Compartir
Publicidad

PS4 vs Xbox One: los nuevos pads

PS4 vs Xbox One: los nuevos pads
Guardar
89 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con PS4 vs Xbox One, el especial que le estamos dedicando a las nuevas consolas de Sony y Microsoft para que no perdáis detalle. Arrancamos con los juegos de lanzamiento que recibirán ambas consolas y hoy toca ver qué es lo que esconden sus mandos.

Además de las especificaciones técnicas que han dado a conocer ambas compañías acerca de sus nuevos pads, os ofrecemos también nuestras primeras impresiones tras haber podido jugar algunos títulos con ellos. Veamos lo que podemos esperar de ellos.

PS4

Empezaremos por el DualShock 4, la evolución del pad característico de Sony que, en este ocasión, viene cargado de novedades en PS4.

Características técnicas del DualShock 4

Dualshock 4

Esta es la información oficial que ofrece Sony sobre su DualShock 4 a nivel de especificaciones técnicas:

  • Dimensiones: aprox. 162 mm x 52 mm x 98 mm (anchura x altura x profundidad). Es curioso, pero a estas alturas todavía aparecen como datos provisionales.
  • Peso: aprox. 210 g (también provisional).
  • Botones: botón PS, botón SHARE, botón OPTIONS, cruceta, botones de acción (triángulo, círculo, equis y cuadrado), R1/L1/R2/L2/R3/L3, dos sticks analógicos, panel táctil y, botón del panel táctil.
  • Panel táctil de 2 puntos de tipo capacitivo y mecanismo de clic.
  • Sensor de movimiento: sistema de detección de movimiento de 6 ejes (giroscopio de tres ejes, acelerómetro de tres ejes).
  • Puerto USB (Micro B), puerto de extensión y conector para auriculares estéreo.
  • Conectividad Bluetooth 2.1 + EDR.
  • Batería recargable de ion-litio. Voltaje de 3,7 V de CC y capacidad de 1000 mAh (estos datos figuran como provisionales).
  • Otras funciones: barra de luz, vibración y altavoz mono integrado.
  • Compatibilidad con Windows desde el primer día para funciones básicas.

Nuestras impresiones tras probarlo

Los aproximadamente 20 g de de diferencia que hay entre del DualShock 3 y este nuevo mando no se notan y sigue siendo un pad cómodo y ligero. Los principales cambios los vamos a encontrar de manera más evidente tanto en los gatillos como en los sticks. Y en la inclusión de ese panel táctil que ocupa la parte frontal, obviamente.

Los gatillos han sido rediseñados para recoger de alguna manera nuestros dedos. Son más agradecidos y responden algo mejor que los actuales. Algo similar sucede con los sticks, que han pasado de un diseño convexo a uno cóncavo. Ofrecen algo menos de resistencia que los del DualShock 3 y nos proporcionan un mejor agarre. De nuevo ganamos en comodidad.

En la parte frontal han desaparecido el botón Select y el Start para dar dado paso a los botones Share y Options. Mientras el botón Share nos permitirá compartir contenidos con la comunidad de forma rápida, el botón Options no deja de hacer un poco las funciones de los actuales Select y Start. Aquí me pareció que su ubicación es algo incómoda. Al estar situados en el borde superior del pad, queda algo forzado el gesto que tenemos que hacer para alcanzarlos. Nada grave, no son botones esenciales durante el juego, pero a la hora de usarlos veremos que no son muy cómodos.

El que puede darnos más posibilidades, y más chorradas, ojo, es el panel táctil. Al funcionar también como botón, podemos pulsarlo para lanzar un mapa en pantalla, por ejemplo, y luego usar sus capacidades táctiles para hacer zoom o desplazarnos por él. Seguramente habrá que esperar un poco hasta que podamos ver juegos que aprovechen bien estas funciones más allá de su inclusión por el mero hecho de tener esa posibilidad, pero las puertas que abre podrían darnos algunas novedades a nivel jugable curiosas.

Por último cabe mencionar la barra de luz que hay situada entre los botones superiores. Hace las veces de PS Move, pero también puede servir para identificar a varios jugadores o indicar le nivel de batería. La parte mala es que, en principio, no tenemos forma de desactivarla y en condiciones de poca luz puede reflejarse en pantalla en algunos momentos y molestar. En todo caso esto es algo más bien anecdótico.

En general las sensaciones con el DualShock 4 son positivas y creo que estamos ante un grandísimo pad. Sony ha hecho bien los deberes.

Más información | Sony

Xbox One

Microsoft sigue en sus trece de no ponerle nombre a sus pads, qué le vamos a hacer. Veamos qué podemos esperar del nuevo mando de la Xbox One.

Características técnicas del mando de Xbox One

Xbox One Controller

Los datos oficiales ofrecidos por Microsoft relativos al mando de la Xbox One son los siguientes:

  • Batería: podemos ponerle 2 pilas AA o una batería recargable de Ion-litio.
  • Botones: botón Xbox, botón View, botón Menu, cruceta, botones de acción (Y,B,A,X), R1/L1/R2/L2/R3/L3 y dos sticks analógicos.
  • Conectividad WiFi Direct.
  • Comunicación con Kinect a través de infrarrojos.
  • Puerto USB para cargador.
  • Puerto para el headset.
  • Compatibilidad con Windows prevista para 2014.

Nuestras impresiones tras probarlo

Microsoft ha sido bastante más conservadora que Sony a la hora de rediseñar el mando de su nueva consola, pese a que incluye más de 40 modificaciones. Aquí no hay panel táctico, siendo la principal novedad la inclusión de unos motores en los gatillos para ofrecer vibración y el rediseño, por fin, de la cruceta. Los botones Back y Start han sido rediseñados y sustituidos por otros dos (View y Menu) y el botón Xbox también cuenta con un nuevo diseño y una nueva ubicación (ha sido desplazado hasta el borde superior).

Lo primero que sorprende al coger un mando de Xbox One es que los botones superiores están más cerca del centro del mando que en el de Xbox 360. Al menos esa es la sensación que tuve y, sinceramente, no me gustó demasiado. Estoy seguro de que uno se acaba acostumbrando a estos cambios, pero en un primer momento el paso de los gatillos a los botones superiores no es exactamente igual y resulta algo más incómodo. La respuesta de estos botones superiores, además, es muy similar a la de los actuales.

Los gatillos sí están realmente bien. Ya nos podemos olvidar de los gatillos finos que tiene el mando de la 360: en Xbox One son grandes, recogen bien los dedos, responden a la perfección y cuentan con función de vibración. Para juegos tipo FPS o de conducción, por ejemplo, la vibración en los gatillos le da un plus a la experiencia.

Los sticks siguen siendo cóncavos, pero cuentan con un nuevo diseño que los hace más cómodos todavía. Y la cruceta, que en 360 pedía un rediseño a voces, ahora sí parece funcionar bien. Al tacto resulta mucho más agradecida y responde muchísimo mejor.

El mando de la Xbox 360 siempre se ha caracterizado por ser un pad excepcional con la asignatura de la cruceta pendiente. Por ahora, con lo que hemos podido probar del mando de la Xbox One, la cosa apunta hacia otro pad muy cómodo y robusto.

Más información | Microsoft

Más en VidaExtra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos