Publicidad

Esta representación de Kingdom Hearts en los G4 Game Awards de 2003, demuestra que la franquicia no funcionaría en la vida real

Esta representación de Kingdom Hearts en los G4 Game Awards de 2003, demuestra que la franquicia no funcionaría en la vida real
8 comentarios

En mi caso, Kingdom Hearts se ha convertido en mi saga favorita de todos los tiempos. La magia que destila la franquicia es irrechazable, además de su poderosa banda sonora. Podría pasarme todo el día enumerando argumentos para que le hinquéis el diente por primera vez.

Por si fuera poco, esta misma semana la endiablada historia de Tetsuya Nomura se ha estrenado en PC. Casi 20 años después de su estreno, por fin ve la luz en esta plataforma. Difícil explicar esta tardanza, al igual que es imposible de describir lo que sucedió en la gala de G-PHORIA 2003 Game Awards.

Hay que poner en situación lo que vais a presenciar. G4 es un canal de pago estadounidense, nacido en el 2002, y cuya principal apuesta en su momento fue la del mundo de los videojuegos. Con este objetivo en mente, se celebró G-PHORIA, una entrega anual de premios a los mejores títulos, desde el 2003 hasta el 2009.

Fue en esta primera edición cuando se perpetró esta increíble representación del primer Kingdom Hearts frente a las pantallas de millones de estadounidenses. Ahora, gracias a la magia de internet, hemos podido recuperar esta pieza de arte. Disfrutad.

Si habéis llegado hasta aquí sin frotaros los ojos, admiro vuestro temple. En esta espectacular coreografía de dos minutos, vemos un resumen veloz del primer juego. Todos sabemos que los pelos de personajes como Sora o Son Goku son difíciles de realizar en la peluquería de la esquina y el actor que hace del protagonista lo confirma.

Tras una primera charla motivacional entre Leon de Final Fantasy VIII y el joven de las Islas del Destino, la trama avanza enormemente. Riku aparece, siendo controlado por un Ansem que parece haberse pasado con el bronceado.

Una vez que el combate final se decide, aparece en escena Sephiroth. Un obstáculo, tal y como sucedía en el combate de platino del Coliseo del Olimpo, se le termina por atragantar a Sora.

No sabemos cuál sería el resultado de una adaptación live action de las aventuras de Sora, Donald y Goofy. Quizás lo mejor es mantener las esperanzas en una serie o película de animación y así conservar un buen recuerdo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio