Publicidad

¿Qué ha pasado con la llegada de Gone Home a consolas? ¿Y a qué se debe tanto revuelo?
Simuladores

¿Qué ha pasado con la llegada de Gone Home a consolas? ¿Y a qué se debe tanto revuelo?

Publicidad

Publicidad

Ayer, 12 de enero de 2016, tenía que haber sido el día en el que debutase 'Gone Home' en consolas después de un calvario que ha durado varios años y en donde se tuvieron que cancelar las versiones para PS3, Wii U y Xbox 360. Los nuevos destinatarios son, como sabemos, PS4 y Xbox One, pero algo salió mal y no han podido salir en nuestro territorio.

Lo comunicaban sus responsables, The Fullbright Company, por la tarde y desde Twitter:

El problema, a la vista está, es del típico papeleo por los certificados. Sus creadores esperan que este retraso se alargue durante una semana o dos, como mucho, y para las dos consolas.

Mi compañero Álex se estuvo tirando de los pelos durante todo el día. Cada dos por tres, él y yo comprobábamos las tiendas de PS4 y Xbox One para ver cuándo se iba a poner a la venta. Pero no llegaba. El que sí lo ha hecho es 'The Banner Saga', procedente también de computadoras y con debut tardío en consolas. Pero 'Gone Home: Console Edition', insistimos, no ha llegado aquí, al contrario que en Estados Unidos, donde sí que lo ha hecho y a última hora del martes.

¿Pero es para tanto Gone Home? ¿De qué va?

130116 Gone Home Steam

Revisando mi correo, compré 'Gone Home' el 8 de diciembre de 2013 en Steam, casi cuatro meses después de su debut en el servicio de Valve. Y de oferta, cómo no, porque esos 19,99 euros me parecían (y parecen) excesivos para una aventura que se puede ventilar en un par de horas.

Me gasté 9,49 euros en él, pero no lo empecé hasta el día de hoy. Sí, es uno de los grandes problemas de las rebajas de Steam y similares: el acumular juegos en la biblioteca y no encontrar el momento para empezarlos. En mis años mozos esto no pasaba. Juego que llegaba a mis manos, juego que me pasaba. Aunque claro, de aquellas dependía de mis padres o de la paga que me daban, por lo que me podía permitir pocos juegos al año. Eso, o alquilar/cambiar mucho.

Siempre tuve mucha curiosidad por adentrarme en 'Gone Home', pero siempre lo aplazaba, y como ayer Álex y yo hablamos mucho del tema, me prometí a mí mismo que de ésta no pasaba.

Así que lo instalé y me abrí paso hasta la casa de la protagonista sin saber lo que me esperaba. Porque en todos estos años tampoco quise leer más de lo debido aparte de la sinopsis de The Fullbright Company. Siempre se le asoció con el calificativo de "simulador de andar" y en donde había que explorar mucho, tener ganas de curiosear y también de empatizar con la protagonista.

¿Dónde está todo el mundo? ¿Qué ha pasado?

130116 Gone Home Steam2

Pese a ser corto, en esta primera toma de contacto tan solo jugué 35 minutos, según marca el registro de Steam. Tiempo suficiente para saber que algo pasa en la casa y que no es normal que nuestra familia no nos haya venido a recibir tras un año lejos de nuestro hogar.

Como soy curioso por naturaleza, 'Gone Home' me ofrece precisamente eso: satisfacer mi curiosidad brindándome la posibilidad de analizar lo que me rodea... aunque con poca interacción, todo hay que decirlo. No es una aventura gráfica en el sentido más estricto de la palabra, sino que todo se reduce a leer y en muy pocos casos interactuar con distintos elementos: encontrar la llave de la entrada a la casa (no tiene misterio), poner una cinta de cassette, averiguar una combinación...

Por ahora he investigado todas las habitaciones con las que me he topado, encontrando mucha información por el camino y en donde hay referencias al asesinato de John F. Kennedy, Expediente X e incluso 'Street Fighter II', pudiendo encontrar una nota con los movimientos de Chun-Li.

Como aún no me lo he pasado (lo haré esta tarde, desde luego), es pronto para emitir un juicio, aunque comprendo el interés que despertó en su momento 'Gone Home' y comparto lo que han dicho sus fans y detractores: hay que saber muy bien dónde se mete uno y cuánto dinero se está dispuesto a pagar.

No es una experiencia para todos los públicos, igual que el recientemente analizado 'Pony Island'. Pero es una muestra más, sin duda, de cuánto ha madurado esta industria que no se limita a ofrecer los patrones de siempre. Le pica mucho el gusanillo por encontrar nuevas fórmulas.

En Steam | Gone Home (19,99 euros)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir