Los mejores móviles gaming para jugar en 2022: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
Selección

Los mejores móviles gaming para jugar en 2022: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Resulta curioso. Nos hemos acostumbrado a estrenar nuevo móvil y con una frecuencia mucho mayor que la de otros dispositivos tecnológicos, pero acertar con el modelo y la marca sigue siendo más complicado de lo necesario. Sobre todo, si queremos usarlo para algo más que para enviar mensajes, entrar en YouTube o Twitch y cotillear más de lo necesario en nuestras redes sociales. Y si lo que queremos es jugar la cosa se complica todavía más. La buena noticia es que si estás buscando referencias y recomendaciones has llegado al sitio perfecto.

¿Qué diferencia un móvil gaming del resto de modelos? La pregunta la trata de responder REDMAGIC comparando el rendimiento de Genshin Impact en un test en el que enfrenta cara a cara su REDMAGIC 7 Pro frente al Samsung Galaxy S22.

Puede que en la actualidad no necesites un móvil de vanguardia para jugar a los grandes clásicos, y el juego en la nube de Xbox Cloud Gaming o Stadia es una solución estupenda. Pero no todo gira en torno al software y la marca del terminal: aspectos como el tamaño de la pantalla, la batería, el procesador y memoria RAM o la tasa de refresco son algo absolutamente esencial.

En VidaExtra nos hemos propuesto guiarte a la hora de renovar móvil a través de una completa guía dividida en dos secciones muy específicas:

  • Primero haremos un repaso integral de todos los aspectos clave a la hora de estrenar terminal, de modo que podrás elegir tu siguiente móvil casi a golpe de vista y tras darle un repaso rápido a sus especificaciones.
  • Además,  Eva Rodríguez de Luis, responsable de Xataka Selección nada menos, nos ha ayudado a escoger una serie de móviles gaming estrenados recientemente tanto a modo ilustrativo como para que vayas a tiro fijo.

De hecho, nuestra idea es continuar actualizando el texto a lo largo del año con aquellos nuevos móviles que mejor se adapten a los títulos competitivos actuales y los que están por venir. No solo queremos que disfrutes jugando, sino que tengas una racha espectacular de victorias.

Consejos y recomendaciones esenciales

El diseño de un móvil es algo que debe sopesar cada uno. ¡Faltaría más! Puede ser minimalista y elegante o lleno de detalles y con extra carácter. Luego tenemos el tema de la cantidad de cámaras y su disposición. Pero nos tememos que en nuestra búsqueda para que estrenes el mejor móvil gaming no vamos a tener en cuenta esos aspectos concretos. Otra cosa es que a la hora de elegir se pueden considerar grandes pluses añadidos.

Descartado lo obvio, toca centrarnos en aquello que realmente debemos evaluar. Aunque no temas, vamos a abordar cada aspecto de manera amena y sencilla.

El tamaño y la resolución de la pantalla

Screenshot 7957

Nuestro punto de partida no podía ser otro: salvo que optemos por periféricos o conectemos mandos específicos, la pantalla de nuestro dispositivo también servirá para controlar la acción a través de gestos o botones representados en pantalla.

Lo lógico es decantarnos por un tamaño con el que nos sintamos cómodos y que, sumado a su resolución, nos garantice la mejor visibilidad independientemente del juego, contando con que nuestros pulgares reclamarán parte del espacio dedicado a lo que se muestra en pantalla.

Screenshot 7963

Aunque es el usuario el que debe establecer cuál es su tamaño ideal, a modo de referencia recomendamos pantallas entre las 6,67 pulgadas (17 cm) y de 7,1 pulgadas (18 cm). Dándole prioridad a las que ofrezcan más resolución. Porque en según qué juego no es lo mismo jugar en FullHD+ (2.400 x 1080 píxeles) que en 2K+ (3.120 x 1.440 píxeles)., así como funciones adicionales como HDR o tecnologías que mejoren la calidad de la pantalla.

¿Qué es la tasa de refresco?

Screenshot 7952

Un aspecto fundamental y que merece tratarse por separado es la tasa de refresco de la pantalla. Al menos si lo que buscamos es una experiencia competitiva a la hora de jugar. Explicado de manera extremadamente sencilla, la tasa de refresco determina la fluidez, el grado de nitidez e incluso el nivel de contraste de aquello que nos aparece en pantalla.

A partir de aquí, un apunte clave esencial: la tasa de refresco no depende únicamente de la propia pantalla del terminal, ya que se trata -básicamente- de la frecuencia con la que el número de imágenes se muestran por segundo, y eso tiene relación directa con la GPU de nuestro móvil. Ya llegaremos ahí.

Screenshot 7948

Con eso establecido, en función de nuestro presupuesto y teniendo siempre presente que aquello a lo que vamos a jugar será determinante (no es lo mismo jugar a Candy Crush que a Apex Legends Mobile), en la medida de lo posible recomendamos apostar por terminales de 90 Hz en adelante.

La comodidad y el diseño adaptado para juegos

Screenshot 7954

La comodidad a la hora de jugar no es opcional. Tienes a tu disposición montones de accesorios y periféricos dedicados a mejorar tu experiencia de control, desde luego, pero también nos encontramos con que existen móviles  gaming que ofrecen al jugador unos acabados más ergonómicos y mejor adaptados al uso en horizontal de la pantalla.

Es más, varios modelos, como los POCO F4 GT y Black Shark 4 Pro se adelantan a las necesidades de cada jugador introduciendo pequeños botones en uno de los laterales, perfectos para usar a modo de gatillo. Todos estos factores suman.

Screenshot 7961

Además de lo anterior hay elementos añadidos, como ofrecer altavoces duales, la velocidad de muestreo multitáctil o cómo se le da uso a los sensores, giroscopios o los chips dedicados, en caso de que ofrezca uno. De hecho, terminales como el Legion Phone Duel 2 de Lenovo ofrecen vibración háptica. Aspectos que, lógicamente, deberemos sopesar uno por uno.

Procesador y memoria RAM

a

Te podrán gustar más un diseño o una marca, pero el procesador y la RAM son lo más determinante a la hora de comprar un móvil gaming. Juntos y por separado, estos establecen la propia experiencia de juego tanto en lo que se refiere a cómo lucen los títulos más potentes o modestos en pantalla, como en su rendimiento o la eficiencia a la hora de gestionar los diferentes recursos al jugar partidas online.

Uno de los denominadores más comunes de los móviles de gaming son los componentes de Qualcomm. De hecho, como comentaron nuestros compañeros de Xataka en Android los móviles caros con suelen usar tecnología Qualcomm mientras que los baratos suelen apostar por MediaTek. Aunque, como dicen los expertos, éstos últimos Desde el año 2020 MediaTek superó a Qualcomm en envíos, convirtiéndose en el primer proveedor de chips para móviles.

Uno de los procesadores más extendidos en los móviles gaming es el Snapdragon 888, aunque si queremos estar actualmente a la vanguardia el procesador a seguir la pista es el nuevo Snapdragon 8 Gen 1, ya que no solo casan con las exigencias de los jugadores sino que se adaptan de maravilla los juegos más ambiciosos.

Es más, si repasamos su ficha nos encontramos con que soporta pantallas 4K a 60 Hz, QHD a 144 Hz, su procesador Hexagon es perfecto para gestionar la IA y se espera de él que ofrezca una experiencia óptima en juegos online, estando preparados para el  WiFi 6 y el 5G, logrando descargas de hasta 3,5Gbps en 5G SA.

Screenshot 7951

Un procesador potente, desde luego, pero que también demanda muchísima energía. Aunque no es algo que nos pille de nuevas: el propio Snapdragon 888 ya era un procesador que calentaba en exceso los teléfonos. Ya llegaremos al apartado de refrigeración.

En cuanto a la RAM, como dijo nuestro compañero Yúbal, se puede decir que  determina las posibilidades y el músculo que va a tener tu nuevo teléfono móvil. En la actualidad, y dentro de nuestro presupuesto, lo ideal sería darle prioridad a aquellos terminales que ofrezcan entre los 8 GB y los 12 GB. No solo para jugar con propiedad y con cierta ventaja a los actuales bombazos, sino de cara a estar preparado para lo que esté por llegar.

El sistema de refrigeración

Screenshot 7955

¿Por qué se calientan tanto los móviles al jugar? Como acabamos de comentar, la mayor demanda de energía de los procesadores de vanguardia tiene mucho que ver. Si a esto le sumamos a la exigencia técnica de varios de los juegos más potentes y los largos periodos de uso, tenemos como resultado un aumento palpable de la temperatura que emite el terminal.

Eso ya es algo a tener en cuenta, desde luego, pero es que además ese calentamiento tiene un impacto directo en la experiencia de juego. Por suerte, cada vez más fabricantes lo tienen en cuenta a la hora de diseñar sus dispositivos o periféricos específicamente para ello:

Screenshot 7958
  • Por un lado, algunos modelos, como el Black Shark 4, integran un sistema de refrigeración líquida entre sus componentes.
Screenshot 7959
  • Otros, como el REDMAGIC 7, incluso ofrecen accesorios dedicados a refrigerar (el REDMAGIC Turbo Cooler).

El tiempo de juego es algo que cada uno sopesa de manera diferente, y lo importante es que cuando empieces a jugar tengas la certeza de que no vas a notar que tu terminal se calienta en mitad de la partida. Nuestro consejo aquí es que evalúes las posibilidades de refrigeración a la hora de elegir nuevo móvil.

La duración y el tiempo de carga de la batería

Batería

De poco nos servirá contar con un procesador último modelo si al final nuestras sesiones de juego se reducen a un par de partidas más o menos largas. Y es ahí donde la capacidad de nuestra batería se la juega: no es solo contar con baterías de gran capacidad, que también, sino el modo en el que es posible optimizar el rendimiento de manera sencilla o plantear soluciones alternativas.

  • De partida, lo ideal es que la batería de nuestro móvil sea de 4.500 mAh. en adelante.
  • Por otro lado, tenemos moviles que disponen de ajustes y configuraciones específicos a la hora de jugar que dan prioridad a sus propios recursos.
  • Una manera de sumar puntos extra es que cuente con un sistema de carga rápida.
  • Y, por último, no está de más contemplar soluciones adicionales como baterías externas.

A rasgos generales, lo esencial es que tengamos siempre la mejor experiencia de juego sin la preocupación de que la pantalla se apague durante la partida.

El 5G y el Wi-Fi 6 pueden (y deben) marcar la diferencia en tus partidas online

Pocas cosas hay más frustrantes que jugar con amigos y en competitivo con una mala conexión. Y si bien no siempre podremos elegir dónde empezar la partida, a la hora de elegir nuestro terminal convendrá tener en cuenta sus opciones de conexión a internet.

  • Varias operadoras ya ofrecen servicio 5G, lo que se traduce en redes estables y de gran velocidad y un aspecto muy determinante si somos de jugar fuera de casa.
  • Por otro lado, si preferimos echar nuestras partidas conectados a una red doméstica o privada, merece la pena recordar que el Wi-Fi 6 es un 270% más rápido que el Wi-Fi 5 standard.

Eso sí, en este aspecto también te recomendamos escoger el mejor router para disfrutar de Wi-fi sin lag. 

Modelos de móviles gaming recomendados

Redondeamos nuestra guía con una selección de móviles elaborada por nuestra compañera Eva y que abarca modelos catalogados como gaming y terminales que se adaptan a las exigencias de los más jugones. Acompañando cada recomendación de su respectivo análisis, como debe ser.

POCO F4 GT

El POCO F4 GT ha sido la primera y mejor recomendación de Eva, y no es para menos: sus características son tan tentadoras como su precio, y es que por menos de 500 euros tendremos un procesador Snapdragon 8 Gen 1 al servicio de una pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas y 120 Hz. Ojito con esos botones dedicados expresamente para jugar en uno de los laterales, que te harán ganar partidas.

Poco F4 GT 5G - Smartphone de 8+128GB, Pantalla de 6.67” 120Hz E4 AMOLED, Snapdragon 8 Gen 1, Triple Cámara de 64MP, 4700mAh, 120W HyperCharge, Stealth Black (Versión ES + 3 años de garantía)

Poco F4 GT 5G - Smartphone de 8+128GB, Pantalla de 6.67” 120Hz E4 AMOLED, Snapdragon 8 Gen 1, Triple Cámara de 64MP, 4700mAh, 120W HyperCharge, Stealth Black (Versión ES + 3 años de garantía)

ASUS ROG Phone 5s y 5s Pro

Su precio no lo hace apto para cualquier bolsillo, desde luego, pero lo que ofrece tampoco se encuentra en cualquier móvil: además de unos acabados espectaculares, esta bestia parda con tecnología Snapdragon 888 tiene 6000 mAh de batería y una pantalla AMOLED de 144 hz.

ASUS ROG Phone 5s 16GB / 512GB

ASUS ROG Phone 5s 16GB / 512GB

Xiaomi Black Shark 4 y Black Shark 4 Pro

Puede que nos quedemos con el modelo "Pro" con procesador Qualcomm Snapdragon 888 a la hora de elegir entre las dos versiones del nuevo Black Shark 4, pero no conviene subestimar la versión normal con Qualcomm Snapdragon 870: su sistema de refrigeración líquida, sus botones para juegos  y su precio juegan totalmente a su favor.

Black Shark 4 [5G] - Smartphone 8+128GB, Pantalla 144Hz 6,67”, Snapdragon 870, 48MP Triple Cámara, Batería 4500mAh, LPDDR5 RAM + UFS3.1 Storage, Negro (Versión Global)

Black Shark 4 [5G] - Smartphone 8+128GB, Pantalla 144Hz 6,67”, Snapdragon 870, 48MP Triple Cámara, Batería 4500mAh, LPDDR5 RAM + UFS3.1 Storage, Negro (Versión Global)

Lenovo Legion Phone Duel 2

El Legion Phone Duel es un teléfono diseñado con características tan específicas para los videojuegos que se queda casi al límite de ser catalogado como una consola: dispone de un juego de dobles ventiladores, sus propios sets de teclas y botones en el lateral y el reverso, sistemas duales de altavoces y tecnología háptica y una pantalla AMOLED de casi 7 pulgadas y 144 Hz que corona el resultado. Una pasada.

Legion Phone Duel 2

Legion Phone Duel 2

Nubia RedMagic 7 y  RedMagic 7 Pro

Nuestras dos últimas recomendaciones también son cosa muy seria: a su procesador Snapdragon 8 Gen 1 y su espectacular diseño (con botones incluidos)  hay que sumarle un sistema de refrigeración multidimensional ICE 9.0. ¿Su pantalla? UDC Full AMOLED de 6,8 pulgadas con tasa de refresco de 165Hz y matriz de píxeles especializada. Una cosa más para redondear el conjunto: tiene carga ultra rápida.

Temas
Inicio