Publicidad

FIFA 14

Publicidad
Publicidad

Noticias de FIFA 14 en Vida Extra

Un cambio generacional siempre despierta cierta emoción, pero en el caso del género futbolístico eso suele ir acompañado de un año de reposo, y luego a encarar ideas para el siguiente. 'FIFA 14' es víctima de su éxito, de una etapa continuista que se ha limitado a limar los aspectos que no terminaban de encajar. Funcionaba antes y sigue funcionando ahora, consciente del año de reposo que tienen con la falta de competencia en la nueva generación, a 'FIFA 14' le basta con un más y mejor para estar ahí. Si es suficiente para saltar de entrega sigue siendo cuestión de gustos, yo creo que el adiós a una época de bonanza merecía ser más generoso. 'FIFA 14' huele igual pero sabe distinto Mantiene el tipo la actitud de EA Sports, que con algo ya controlado prefiere jugársela y cambiar las reglas para moverse sobre el césped con más dificultad. Los jugadores pesan y la defensa aprieta, por lo que el juego queda relegado al centro del campo, con estrategias lentas y a largo plazo. Sigue siendo un sistema de entrada simplona y sin barreras, pero dominarlo a la perfección, saber en cada momento qué debes hacer, y hacerlo, es otra historia. Se agradece la posibilidad de regatear con el stick derecho sin necesidad de pulsar gatillos, que pisar el balón siga funcionando a las mil maravillas y que la inclusión de la protección con el cuerpo se convierta en la próxima asignatura pendiente para los jugadores en los próximos meses. Cuesta cogerle el truco pero funciona francamente bien para crear un poco de espacio al elaborar la jugada. Ese ángulo que a veces faltaba aquí tiene más posibilidades, pero la importancia de la fuerza del jugador no nos facilita demasiado su uso. Hay que saber cómo usarlo. A esa lentitud de las jugadas les pierdes el miedo con la primera arrancada, cuando tú te paras y tus compañeros corren. Lo hacen en bloque y facilitan los huecos, pero lo mejor de todo es que a segundos de recibir el pase la velocidad vuelve a existir en esta saga, la cámara gira rápido y el jugador empieza a galopar como si no hubiese un mañana. Que sea más difícil hilvanar la jugada consigue alegrarte el día al completarla, pero que tras una jugada lenta puedas plantarte en solitario frente al portero hace crecer varios centímetros esa sonrisa. La importancia de hacer creíbles las animaciones 'FIFA 14' no olvida hacerlo bonito. Las nuevas animaciones enmascaran bastante bien esas actitudes robóticas que siguen teniendo los jugadores, sin duda una de las asignaturas pendientes de cara al futuro, pero a su favor juegan algunas situaciones que rozan lo épico. Derrapes sobre el césped, controles a pierna estirada que no creías posibles, la variedad de movimientos, incluso dentro de cada ejemplo, aportan situaciones inesperadas a las partidas. Los cambios en la física del balón acaban brillando con luz propia, evitando un sistema que nos permitía leer los tiros antes de soltar el botón y volviéndose más loco con efectos al dirigirse hacia portería, parábolas endiabladas a gran velocidad y cañonazos que, por fin, no parecen estar movidos por hilos desde las alturas del estadio. Digamos que siendo un juego muy similar al anterior, consigue parecer más natural. Cuando sale bien, eso sí. Y no será fácil. Toca lidiar con esas pérdidas de balón en un mar de piernas descontroladas, y los divertidísimos momentos en los que tu jugador decide tomarse un minuto para descansar. Su papel en el partido no importa, él está contento en el suelo quejándose de la última jugada. Debe haber un término medio entre la persecución del realismo y su prioridad al mover el balón, de lo contrario transformas risas en amenazas frente a la tele. Son aspectos que se resisten a mejorar y no permiten que podamos decir a viva voz lo de "ahora sí está perfecto". Siempre hay un pero, un margen de duda que invita a pensar dos veces si te pasas al 14 o te quedas en el 13. Puede que siga vendiendo, pero al final estas cosas pasan factura. 'FIFA 14': el futuro que encarrila para la saga En época de ideas que funcionan y FIFA Ultimate Team, la compañía debería plantearse dar el salto a otras alternativas. Lo de una actualización anual a precio reducido sigue pareciéndome una buena idea, pero claro, poco se puede esperar ahí con la respuesta que hay en las tiendas cada año, menos aún cuando la competencia no ayuda a que se intente exprimir el trabajo al máximo. Lo que está claro es que su punto de mira está en internet, añadiendo las temporadas cooperativas y apostando fuerte por su colección de cromos, que empieza a rogar por un spin-off con la última inclusión de los jugadores legendarios, así que habrá que permanecer atentos a lo que nos depare el futuro de la franquicia en ese sentido. El resto, como habéis podido comprobar, son simples mejoras que pese a renovar la experiencia no acaban de deshacerse de esa losa que supone ser un juego anual. Los gráficos empiezan a llamar la atención y el peligro de estancar un sistema de juego que ha funcionado durante los últimos años. En EA puede que no tengan la competencia pegada a la espalda, pero siguen siendo esclavos de su propio éxito. El cambio de menú puede llamar la atención al iniciar el juego, pero la esencia sigue siendo la misma con una propuesta más visual y rápida acompañada de cargas menos lentas e igual de molestas. Son detalles que merecen un repaso y siguen ahí, esperando a comer pipas sobre un suelo recién fregado. Llegados a este punto puede ser algo mínimo, pero consigue avivar esa duda una vez más. Conclusión Reconozco que no debe ser nada fácil enfrentarse al reto, que si algo ya está bien puede ser muy complicado decidir cambiarlo y, al fin y al cabo, siempre hay que acabar guardándose algo para el próximo año, pero por eso precisamente creo que hay otras alternativas a la edición anual de 60 euros. ¿Quieres vender y atar usuarios o poner el juego a la venta año tras año? Y si te lo planteas tampoco hay nada que impida la coexistencia de ambas opciones. ¿Es 'FIFA 14' un gran juego? Sin duda alguna. ¿Lo era también 'FIFA 13'? Por supuesto. El error de la versión de este año es haber visto el cielo abierto coronando una generación, sin despeinarse, y asentando las bases para el futuro de la franquicia. Un momento así merecía un juego más redondo, uno que reflejase la sensación de haber apostado el todo por el todo para contentar a su público. 'FIFA 14' suma cambios en el juego, una filosofía con mecánicas que gustarán a los fans del rondo y un nuevo saco de animaciones que acercan un poco más ese sueño de creer estar viendo un partido real, pero a la espera de poder conocer qué papel juegan las consolas de nueva generación en la edición de este año, es innegable que PC, PS3 y Xbox 360 merecían un cierre ejemplar. Es una lástima que lo que se lleven de recuerdo sea una palmadita en la espalda.

6

FIFA 14 Plataformas PC, Xbox 360, PS3 Desarrollador EA Sports Compañía EA Lanzamiento Ya disponible (27 de septiembre de 2013) Precio 69,95 euros (En Amazon está a 54,51 euros) Lo mejor Nuevas animaciones Más equipos y estadios Ultimate Team mejorado Lo peor Pocas novedades jugables Apartado gráfico anticuado Las físicas siguen dando problemas En Xataka | El día que todos nos convertimos en futbolistas

Publicidad
Inicio