones».”

Sobre la propiedad y pertenencia de los juegos

Uno de los aspectos que siempre sale a relucir en las conversaciones sobre el auge de las compras digitales, y el consecuente miedo a todo lo que eso conlleva para con el consumidor es el de las licencias. No compras el juego, sino la licencia para usarlo. Algo que evidentemente beneficia a las compañías y, en cierto sentido, limita el crecimiento y potencial del salto de lo físico a lo digital. 

Es, además, uno de los puntos más destacados de la iniciativa FCKDRM, una página informativa apoyada por portales como GOG destinada a dar a conocer los problemas de un mercado digital con contenidos anticopia que no apruebe la pertenencia del usuario. La versión por parte de Valve es la siguiente: 

“La licencia no le concede la titularidad ni la propiedad de los contenidos y servicios. 
La titularidad, los derechos de propiedad y los derechos de propiedad intelectual relativos a los contenidos y servicios y todas sus copias son propiedad de Valve o de los otorgantes de licencias de sus empresas asociadas.”

Responsabilidad de Valve respecto al usuario

Pese a que ahora el discurso parece haber girado hacia la reventa de juegos digitales, uno de los puntos destacables de la denuncia por parte de la asociación de consumidores francesa UFC-Que Choisir se centraba en la responsabilidad de Valve frente al robo de cuentas por parte de hackers. La asociación denunciaba la falta de compromiso con el usuario en base a términos como el siguiente:

“(...) A menos que se deba a una negligencia o error de Valve, Valve no es responsable del uso que se dé a su cuenta por parte de una persona que use de forma fraudulenta su nombre de inicio de sesión y su contraseña sin su autorización.”

Venta de cuentas y reventa de juegos

Como comentábamos, lo más destacado de la resolución ha sido la obligatoriedad de que Valve retire las cláusulas abusivas de su tienda y se acoja a lo que marca la Unión Europea respecto a la compra y venta de bienes. El tratado de la UE estipula que el consumidor puede hacer lo que le plazca con sus bienes, incluidos los digitales, sin tener que responder ante creador o vendedor

“Su cuenta, incluida toda información vinculada a ella (p. ej. datos de contacto, datos de facturación, historial de la cuenta y suscripciones, etc.), es estrictamente personal. 
Por lo tanto, no tiene permiso para vender su cuenta, cobrar a terceros por el derecho de usarla ni transferirla de cualquier otro modo; tampoco tiene permiso para vender sus suscripciones, cobrar a terceros por el derecho de usarlas ni transferirlas.”

Propiedad del dinero de la cartera de Steam

Otro de los puntos calientes de la reclamación interpuesta hace cuatro años era el uso y propiedad que se le daba a la cartera de Steam. Ateniéndose a lo común en otro tipo de transacciones, la asociación reclamaba que los acuerdos de Steam chocaban con los derechos del usuario sobre la propiedad del dinero. 

A pesar de haberse impulsado un sistema de devolución, el dinero -con un límite en la cartera de un máximo de 2.000 dólares- no volvería al usuario. Ni siquiera si hay cambios en los acuerdos con los que el usuario no esté conforme. 

“Se le notificará por correo electrónico de cualquier cambio en el control de cuentas de la cartera de Steam en un plazo máximo de sesenta (60) días antes de la entrada en vigor de dicho cambio. El uso continuado de su cuenta de Steam más de treinta (30) días a partir de la entrada en vigor de las modificaciones constituirá su aceptación de los cambios. 
Si no está de acuerdo con los cambios, la única solución es cancelar su cuenta de Steam o dejar de utilizar la cartera de Steam. En este caso, Valve no tendrá obligación alguna de reembolsar los créditos restantes en la cartera de Steam. (...) Los fondos ingresados en la cartera de Steam no son reembolsables ni transferibles.”

¿Y si cierra Steam o pierdo mi cuenta?

En el hipotético caso de que Valve sufriese problemas financieros y se viese obligada a cerrar la compañía, o simplemente si decidiese virar su negocio hacia otras prácticas, la compañía no se haría responsable de ninguna de esas suscripciones o fondos. Lo mismo ocurre si tu cuenta se pierde o Valve decide banearte por una conducta inapropiada:

“Valve puede cancelar su cuenta o cualquier suscripción en cualquier momento en caso de que (a) Valve deje de proporcionar ese tipo de suscripción en general a suscriptores en situaciones similares o (b) usted incumpla cualquiera de los términos del presente acuerdo (incluidos los términos de suscripción y las normas de uso). 
En el caso de que Valve cancele o rescinda su cuenta o una suscripción concreta (...) usted no recibirá ningún reembolso ni se le devolverán los cargos por suscripción ni los fondos no usados de su cartera de Steam.”
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir