The Simpsons Hit & Run: la alucinante historia sobre cómo se creó el mejor clon de GTA en la época de PS2
PC

The Simpsons Hit & Run: la alucinante historia sobre cómo se creó el mejor clon de GTA en la época de PS2

Hay ciertos títulos a los que no incluiría en una lista de mis juegos favoritos pero que vuelven constantemente a mi cabeza acompañados de cariñosos recuerdos. No deja de resultar curioso que, 18 años después, no haya un año en el que no me acuerde de The Simpsons Hit & Run.

La última vez fue la semana pasada y, desde entonces, he estado repasando la asombrosa historia de su desarrollo pese a tener todo en contra, en qué situación se encuentra ahora el fandom del juego y, sobre todo, por qué aún no hemos vivido un remake o secuela del mejor juego de Los Simpson jamás creado.

The Simpsons: Crazy Taxi Edition

Pese a que fue a principios de los 90 cuando el éxito de la serie generó una avalancha de títulos centrados en la franquicia -generalmente girando en torno a Bart por aquello de reclamar la atención del público infantil-, a principios de los 2000 Los Simpson vivieron una segunda juventud que se tradujo en otro buen puñado de juegos.

Tocando todos los palos posibles estaba el juego sobre los episodios de Halloween, el de Los Simpson van a la bolera, el de peleas, el de skate… Pero de entre todos ellos hay uno que parece brillar con una luz especial, ganándose con ello no sólo la obligada aparición en PS2 de la época, sino también en GameCube, Xbox y Game Boy Advance: The Simpsons: Road Rage.

Siguiendo la estela de Crazy Taxi y su ascenso meteórico en recreativas, Dreamcast, y ese mismo 2001 también en PS2 y GameCube, Radical Entertainment se agarró a un clavo ardiendo y a un éxito asegurado. Uno que, poco después y por razones obvias, le valdría una demanda por parte de SEGA por violación de patente.

Imaginad lo mucho que se podría haber torcido el cuento si aquello no se hubiese arreglado antes de llegar a los juzgados con un acuerdo del que nunca se desvelaron los detalles.

Pero no, nada de eso impidió que los creadores de otros míticos juegos de aquellos años como Jackie Chan Stuntmaster, o el formidable The Incredible Hulk: Ultimate Destruction, saliesen del experimento a hombros. De hecho, incluso se ganaron la posibilidad de volver a trabajar en un juego más de la franquicia.

Simpsonconc1

Haciendo difícil lo fácil

Con la medalla por haber sido el único estudio capaz de aprovechar en condiciones la licencia de la mano de Fox Interactive y EA, en Radical Entertainment se plantean ir de cabeza a por una secuela de Road Rage aún más ambiciosa. Algo que, visto lo visto y tras más de un millón de copias sólo en Estados Unidos, nadie en su sano juicio se atrevería a cuestionar.

Sin embargo ninguna buena historia que se precie se salda sin su ración de  sustos y tensión, y la de The Simpsons Hit & Run no iba a ser menos. Fox Interactive está en uno de esos momentos en los que tiene más ganas que dinero para poder echar un cable, así que toca ir en busca de una distribuidora que formalice el milagro.

La decisión parece clara, acudir a su antigua compañera de baile para que EA vuelva a sacar rédito de la colaboración y la idea, pero al picar a su puerta afirman estar a otras cosas y, aunque el proyecto parece tentador, dicen que esta vez no cuenten con ellos.

Springfield Iconos

A falta de una voltereta más capaz de conseguir que en Radical Entertainment se teman lo peor, tras dos años trabajando en el proyecto y rebuscando quién puede ayudarles a sacarlo adelante, Fox vende su compañía de videojuegos, junto a todo su personal y licencias, al Frankenstein empresarial de Vivendi Universal Games, famoso por éxitos de medio pelo como los videojuegos de El Hobbit o Buffy.

Lo que parece el peor escenario posible, pronto se salda con un generoso milagro que cambia por completo la situación. No sólo todas las partes implicadas deciden ir a por todas con el proyecto, también les darán más tiempo y dinero para poder realizarlo. ¿Qué puede hacer con ese regalo un estudio que lleva meses viéndole las orejas al lobo? Exacto, venirse completamente arriba.

De Road Rage a The Simpsons Hit & Run

Lo que a priori apuntaba a ser una secuela centrada en las mecánicas de Road Rage pero con un control más pulido, y una ciudad más grande y similar al Springfield de la serie, pronto se convierte en uno de esos retos que, bajo la excusa del “¿y si…?”, gira por completo en otra dirección.

Simpcon3

A mayor tiempo y dinero, mayores posibilidades, así que con la fiebre de Crazy Taxi más que quemada, deciden saltar a por el siguiente género que lo estaba petando en ese momento: el mundo abierto catapultado por GTA 3 y todos los juegos clónicos que intentaron copiar la fórmula en PS2.

El nuevo juego de Los Simpson seguirá centrado en la conducción, pero ofrecerá un mundo abierto con distintas zonas y personajes que permitirá salir del coche para superar zonas de plataformas, golpear a otros personajes y, por supuesto, disfrutar de los interiores de la mítica ciudad de Matt Groening.

Con siete niveles distintos, un buen puñado de coleccionables, disfraces para sus protagonistas, y una ristra de curiosidades y huevos de pascua en forma de personajes, vehículos y detalles que adornaban su Springfield virtual, The Simpsons Hit & Run acaba convertido en el juego perfecto para los fans.

No sólo eso, Radical Entertainment tiene el honor de haber cocinado en tiempo récord un éxito sin precedentes dentro de la franquicia. The Simpsons Hit & Run es el juego que más celebrado en la historia de la saga, y uno de los que más beneficios ha entregado a sus creadores por detrás de Tapped Out.

El The Simpsons Hit & Run 2 que nunca fue

Tras un bombazo de aquella categoría, con más de tres millones de copias repartidas por todo el mundo, Radical se ganó el derecho a trabajar en cualquier otra licencia en manos de Vivendi, pero por supuesto también planearon la secuela de Hit & Run que, por aquél entonces, todos dábamos por hecho.

Lamentablemente la industria del videojuego le tendría preparado un final mucho más amargo a aquella idea y, conscientes del error que habían cometido y de la oportunidad que había sobre la mesa con la llegada de la película de Los Simpson, en EA se hicieron con los derechos para crear el siguiente videojuego de la franquicia.

Simpsons Disfraces 2

El resultado fue un The Simpsons: Game que llegó a todas las plataformas posibles cosechando un notable éxito en ventas, pero que quedó muy lejos de marcarnos con la misma fuerza de Hit & Run. Después de aquello, Los Simpson se vieron relegados al mercado de juegos para móviles.

Radical se vio obligada a mirar hacia otro lado y seguir adelante a base de licencias y éxitos bastante más tímidos, pero la mezcla de acuerdos y adquisiciones se llevó por delante al estudio nueve años después de uno de sus lanzamientos más memorables.

La suerte quiso que The Simpsons Hit & Run aterrizase también en PC además de en consolas, lo que con el tiempo ha permitido que el juego siga vivo gracias a la comunidad, a base de mods que unen todos sus niveles o aportan mejoras gráficas. No es el final que esperábamos para un juego tan querido, pero al menos nos alegra saber que, en cierto sentido, aún sigue vivo.

Temas
Inicio